Enlaces para accesibilidad

Continúa en Guantánamo el juicio a cinco de los acusados por los atentados del 11-S


Boceto de enero de 2009 -revisado por el Pentágono- que muestra, de arriba a la izquierda a Khalid Shaikh Mohammad; Walid bin Attash; Ramzi bin al Shibh; Ali Abdul Aziz Ali, y otros acusados por crímenes de guerra en la Base Naval de EE. UU. en Cuba.

El proceso de enjuiciamiento se había retrasado, entre otras causas, por alegaciones de los abogados defensores de que parte de la información obtenida en los interrogatorios se logró mediante tortura. Después llegó la pandemia y el proceso quedo en suspenso.

El proceso de cinco personas acusadas por Estados Unidos de planear y ayudar en los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 se reanudó el martes después de una pausa de un año y medio debido a la pandemia del coronavirus.

Khalid Shaikh Mohammad, un presunto alto rango de al-Qaeda y presunto autor intelectual de los ataques, se enfrenta a juicio junto con sus coacusados ante una comisión militar en la base estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba. Se enfrentan a cargos que incluyen conspiración, ataque a civiles, asesinato, secuestro de aviones y terrorismo.

Si son declarados culpables, podrían enfrentar la pena de muerte.

El proceso para llevar a cabo juicios para los acusados de los ataques se ha visto retrasado por las impugnaciones legales entre fiscales y abogados defensores sobre qué pruebas pueden utilizarse. La lucha involucra tanto asuntos relacionados con material clasificado como el uso de información obtenida durante los interrogatorios que, según los abogados defensores, estuvo contaminada por la tortura.

Los ataques involucraron a diecinueve hombres afiliados a al-Qaeda que secuestraron cuatro aviones, dos de ellos chocaron contra las torres del World Trade Center en Nueva York y otro chocó contra el Pentágono, en las afueras de Washington DC. El cuarto avión se estrelló en un campo en el estado de Pensilvania. Los ataques mataron a casi 3.000 personas.

Estados Unidos respondió lanzando una invasión de Afganistán para atacar a al-Qaeda y expulsar del poder a los talibanes, que habían albergado al grupo terrorista. Las operaciones militares estadounidenses en Afganistán duraron poco menos de 20 años y concluyeron a fines de agosto, justo antes de que los talibanes volvieron a tomar el control del país.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG