Enlaces para accesibilidad

Corea del Norte lanza otro misil tras nuevas sanciones de EE. UU.


La gente mira una pantalla de televisión que muestra un programa de noticias que informa sobre el lanzamiento de un misil de Corea del Norte con una imagen en una estación de tren en Seúl, Corea del Sur, el 12 de enero de 2022.

Estados Unidos emitió esta semana una condena más fuerte de lo habitual a los lanzamientos de Corea del Norte.

Corea del Norte lanzó lo que parecen ser dos misiles balísticos más, informó Corea del Sur el viernes, el tercer lanzamiento de misiles de Pyongyang del nuevo año.

El lanzamiento se produjo horas después de que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte advirtiera sobre medidas "más fuertes" en respuesta a la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos por sus pruebas de misiles anteriores.

El Ejército de Corea del Sur, que sigue de cerca tales lanzamientos, dijo que Corea del Norte disparó lo que se presume que son dos misiles balísticos de corto alcance desde la provincia de Pyongan del Norte el viernes por la tarde.

Anteriormente, la agencia de noticias Kyodo de Japón informó que la prueba involucró un solo misil balístico, que dijo que aterrizó fuera de la zona económica exclusiva de Japón.

El motivo de la discrepancia entre los informes japonés y surcoreano no estaba claro.

Corea del Norte ya ha probado cuatro misiles, durante tres lanzamientos separados, en los últimos 10 días, un ritmo que recuerda a 2017, cuando las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte estaban en un punto bajo.

Las dos pruebas anteriores involucraron lo que Corea del Norte afirma que son misiles hipersónicos. Aunque los analistas de defensa dicen que Corea del Norte puede estar exagerando sus capacidades en esta área, es probable que tales armas sean más difíciles de detectar e interceptar para las defensas antimisiles de EE. UU.

No está claro qué misiles lanzó el Norte el viernes. Por lo general, Corea del Norte no revela sus lanzamientos hasta que se publican los periódicos estatales al día siguiente.

Respuesta estadounidense más firme

Estados Unidos emitió esta semana una condena más fuerte de lo habitual a los lanzamientos de Corea del Norte. También impuso sanciones unilaterales a cinco norcoreanos que supuestamente estaban ayudando a adquirir suministros para el programa de armas de Pyongyang.

En una entrevista el jueves, el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, calificó las pruebas de Corea del Norte como “profundamente desestabilizadoras” y pretendían en parte “llamar la atención”.

“Lo ha hecho en el pasado, probablemente seguirá haciéndolo. Pero estamos muy enfocados con aliados y socios para asegurarnos de que ellos y nosotros estemos adecuadamente defendidos y que haya repercusiones, consecuencias por estas acciones de Corea del Norte”, dijo Blinken a MSNBC, una red de noticias por cable de EE. UU.

Respuesta de Corea del Norte

La madrugada del viernes, antes de su último lanzamiento, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte arremetió contra Washington y acusó a Estados Unidos de “intensificar la situación de manera intencional” con sanciones unilaterales.

“Si Estados Unidos adopta tal postura de confrontación, la RPDC se verá obligada a tomar una reacción más fuerte y segura”, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, según los medios estatales, que utilizaron una abreviatura del nombre oficial de Corea del Norte, República Popular Democrática de Corea

Bajo la presidencia de Joe Biden, Estados Unidos se ha ofrecido repetidamente a mantener conversaciones nucleares con Corea del Norte “en cualquier lugar, en cualquier momento”. Corea del Norte ha ignorado o rechazado las ofertas, diciendo que Washington primero debe ofrecer más concesiones y abandonar lo que llama una “política hostil”.

Corea del Norte se retiró de las conversaciones con Estados Unidos en 2019, después de que las dos partes no pudieran llegar a un acuerdo para relajar las sanciones de Estados Unidos a cambio de medidas de norcorea para renunciar a sus armas nucleares.

¿Vienen pruebas más grandes?

Duyeon Kim, miembro principal adjunto del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que es obvio que Corea del Norte está “enojada y protestando” por las sanciones de Estados Unidos.

“Deberíamos esperar que Pyongyang proteste mediante una demostración de fuerza, que tiene el doble propósito de perfeccionar su tecnología de armas nucleares a través de pruebas para lograr los objetivos de Kim Jong Un que se propuso el año pasado”, dijo Kim a la VOA.

“Washington tiene razón y debe penalizar cualquier provocación que viole las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y amenace a la región”, agregó en un correo electrónico.

Corea del Norte tiene varias motivaciones posibles para probar misiles, entre ellas reforzar el apoyo político interno, garantizar el rendimiento de nuevas armas, demostrar disuasión y provocar a Estados Unidos y sus aliados.

Sin embargo, desde que reanudó las pruebas de misiles tras la ruptura de las conversaciones en 2019, Corea del Norte se ha abstenido de realizar pruebas nucleares o de misiles de largo alcance que puedan poner en riesgo una respuesta más firme de Estados Unidos.

Los analistas han dicho que Corea del Norte podría no estar dispuesta a realizar pruebas más provocativas antes de los Juegos Olímpicos de Invierno, que serán organizados el próximo mes por China, el aliado de Corea del Norte.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTubey activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG