Enlaces para accesibilidad

Senado a punto de limitar poderes de guerra de Trump contra Irán


La muerte del general Qassem Soleimani aumentó las tensiones entre EE.UU. e Irán a principios de 2020.

Los legisladores estadounidenses están listos para revivir el debate sobre las reglas básicas para un posible conflicto con Irán, más de cinco semanas después de que el presidente Donald Trump ordenó el ataque aéreo que mató al general iraní Qassem Soleimani.

El senador demócrata Tim Kaine dice que tiene los votos para aprobar una resolución a finales de esta semana que limita la capacidad de Trump de iniciar un conflicto con Irán sin la aprobación del Congreso.

La muerte de Soleimani aumentó las tensiones entre EE.UU. e Irán a principios de este año, reviviendo un debate de larga data sobre el papel que el Congreso debe desempeñar para supervisar la capacidad del presidente para administrar las operaciones militares extranjeras.

En las casi dos décadas transcurridas desde los ataques del 11 de septiembre, los legisladores estadounidenses han revisado el tema de la aprobación del Congreso para conflictos con poco éxito.

Consenso y oposición

Los mencionados esfuerzos ganaron energía renovada luego de una sesión informativa de inteligencia del 8 de enero que los demócratas del Congreso y dos senadores republicanos dijeron que no informaron suficientemente al Congreso sobre la estrategia de la administración en la región.

Los senadores republicanos Rand Paul y Mike Lee dijeron que la sesión informativa sobre el compromiso de Trump con Irán después de la muerte de Suleimani fue una de las peores a las que habían asistido durante su tiempo en el Senado de EE.UU.

Kaine, copatrocinador de la resolución, ganó su apoyo junto con los votos de los republicanos Susan Collins y Todd Young para lograr los 51 votos necesarios para aprobar la legislación.

En un discurso demócrata del 17 de enero, Kaine dijo: “Nuestra constitución le da al Congreso, no al presidente, el poder de declarar la guerra. Y cada miembro del Congreso debe tener el coraje de votar y rendir cuentas por la cuestión de si una guerra con Irán o alguna otra guerra es una buena idea. Lo último que debemos hacer es ser engañados en otra guerra en el Medio Oriente".

Kaine agregó que la resolución no limita la capacidad de Estados Unidos de responder a una amenaza inminente, pero reafirma el derecho constitucional del Congreso de sopesar los costos de un ataque ofensivo.

Sin embargo, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, argumentó que la legislación "limitaría severamente la flexibilidad operativa del ejército estadounidense para defenderse de las amenazas planteadas por Irán".

En un discurso pronunciado el martes, McConnell dijo que "cuando el historial de brutalidad de Soleimani llegó a su fin, algunos demócratas de Washington inmediatamente sugirieron que el presidente Trump "nos estaba llevando a la Tercera Guerra Mundial".

"Mientras las masas de Medio Oriente se regocijaban por la muerte de un arquitecto principal de la campaña de terror de Irán, las élites de Washington se inquietaron. Pero hasta ahora, parece que el ataque a Soleimani ha tenido el efecto deseado", apuntó.

Cualquier decisión, a debate

La acción del Senado sobre la resolución de los poderes de guerra sigue a una serie de votos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos destinados a abordar las crecientes tensiones con Irán.

En enero, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reconoció que Suleimani era una persona terrible, y subrayó la importancia del debate en el Congreso sobre los poderes de guerra.

La Cámara votó casi en línea con el partido el 9 de enero, aprobando una resolución no vinculante similar a la legislación de Kaine por una votación de 224-194.

La representante Elissa Slotkin, demócrata que copatrocinó la legislación, dijo en un discurso en la Cámara de Representantes: "Si nuestros seres queridos van a ser enviados a pelear en una guerra prolongada, el presidente le debe una conversación al público estadounidense. La resolución que votaremos hoy nos permite comenzar ese debate como lo pretendieron nuestros fundadores”.

Un veto inminente

Más adelante en el mes, un par de proyectos de ley que limitan la autoridad militar de Trump fueron aprobados en la Cámara con cierto apoyo republicano. El primer proyecto de ley limita los fondos para acciones militares en el extranjero si el presidente no ha solicitado la aprobación del Congreso para sus acciones.

El segundo proyecto de ley derogó la resolución de Autorización de Fuerza Militar (AUMF) de 2020 que fue ampliamente utilizada por los presidentes de ambas partes para justificar las acciones militares de EE.UU. en el extranjero. Trump usó el AUMF de 2002, en parte para justificar su ataque contra Suleimani, y también citando una amenaza inminente para el personal de EE.UU. en el exterior.

La Casa Blanca dijo que Trump vetaría ambas partes de la legislación aprobada por la Cámara si la aprobara el Senado, de mayoría republicana.

Kaine obtuvo el apoyo republicano para su resolución después de eliminar las referencias a Trump y la política de su administración hacia Irán. La resolución de poderes de guerra del Senado no es vinculante, pero es casi seguro que se enfrentará a una amenaza de veto de la Casa Blanca si se aprueba.

(Publicado originalmente en inglés en VOA News)

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG