Enlaces para accesibilidad

Pelosi convoca a la Cámara de Representantes a votar sobre el Servicio Postal


La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quiere que los legisladores voten por un financiamiento al Servicio Postal de Estados Unidos ante recortes de gastos del nuevo jefe de correos.

Los demócratas temen que recientes recortes de presupuesto en el Servicio Postal hayan sido concebidos para dificultar la votación por correo en las elecciones presidenciales de noviembre.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llamó a los legisladores a regresar a Washington de su receso de verano para someter a votación un financiamiento para el Servicio Postal de Estados Unidos, después de medidas de recorte de gastos impulsadas por el nuevo director general del Servicio Postal, Louis DeJoy.

Los demócratas, que dominan la Cámara Baja, temen que los recortes del servicio postal están dirigidos a retrasar la entrega de las boletas de votación por correo para las elecciones presidenciales de 3 de noviembre.

La cámara considerará un proyecto de ley para impedir que el servicio postal implemente lo que Pelosi describió como cambios a las “operaciones o nivel de servicios” que tenía al comenzar 2020.

“El Servicio Postal es un pilar de nuestra democracia, recogido en la Constitución y esencial para proveer servicios esenciales: distribuir recetas médicas, cheques del Servicio Social, cheques de salarios, declaraciones de impuestos y boletas ausentes de millones de estadounidenses, incluso en nuestras comunidades más remotas”, dijo Pelosi.

Visite un completo especial sobre las elecciones 2020 en EE.UU. Haga click aquí

El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, solicitó al líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, que llame al Senado para actuar con rapidez sobre lo que calificó de “el extenso daño” que ha hecho el jefe de correos, Louis DeJoy, a “las personas que deben recibir a tiempo sus cheques de salario, medicinas y otras necesidades, y para asegurar que nuestras elecciones sigan siendo completamente libres y justas”.

Pelosi y Schumer llamaron a DeJoy y al presidente del Servicio Postal, Robert Duncan, a testificar ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes esta semana.

El presidente Donald Trump ha argumentado, aunque sin aportar pruebas, que una votación por correo llevaría a un fraude electoral. También admitió la semana pasada que estaba retrasando un fondo de emergencia de 25.000 millones de dólares para el Servicio Postal para dificultar la votación por correo.

Desde entonces el presidente se retractó de esa declaración y dijo que aprobaría los fondos si los demócratas aceptan el paquete de alivio por el coronavirus de los republicanos.

“El presidente ha declarado explícitamente su intención de manipular el Servicio Postal para negar a los votantes elegibles el acceso a una boleta en la búsqueda de su reelección”, dijeron Pelosi y Schumer en una declaración anterior.

Ambos agregaron que “el jefe de correos y el liderazgo del Servicio Postal deben responder ante el Congreso y el pueblo estadounidense sobre por qué están tomando esas nuevas y peligrosas medidas que amenazan con silenciar las voces de millones, a pocos meses de la elección”.

El jefe de correos DeJoy es un acaudalado donante republicano y fue designado por Trump. Hasta ahora no ha dicho si testificará, pero Schumer señaló que podría ser removido de su puesto si “se niega a comparecer ante el Congreso”.

El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, negó que Trump esté tratando de manipular el proceso de votación.

“El presidente de Estados Unidos no va a interferir con nadie que ejerza su voto de una forma legítima, ya sea por el servicio postal o por otro método”, dijo Meadows el domingo a la cadena CNN.

Sin embargo, dijo que la Casa Blanca teme que una avalancha de boletas por correo retrase los resultados de la elección de 2020.

“Una serie de estados están tratando de imaginarse cómo van a pasar a una votación general por correo”, explicó Meadows. “Eso es un desastre en el que no sabremos los resultados de la elección del 3 de noviembre y podríamos no saberlos por meses, y para mí es problemático porque la Constitución dice que entonces una Nanci Pelosi en la Cámara sería quien elegiría al presidente el 20 de enero”.

El número de boletas por correo se espera que se dispare este año porque los votantes temen esperar en líneas en los colegios electorales para votar en persona durante una pandemia.

Nueve de los 50 estados están planeando celebrar su votación en noviembre exclusivamente por correo. Millones de votantes en otros estados pueden obtener una boleta por correo si la solicitan. Trump y la primera dama Melania Trump ya solicitaron sus boletas por correo en su estado de residencia, la Florida.

Trump dijo que existe una diferencia entre votar por correo y el llamado voto ausente, que se ejerce cuando un votante va a estar lejos del colegio electoral que le corresponde el día de las elecciones.

Muchos analistas afirman que no evidencias de que una votación por correo favorezca más a un partido sobre otro y dicen que dificultar el voto por correo podría volverse contra los republicanos, que tienden a ser votantes de mayor edad que preferirían votar por correo en lugar de en persona durante la pandemia.

XS
SM
MD
LG