Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

El chavismo logra dar un paso clave para retomar control sobre Monómeros


Un trabajador camina junto a la valla de la empresa de fertilizantes Monómeros en la sede de Barranquilla, Colombia, en octubre de 2021. (Foto VOA / Archivo)
Un trabajador camina junto a la valla de la empresa de fertilizantes Monómeros en la sede de Barranquilla, Colombia, en octubre de 2021. (Foto VOA / Archivo)

La Cámara de Comercio de Barranquilla aceptó el registro de una nueva junta directiva designada por empresas del gobierno de Maduro. Los actuales líderes de Monómeros, electos por la oposición venezolana, actuarán legalmente contra esa inscripción.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro registró en Colombia una nueva junta directiva de la empresa de fertilizantes Monómeros, que sus opositores han administrado desde 2019 con la venia del expresidente Iván Duque. Esa decisión deja al chavismo más cerca de retomar el control de la compañía del Estado venezolano.

La Cámara de Comercio de Barranquilla aceptó el registro del nuevo gerente, Iván Sánchez, y del resto de directivos designados por Maduro, tal como se aprobó en asamblea extraordinaria de Pequivén, la petroquímica administrada por el oficialismo venezolano, informaron la noche del jueves medios de comunicación de Colombia, como El Heraldo.

El organismo negó la oposición que introdujeron quienes han llevado las riendas de Monómeros en los últimos tres años contra el acta de inscripción de esa nueva directiva.

Según los documentos, la asamblea extraordinaria se realizó de forma virtual y contó con la participación de representantes de las empresas accionistas de Monómeros: Pequivén, que tiene el 86,21% del paquete accionario de la compañía; Fertilizantes de Oriente (4,79 %), Comercializadora de Petroquímicos C.A. Copequim (3 %), International Petrochemical Holding Limited, IPHL (3 %) y Sofilago (3 %), detalló El Heraldo.

El gobierno de Maduro acusa frecuentemente a sus opositores de “robarse” los principales activos del Estado venezolano. El antichavismo denunció en 2019 la usurpación de la presidencia y juramentó a Juan Guaidó, líder del Parlamento, como mandatario encargado.

El reconocimiento de Guaidó como jefe de Estado por parte de 50 gobiernos, entre ellos el de Duque, llevó a que la Casa Blanca emitiera licencias o permisos para que funcionarios designados por el llamado gobierno interino de la oposición venezolana administraran empresas venezolanas en el extranjero, como Citgo, en Estados Unidos, y Monómeros.

Batalla legal

El cambio de gobierno en Colombia, sin embargo, exacerbó las presiones para que la compañía de fertilizantes volviera a manos del chavismo. Gustavo Petro, recién juramentado como mandatario colombiano, inició un proceso gradual de reanudación de relaciones consulares, comerciales y diplomáticas con el ejecutivo de Maduro.

Esa reanudación de vínculos formales entre Colombia y Venezuela ha incluido declaraciones de ambos gobiernos para que Maduro retome las riendas de Monómeros.

El embajador designado por Petro ante Venezuela y uno de sus principales colaboradores, Armando Benedetti, dijo hace una semana durante una reunión empresariales de ambas naciones que el gobierno colombiano avanzaba en sus esfuerzos para “devolver Monómeros a quien realmente le pertenece”, en referencia al madurismo.

El diplomático y exjefe de la campaña electoral de Petro también denunció que la gerencia actual de Monómeros había actuado “de forma sospechosa” para evitar que la materia prima de los fertilizantes llegara a Colombia y permitir así, siempre según su denuncia, que una empresa estadounidense interviniese con productos finalizados en el mercado.

La directiva actual de Monómeros, designada por la oposición política en Venezuela, confirmó la inscripción de una nueva directiva de la empresa ante la Cámara de Comercio de Barranquilla, si bien adelantó que ejecutaría “recursos” para evitar que se materialice.

“Las decisiones no están en firme ni han cobrado vigencia (…) los actos administrativos de registro quedan en firme dentro de los 10 días hábiles siguientes a la fcha de inscripción, siempre que no sean objeto de recursos”, escribió la directiva en un comunicado.

Los directivos de la compañía de fertilizantes precisaron que actuarían legalmente contra esos actos ante la Cámara de Comercio de Barranquilla y la Superintendencia de Sociedades de Colombia, que hace semanas culminó un proceso de control sobre la empresa por el presunto riesgo de liquidez y denuncias de corrupción en tiempos recientes.

“Los administradores de Monómeros continuarán velando por los mejores intereses de la empresa, sus trabajadores y demás grupos de interés”, aseguraron en su comunicado.

El gobierno interino de Guaidó no se había pronunciado hasta la mañana del viernes sobre la inscripción de una nueva directiva de la empresa. Una de los principales argumentos de la

oposición venezolana para mantener su control de Monómeros es que esta opera gracias a una licencia OFAC del gobierno de Estados Unidos, renovada hasta junio de 2023.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG