Enlaces para accesibilidad

Tratado y equidad en vacunas para terminar la pandemia encabezan reunión de salud de la ONU


Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros funcionarios asisten a la 73 Asamblea Mundial de la Salud virtual durante el brote de la enfermedad por coronavirus en Ginebra, Suiza, 19 de mayo de 2020.

La Asamblea Mundial de la Salud de 2021 enfrentará la agenda más grande de la historia durante los próximos ocho días, con más de 72 temas de salud global bajo examen.

Se espera que poner fin a la pandemia de COVID-19 y prevenir futuras pandemias sean los temas que centren a partir del lunes las discusiones durante la 74 Asamblea Mundial de la Salud, el órgano de toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud. La sesión también abordará otros problemas urgentes de salud mundial.

La Asamblea Mundial de la Salud de 2021 se celebrará virtualmente desde hoy hasta el 1 de junio. Esto en sí mismo tiene como objetivo enviar un mensaje contundente de que todavía no es seguro que grandes grupos de personas se reúnan físicamente. Hasta el momento, más de 2.750 personas se han inscrito para asistir al evento virtual.

La OMS declaró el brote de COVID-19 como una pandemia y una emergencia de salud pública internacional mundial el 11 de marzo de 2020. Desde entonces, los casos de COVID-19 se han multiplicado por cuarenta, hasta alcanzar los 162 millones, incluidas más de 3,3 millones de muertes.

Se espera que las discusiones sobre el llamado tratado pandémico para prepararse mejor y prevenir brotes infecciosos globales ocupen un lugar central en la asamblea mundial. El director legal de la OMS, Steven Solomon, dice que redactar un tratado sería un proceso largo y que los delegados no han decidido si debe iniciarse la negociación sobre un tratado.

Además afirmó que una convención pandémica legalmente vinculante cubriría tanto cuestiones sustantivas, entre ellas el intercambio equitativo de materiales como vacunas y diagnósticos, así como temas estructurales.

“Estructuralmente, los elementos que a menudo surgen son cuestiones de mecanismos de aplicación, mecanismos de cumplimiento, mecanismos de supervisión, incentivos y desincentivos. Claramente, hay problemas de gobernanza y cómo funcionaría eso bajo las instituciones de los tratados, y el financiamiento”, dijo.

La asamblea enfrentará la agenda más grande de la historia durante los próximos ocho días, con más de 72 temas de salud global bajo examen. Las cuestiones sobre la equidad de las vacunas serán fundamentales para estas discusiones: los países ricos están haciendo grandes avances en la vacunación de sus poblaciones y regresando a una aparente vida normal, pero los países pobres no. La OMS advierte que la desigualdad de las vacunas amenaza con poner fin a la pandemia y la recuperación mundial de la pandemia.

Más vacunas de EE. UU. para el mundo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Como en años anteriores, la cuestión de otorgar a Taiwán el estatus de observador en la asamblea será objeto de debate en la sesión de apertura. China afirma que Taiwán es una de sus provincias y ha bloqueado la participación de Taiwán desde 2016. Según la "Política de una sola China" de Beijing, el Partido Comunista de China afirma la soberanía sobre Taiwán.

Este año, 13 estados miembros de la OMS, incluido Estados Unidos, han pedido que se permita a Taiwán participar en los procedimientos. Argumentan que Taiwán tiene un gran conocimiento sobre cómo abordar la pandemia y que tendría mucho que aportar.

Otras cuestiones importantes que deben abordarse incluyen la erradicación de la poliomielitis, la aceleración de la acción sobre la resistencia a los antimicrobianos y el examen de la estrategia mundial de la OMS sobre salud, medio ambiente y cambio climático.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG