Enlaces para accesibilidad

Relevo de antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio comenzará a la sombra de Fukushima


El Tokyo Skytree se ilumina con el color de la antorcha olímpica que recorrerá las calles de Japón a cuatro meses de la retrasada cita de los Juegos Olímpicos, debido a la pandemia de coronavirus.

Los juegos serán los primeros que se realicen en medio de una pandemia. El gobierno ha tomado la cita estival como parte de su programa de reconstrucción tras el desastre de la planta nuclear de Fukushima.

El relevo de la antorcha olímpica comenzará en Fukushima el jueves (25 de marzo), dando inicio a una cuenta regresiva de cuatro meses para los Juegos de verano en Tokio, retrasados desde 2020 y los primeros organizados durante una pandemia mundial.

Unos 10.000 corredores llevarán la antorcha a través de las 47 prefecturas de Japón, incluidas islas lejanas, comenzando desde el lugar del terremoto y tsunami de 2011 que mató a unas 20.000 personas, destacando el tema de los "Juegos Olímpicos de Reconstrucción" del gobierno.

La primera sección no tendrá espectadores para evitar grandes multitudes y los espectadores en la carretera en otros lugares tendrán que usar máscaras y distanciarse socialmente en el camino mientras Japón lucha contra el virus mortal y se apresura a vacunar a su gente.

La ceremonia de inicio se llevará a cabo en J-Village en Fukushima, un complejo deportivo convertido en un escenario para los trabajadores que desmantelan la planta de energía nuclear paralizada que provocó la huida de decenas de miles de personas.

El jueves, miembros de la selección japonesa de fútbol femenino utilizarán la llama olímpica, traída desde Grecia, para encender la antorcha.

El relevo, que culminará con la ceremonia de apertura olímpica el 23 de julio, se ha visto afectado por varias cancelaciones de corredores de alto perfil debido a que celebridades y atletas de alto nivel se retiraron, citando avisos tardíos y preocupaciones sobre la pandemia.

La ceremonia de apertura, originalmente planeada para miles de fanáticos como una celebración de la recuperación de Japón, estará cerrada al público. Contará con un concierto de tambores y actuaciones de danza de un grupo de residentes de Fukushima, seguido de un coro de niños.

A Japón le ha ido mejor que a la mayoría de los países durante la pandemia, con menos de 9.000 muertes por coronavirus. Pero una tercera ola de infecciones ha llevado las cifras a niveles récord, lo que provocó un estado de emergencia en Tokio y otras áreas que se levantó esta semana.

La mayoría del público está en contra de que los Juegos Olímpicos se celebren según lo programado, según muestran las encuestas, y Japón es el país más lento entre las economías avanzadas con su implementación de vacunación.

En Fukushima, la aldea olímpica (J-Village) estará decorada con flores locales arregladas usando las técnicas tradicionales de ikebana de Japón. El país ha gastado casi 300 mil millones de dólares para revivir la región afectada por el desastre.

Pero muchos lugareños están preocupados por los juegos, ya que las áreas alrededor de la planta permanecen fuera de los límites, las preocupaciones sobre la radiación persisten y muchos de los que se fueron se han establecido en otros lugares. El desmantelamiento llevará hasta un siglo y costará miles de millones de dólares.

XS
SM
MD
LG