Enlaces para accesibilidad

China lucha para impulsar su imagen a pesar de coronavirus


Los viajeros que llevan máscaras faciales se abrazan cerca de un letrero que dice "Amo Beijing" en el Aeropuerto Internacional Capital de Beijing.

Semanas después de que la gente de China y de todo el mundo criticara a Beijing por una respuesta lenta al brote de un nuevo coronavirus, el gobierno de ese país está tratando de convertirse en un líder mundial en el tema salud.

La respuesta temprana de China al brote sigue envuelta en el misterio, con un calendario poco claro sobre lo que los funcionarios sabían y desde cuándo.

A principios de año, cuando el coronavirus se propagó en la ciudad de Wuhan, las autoridades minimizaron el riesgo y proporcionaron poca información. Las festividades del Año Nuevo Lunar inicialmente se adelantaron, antes de que Beijing revirtiera drásticamente el curso a medida que crecía el brote. Ahora, Beijing está acusando a otros de lo mismo.

Un empleado usa una máscara facial mientras está parada afuera de una tienda en un centro comercial en su mayoría vacío en Beijing, el sábado 7 de marzo de 2020.
Un empleado usa una máscara facial mientras está parada afuera de una tienda en un centro comercial en su mayoría vacío en Beijing, el sábado 7 de marzo de 2020.

Los medios de comunicación estatales han reanudado su cobertura sobre la respuesta de China, calificándola como un modelo para el mundo, sugiriendo que países como Estados Unidos y otros están actuando lentamente para contener la propagación.

"¡Justo, el mundo debería agradecer a China!" se lee en un titular publicado recientemente por Xinhua, la agencia oficial de noticias china.

El artículo de opinión de Xinhua asegura que Occidente, en particular Estados Unidos, "le debe a China una disculpa por el coronavirus", porque argumentaba que el resto del mundo se habría visto envuelto en un contagio mucho peor si no hubiera sido por la respuesta de China. Esa respuesta incluyó medidas de prevención y control proactivas que han comenzado a frenar la propagación del coronavirus que ya ha enfermado a 80.565 personas y mató a 3.015 solo en China.

Como parte de su esfuerzo mediático, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing dice que ha recurrido a sus diplomáticos de todo el mundo para promocionar los logros de China a través de más de 400 entrevistas y 300 artículos en medios de comunicación.

Imagen global de China

Durante más de 20 años, China ha tratado de proyectarse como una potencia global responsable, un esfuerzo amenazado en la actualidad por su respuesta inicial al coronavirus.

"China perdió estatura internacionalmente como resultado de la disminución inicial del coronavirus en las primeras semanas del año", dijo Steve Young, exdirector del Instituto Americano en Taiwán y Cónsul General en Hong Kong.

Young dijo que China fue muy criticada en particular por como castigó a uno de los primeros médicos en alertar sobre el brote, el Dr. Li Wenliang, el médico de Wuhan que luego murió por el coronavirus.

Vigilia por el médico chino Li Wenliang, en Hong Kong, el viernes 7 de febrero de 2020. La muerte de un joven médico que fue reprendido por advertir sobre el nuevo virus de China provocó furia
Vigilia por el médico chino Li Wenliang, en Hong Kong, el viernes 7 de febrero de 2020. La muerte de un joven médico que fue reprendido por advertir sobre el nuevo virus de China provocó furia

Wu Qiang, un analista político en Beijing y crítico del gobierno dijo que la respuesta moderada inicial de las autoridades dejó una impresión duradera cuando el brote se extendió más allá de Wuhan.

"Es difícil para cualquiera creer que China ha jugado el papel de líder en la llamada prevención del coronavirus en el mundo", apuntó.

El daño a la reputación de Beijing en los Estados Unidos es obvio, donde el brote ha llevado a las opiniones de China a mínimos históricos. La última encuesta de Gallup, realizada del 3 al 16 de febrero, encontró la calificación favorable de los estadounidenses a China en el mismo nivel que los registrados después de la represión de la Plaza Tiananmen de 1989, cuando solo el 34% de los estadounidenses tenía una visión favorable del país.

Joseph Cheng, un politólogo retirado de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong, opinó que el liderazgo chino está muy preocupado por su imagen porque aprecia la importancia del poder. Razón por la que, reciente ordenó que tres reporteros del Wall Street Journal abandonaran China después que el periódico publicara un artículo de opinión denominando “China es el verdadero hombre enfermo de Asia”, publicado el 3 de febrero.

La frase derivada de una expresión considerada por China como ofensiva, era usada por algunos occidentales para describir a China en el siglo XIX.

(Con información de John Xie)

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG