Enlaces para accesibilidad

Cuando el cacao venezolano gusta en los paladares del mundo


El dulce sabor de la constancia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

El dulce sabor de la constancia.

Si bien desde pequeña, Anabella Arcay rechazó la cocina, siempre le gustaron los postres. Hace trece años, no sabía que una de sus pasiones, el chocolate, se convertiría no sólo en su emprendimiento personal y sostén de su familia, sino en la llave para colocar a Venezuela en los mejores escenarios internacionales de bombones y confecciones de chocolate.

“De hecho, yo no sé cocinar”, dice Anabella Arcay entre risas – “Pero siempre me encantó hacer chocolates y, al principio, todo era muy empírico. Yo parecía una “geniecita” loca que hacía, hacía y hacía recetas y bombones y no anotaba nada. Luego de mi primer premio, cuando me dijeron que los bombones debían ser los mismos y el sabor debía mantenerse, fue que comencé a anotar los ingredientes y las cantidades”.

Relata que sus comienzos fueron muy casuales. En un momento en el que buscaba dinero extra para su familia, hizo tortas navideñas y las vendía; pero sabía que ese negocio sólo duraría por las fiestas. “Es por eso que me dediqué a algo que pudiera hacer durante todo el año, y eso fue el chocolate”. Han pasado trece años desde esa primera línea de bombones, más de cuarenta premios y reconocimientos internacionales, en su mayoría en Londres y Nueva York, y la pasión sigue creciendo.

¿Cuál dirías que es tu bombón favorito, ese que mejor te representa? – “Todos mis bombones tienen un lugar especial – dice Anabella sin pensarlo – pero el de ‘parchita’ (nombre que los venezolanos le dan a la maracuyá) y el de tamarindo, son muy significativos para mí porque mi primer premio lo gané con el bombón de parchita y el de limón, y mi primera medalla de oro, fue con el de tamarindo”.

Lo que más orgullo le da de su línea de bombones, que incluyen sabores como caramelo salado, lavanda, almendras con naranja, limón y albahaca y hasta uno picante hecho con rocoto (picante típico peruano) es que “todas mis confecciones se hacen con chocolate netamente venezolano. No uso otro chocolate que no sea el de mi país; así que cualquiera que prueba uno de mis bombones, está degustando un pedacito de Venezuela”.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG