Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Congreso de Guatemala renueva, con retraso de casi cuatro años, a jueces de la Corte Suprema


Miembros de comunidades indígenas marchan en apoyo a la democracia en la Ciudad de Guatemala el 3 de noviembre de 2023.
Miembros de comunidades indígenas marchan en apoyo a la democracia en la Ciudad de Guatemala el 3 de noviembre de 2023.

La Corte Suprema de Justicia de Guatemala fue restructurada el miércoles por el Congreso después de un retraso de cuatro años.

El Congreso de Guatemala eligió el miércoles a los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, con un retraso de casi cuatro años, para un período de solo un año, que es el plazo restante de mandato judicial.

La medida fue tomada por orden de la Corte de Constitucionalidad (CC), la cual dispuso que se debía designar a los nuevos miembros de las cortes de justicia (la Corte Suprema y otras salas de apelación) antes del 15 de diciembre.

Durante cuatro años más, los magistrados salientes ejercieron su cargo de facto, pues ya habían cumplido un mandato de cinco años. En ese lapso de demora, el Congreso agendó casi a diario el asunto de la renovación judicial sin llegar a elegir a los nuevos magistrados.

Diversas organizaciones denunciaron que el Congreso no eligió a los reemplazos porque los magistrados que quedaron prorrogados les aseguraron inmunidad en acusaciones contra los políticos por actos de corrupción.

Uno de los casos más sonados es el del diputado Felipe Alejos, un operador político y aliado del oficialismo, que fue acusado de amañar la elección de cortes y de otra causa por corrupción. La actual Corte Suprema se negó por lo menos en cuatro ocasiones a levantarle la inmunidad para que fuese procesado.

El gobierno de Estados Unidos lo sancionó, retirándole la visa de entrada a él y su familia. Posteriormente, le aplicó la ley Magnitsky, que le prohíbe hacer transacciones financieras y negocios a personas con intereses en Estados Unidos.

Previamente, en 2020, la Corte Constitucional, integrada por otros magistrados, ordenó al Congreso renovar a los jueces, pero depurando listados de candidatos, pues la mayoría tenían acusaciones de actos de corrupción. Ese fallo tampoco se cumplió y el Congreso eligió el miércoles a los candidatos de esas mismas listas.

Diputados oficialistas y sus aliados votaron de una lista de candidatos, la cual se hizo viral después de que Miguel Martínez, un influyente exfuncionario y amigo cercano del presidente Alejandro Giammattei, se reunió con la bancada oficial.

En la lista se señalaba a los candidatos que serían elegidos, los mismos que finalmente fueron designados.

Juan Francisco Sandoval, un exfiscal de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) que luego de su destitución se exilió bajo los argumentos de criminalización por sus investigaciones, dijo a AP que el 90 % de los candidatos eran cuestionables.

“La elección es el desastre que se esperaba”, dijo.

En el exterior del Congreso, decenas de personas protestaban contra la decisión de los diputados, concentrándose en las entradas fuertemente resguardadas para impedir la entrada de los nuevos magistrados para su juramentación.

Como parte de sus últimas actuaciones, la actual Corte Suprema de Justicia dio trámite el miércoles a una solicitud de retiro de inmunidad contra el registrador de ciudadanos —la autoridad que recibe y procesa las inscripciones de candidatos electorales—, que se negó a suspender al partido Movimiento Semilla con el que Bernardo Arévalo quedó como presidente electo.

La Corte también negó una solicitud de retiro de inmunidad solicitada por Arévalo contra el juez Fredy Orellana, quien ha autorizado allanamientos y revisión de votos del proceso electoral en el que ganó la presidencia.

Asimismo, desestimó amparos solicitados contra funcionarios de gobierno por intentar socavar la democracia solicitados por autoridades indígenas.

En los próximos días, está previsto que los diputados también elijan a más de 150 magistrados de salas de apelaciones, cargos que también se han negado designar a tiempo.

En 2024, la nueva legislatura deberá formar una comisión de postulación que elegirá a los 13 magistrados titulares para integrar una nueva Corte Suprema de Justicia que ejerza entre 2024 y 2029.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG