Enlaces para accesibilidad

EEUU: Legisladores cuestionan Junta de Gobernanza de Desinformación del DSN


El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, habla en una audiencia ante la Subcomisión de Seguridad Nacional del Senado el 4 de mayo de 2022.

Una nueva entidad para combatir la desinformación anunciada por el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU ha generado un fuerte rechazo en el Congreso.

Un nuevo cuerpo coordinador creado por el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) para enfocar sus esfuerzos en combatir la desinformación ha chocado con críticas de miembros del Congreso, que consideran que la llamada Junta de Gobernanza de Desinformación es una amenaza a la libertad de expresión.

El nuevo grupo fue anunciado sin mucha fanfarria la semana pasada y casi de inmediato generó una intensa reacción de los legisladores, principalmente los republicanos, que acusaron a la agencia de tratar de controlar la libertad de expresión.

Un grupo de legisladores republicanos encabezados por el representante James Comer, el republicano de más rango en la Comisión de Supervisión y Reforma, atacó al grupo en una carta en que dijo:

“La creación de la Junta de Gobernanza de Desinformación parece ampliar el continuo abuso de esta administración de los dólares de los contribuyentes y los poderes del gobierno federal para atacar a los estadounidenses que discrepan de sus políticas, denigrándolos como extremistas y culpables de una mala información o desinformación”.

Control de daños

Los ataques dejaron al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, a la defensiva en apariciones el domingo en programas de televisión, y su departamento emitió el lunes una detallada explicación.

“El departamento está comprometido en hacer todo su trabajo de una forma que proteja los derechos de expresión, derechos civiles, libertades e intimidad de los estadounidenses”, dijo la nota.

El documento describió que la junta se crea “con la meta explícita de asegurar que esas protecciones se incorporen apropiadamente a todo el trabajo del DSN relacionado con la desinformación y con rigurosas protecciones”. También subrayó que la junta no tiene autoridad para operar como una agencia de cumplimiento de la ley.

Testimonio en el Congreso

Mayorkas apareció el miércoles ante la Subcomisión de Seguridad Nacional de la Comisión de Asignaciones del Senado y continuó sus esfuerzos para convencer a los legisladores que el nuevo grupo de trabajo fue concebido para hacer precisamente lo contrario de lo que lo acusan sus detractores.

“El departamento no combate la expresión. El departamento está encargado de proteger la nación, proteger la seguridad de la nación, y nos involucramos (en la expresión) cuando tiene una relación con la violencia”, dijo.

Mayorkas admitió que aunque el anuncio de la creación del grupo no fue manejado de una manera ideal, su propósito es “juntar a los expertos dentro del departamento para asegurar que su trabajo actual para combatir la desinformación se haga de una forma que no infrinja la libertad de expresión, un derecho constitucional fundamental protegido por la Primera Enmienda, ni los derechos de privacidad y otros derechos y libertades civiles”.

Los republicanos no están convencidos

Sin embargo, los esfuerzos del departamento no fueron suficiente para persuadir a algunos republicanos.

La senadora Shelley Moore Capito, la republicana de mayor rango en el panel, recomendó a Mayoras olvidarse del nuevo grupo de trabajo, “para el bien del departamento”.

El senador republicano John Kennedy cuestionó la decisión de contratar a Nina Jankowicz, una ex investigadora de desinformación del Wilson Center, en Washington, para dirigir la Junta de Gobernanza de Desinformación.

Jankowicz fue una de quienes cuestionaron el origen de una laptop que contenía materiales comprometedores sobre el hijo del presidente Joe Biden, Hunter Biden, revelados durante la campaña presidencial de 2020, y sugirieron que era parte de una campaña de desinformación de Rusia. Desde entonces se ha confirmado que la información en la laptop era real.

Reacción de activistas

Activistas y defensores de la libertad de expresión dicen que no les sorprendió la recepción hostil a la creación de la junta.

“Pienso que el DSN tiene la culpa de la reacción. Anunciaron algo que suena aterrador: que tenemos una especie de junta de la verdad del gobierno dirigida por el Departamento de Seguridad Nacional y en el primer momento no dijeron claramente” por qué lo hacían, dijo a la Voz de América Ben Wizner, director del Proyecto de Expresión, Privacidad y Tecnología de la Unión Americana de Libertades Civiles.

“Fue muy mal ejecutado”, dijo a la VOA Kevin Goldberg, un especialista de la Primera Enmienda en el Freedom Forum, una organización no partidista y sin fines de lucro en Washington. “En un área donde se hable de expresión y de algo relacionado con el gobierno y la expresión, hay que actuar con precisión, y esto no fue así”.

Goldberg recordó que el Departamento de Seguridad Nacional tiene ciertos poderes y fue creado específicamente como una respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. “Está mal y es preocupante en muchos frentes”.

Wizner cree que la agencia debería considerar la sugerencia de Capito y eliminar el programa.

“No creo que pase nada si deciden abandonar la idea. Incluso si no es tan perversa como sugieren algunos críticos, no estoy muy persuadido de que sea necesaria”, explicó.

Sin embargo, durante la audiencia del miércoles en el Congreso, Mayorkas no dio señales de que piense desmantelar la nueva organización.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG