Enlaces para accesibilidad

Nervios y expectación entre la comunidad hispana de Florida


Cientos de simpatizantes de Trump se congregaron en el emblemático restaurante Versailles de Miami, Florida, para seguir los resultados electorales. [Foto: Toni Belchi/VOA].

El emblemático Café Versailles de la ciudad de Miami se convirtió en el punto de encuentro de cientos de personas que fueron hasta allí para seguir minuto a minuto el desarrollo de una noche electoral que calificaron de “expectante”.

La comunidad latina se dio cita este martes por la noche para seguir los resultados de unas elecciones que muchos calificaban de “cruciales”. Entre nervios y largas esperas, muchos hispanos en el sur de la Florida debatieron sobre la importancia de estos comicios y los temas de interés para la comunidad hispana.

Juan León era uno de ellos. Ataviado con una gorra roja con el nombre de Trump en ella, se mostraba confiado en que su candidato recibiera “un apoyo abrumador” que le permitiera seguir cuatro años más en la Casa Blanca.

Muchos eran cubanos como Juan, pero también había un gran número de venezolanos, que habían “huido del comunismo” y confesaban estar preocupados por la posible llegada de Joe Biden al poder, especialmente porque consideraban que él está recibiendo el apoyo de la izquierda más radical de América Latina, con Venezuela, Cuba y Nicaragua al frente.

“Nosotros venimos huyendo de los países socialista-comunistas y nadie nos puede hacer cuento. Cuando nos hablan de medicinas y de educación gratis se nos erizan los pelos porque precisamente venimos huyendo de eso”, expresaba el hombre a la Voz de América.

El presidente Trump, candidato a la reelección en estos comicios, había utilizado ese discurso en muchas ocasiones, sobre todo en lugares como el sur de la Florida, donde hay una gran comunidad de venezolanos, cubanos y nicaragüenses.

La lucha por los votos electorales en los estados clave del país estaba en la mira de ambas campañas. Tanto Trump como Biden se habían enfocado en las comunidades latinas minoritarias para tratar de asegurarse el voto de los indecisos.

La mayoría de ellos eran simpatizantes de Trump. Los de Biden prefirieron organizarse en un drive-in en el barrio de Wynwood, el mismo método que el exvicepresidente ha estado utilizando durante toda la campaña como medida de protección ante el coronavirus.

“Hay que esperar a los resultados, las encuestas nos daban la victoria, pero yo no me fío de nada, el único resultado válido es el que dan los votantes”, decía Carlos Naranjo, miembro de la Nueva Mayoría de la Florida, un grupo abiertamente demócrata.

Para él, buscar una solución a los inmigrantes ilegales en este país o impulsar una reforma sanitaria son algunas de las prioridades que debería abordar el gobierno que esté al frente del Ejecutivo estadounidense en los próximos cuatro años.

“En los últimos tiempos nos hemos sentido ignorados, no nos lo merecemos, y confío en que Donald Trump pague por esta nefasta gestión”, agregaba el joven durante una breve entrevista con la VOA.

Después de varias horas de espera, empezaban a llegar los primeros resultados a Miami. Y después la confirmación de que Donald Trump había logrado los 29 votos electorales de este estado. Pero aún quedaba noche por delante, aún faltan otros estados clave que al final decidirán al ganador de esta nueva jornada electoral histórica en EE.UU.

XS
SM
MD
LG