Enlaces para accesibilidad

EE. UU. y el Talibán discuten envío de ayuda humanitaria a Afganistán


Un grupo de afganos espera frente a una oficina de pasaportes en Kabul el 6 de octubre de 2021 después de que el Talibán anunció que comenzaría a emitir los documentos nuevamente.

Delegaciones de EE. UU. y el Talibán conversaron dos días en Qatar sobre temas de seguridad, terrorismo, derechos de las mujeres afganas y otros asuntos.

El Talibán dijo el domingo que dos días de discusiones “francas” con Estados Unidos “transcurrieron bien” en Qatar, el primer encuentro directo de alto nivel desde que el grupo tomó el control de Afganistán tras la retirada de las fuerzas extranjeras a finales de agosto.

“Hubo discusiones detalladas sobre todos los asuntos relevantes durante la reunión y se harán esfuerzos para mejorar las relaciones diplomáticas”, dijo el portavoz del Talibán, Suhail Shaheen, en un comunicado.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, coincidió en una nota divulgada el domingo por la noche de que las conversaciones con el Talibán fueron “sinceras y profesionales” y añadió que el grupo “será juzgado por sus acciones y no por sus palabras”.

Otros temas que se discutieron fueron “preocupaciones de seguridad y terrorismo, la libertad de abandonar el país de ciudadanos estadounidenses, de otras nacionalidades y nuestros socios afganos, así como la participación relevante de las mujeres y las niñas en todos los aspectos de la sociedad afgana”, añadió la nota.

El encuentro comenzó el sábado en Doha, la capital de Qatar.

Price señalo que EE. UU. y el Talibán “discutieron el suministro de una fuerte asistencia humanitaria estadounidense directamente al pueblo afgano”.

Shaheen dijo que “los representantes de EE. UU. indicaron que proporcionarán asistencia humanitaria a los afganos e instalaciones para que otras organizaciones humanitarias suministren ayuda”.

Agregó que los líderes del Talibán elogiaron la decisión y prometieron cooperar con los grupos caritativos para hacer llegar la asistencia “con transparencia” a los afganos necesitados y que el equipo del Talibán, encabezado por el ministro de relaciones exteriores Amir Khan Muttaqi, subrayó que la ayuda humanitaria “no estará vinculada a asuntos políticos”.

Naciones Unidas ha advertido que alrededor de un millón de niños en Afganistán están en peligro de hambruna, más de 18 millones necesitan asistencia humanitaria urgente, y la profundización de una sequía y la llegada del invierno podrían empeorar la situación.

Antes de la reunión, funcionarios en Washington dijeron que la delegación de alto nivel de EE. UU. presionaría al Talibán a garantizar un paso seguro y continuo fuera de Afganistán para los ciudadanos estadounidenses, así como para los aliados afganos del conflicto militar de casi 20 años.

También exhortarían al grupo a mantener su compromiso de formar un gobierno incluyente que respete los derechos de las mujeres y las minoría, combata el terrorismo y facilite el acceso a la ayuda humanitaria.

Shaheen dijo que el Talibán aseguró a los interlocutores estadounidenses que Kabul “facilitará el movimiento de los ciudadanos extranjeros” y que ambas partes “acordaron continuar este tipo de reuniones en el futuro si fuera necesario”.

Los funcionarios estadounidenses aclararon que la reunión en Doha no significó un reconocimiento diplomático del Talibán y reiteró que eso dependerá de que el grupo cumpla los compromisos que ha prometido.

La delegación de EE. UU. incluyó a funcionarios del Departamento de Estado, USAID y la comunidad de inteligencia.

[Con información de Ayaz Gul, VOA]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG