Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

¿Cómo llegó a juicio el expresidente de Colombia Álvaro Uribe?


El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, habla con los medios de comunicación después de emitir su voto en una mesa electoral, durante las elecciones presidenciales en Bogotá, Colombia, el 27 de mayo de 2018.
El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, habla con los medios de comunicación después de emitir su voto en una mesa electoral, durante las elecciones presidenciales en Bogotá, Colombia, el 27 de mayo de 2018.

¿Cómo el expresidente de Colombia llegó a ser acusado formalmente por la Fiscalía? ¿Cuál es la relevancia de este proceso y qué esperar?

El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, fue acusado formalmente la semana pasada por la Fiscalía por soborno, fraude procesal y soborno de testigos, convirtiéndose en el primer expresidente colombiano en enfrentar un juicio penal.

La Voz de América le explica cómo llegó el exmandatario a juicio, cuál es su relevancia y qué le espera.

¿Cómo llegó Uribe a juicio?

La investigación se remonta a 2012, cuando el exmandatario, senador en ese entonces; denunció al senador Iván Cepeda por supuestamente reunirse con exparamilitares para ofrecerles beneficios jurídicos por testificar en contra de Uribe.

Pero en 2018 el caso dio un giro, pues la Corte Suprema de Justicia colombiana pidió investigar al expresidente por los mismos delitos, en los que estaría implicado su exabogado Diego Cadena.

Desde entonces, el exmandatario y personas cercanas a su círculo fueron investigados porque presuntamente buscaron cambiar testimonios para desligarse de alguna vinculación de Uribe con el paramilitarismo.

En 2020, cuando era senador, la Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento domiciliaria contra el exmandatario, quien renunció a su curul. El caso fue tomado por el exfiscal Francisco Barbosa, cercano al expresidente Iván Duque. En octubre de 2020, Uribe recuperó su libertad.

En los años siguientes los fiscales hicieron dos peticiones para precluir el proceso judicial y evitar el juicio, pero en octubre de 2023 el Tribunal Superior de Bogotá falló en contra de archivar el caso tras la petición de un fiscal.

La Fiscalía colombiana lo llamó a juicio en abril, después de que esa entidad pasó a estar dirigida por la fiscal general Luz Adriana Camargo, quien asumió el cargo desde marzo luego de disputas políticas por los retrasos en la reemplazo del saliente Barbosa.

El 17 de mayo se desarrolló una audiencia de acusación de la Fiscalía General para formalizar el escrito de acusación contra el exmandatario, el cual fue modificado, pues se le acusó también de soborno.

El viernes pasado, en una segundo audiencia, se formalizó la acusación y el Juzgado 44 Penal de Bogotá, a cargo de la jueza Sandra Liliana Heredia, negó de plano la solicitud de nulidad que había solicitado la defensa del expresidente.

¿Cuál es la relevancia del caso?

Uribe Vélez, quien gobernó Colombia entre 2002 y 2010, es uno de los políticos más influyentes de las últimas tres décadas en Colombia, con una presidencia de ocho años en la que cambió el sentido de abordar ciertas problemáticas, en especial la de seguridad.

Según Ángel Tuirán, profesor del programa de Ciencia Política de la Universidad del Norte, Uribe logró "consolidar una suerte de ideología política que lleva por nombre el uribismo".

Uribe es el líder de la derecha y de su partido, el Centro Democrático, que representa gran contrapeso del Gobierno actual.

El proceso cobra relevancia también porque sería la primera vez de la historia reciente que un expresidente colombiano no solo ha sido imputado, sino acusado formalmente y podría ser condenado a privación de libertad, dijo el profesor.

¿Por qué ocurre ahora?

El proceso judicial ha surgido con normalidad y dentro de sus tiempos, con las audiencias establecidas en un proceso de este tipo, pero la decisión de la acusación formal contra Uribe coincide con una coyuntura política con un Gobierno de izquierda, de oposición al "uribismo", contrario a lo que venía sucediendo en los últimos años.

"Hay un gobierno que no es amigo, ni cercano", dijo Tuirán.

¿Qué le espera al exmandatario?

Tras la audiencia de acusación reciente, continúa la audiencia preparatoria, donde se discuten las pruebas que "se van a hacer valer en juicio", explicó el abogado y penalista Camilo Burbano a la VOA. Le siguen el juicio y muy seguramente una apelación y eventualmente una casación ante la Corte Suprema de Justicia, dijo.

Uribe insiste en que las acusaciones responden a intereses políticos. No obstante, de ser encontrado culpable, el exmandatario podría enfrentar entre seis y 12 años de prisión.

En el escenario de que el caso no se resuelva, con una sentencia ni condenatoria ni absolutoria, existe la prescripción de la acción penal, es decir, la terminación de los términos para realizar la acción penal. Según algunos expertos, el 8 de octubre de 2025 podría prescribir la acción penal contra el exjefe de Estado, lo que no dejaría suficiente tiempo para cubrir todas las etapas judiciales y llegar a una sentencia.

En el ámbito político, señaló Turián, muy seguramente la oposición usará el asunto para "responsabilizar al expresidente", mientras otros afines a él insistirán en "la tesis de la persecución política y politización de la justicia" en contra de Uribe.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

  • 16x9 Image

    Karen Sánchez

    Corresponsal de la Voz de América, en Bogotá, Colombia. Fue periodista de diferentes periódicos y revistas de EL TIEMPO Casa Editorial. Comunicadora social y periodista de la Universidad de la Sabana, donde fue becaria. Hizo parte del equipo de comunicaciones del programa de Gobierno Digital del MinTIC de Colombia. Formada en Libertad de Expresión por la Sociedad Interamericana de Prensa y la Universidad Católica Andrés Bello.

     

Foro

XS
SM
MD
LG