Enlaces para accesibilidad

Alex Saab y Hugo Carvajal de cara a la justicia estadounidense


Sketch de Alex Saab en la sala de audiencias durante su lectura de cargos en un tribunal federal en Miami, 18 de octubre de 2021.

Expertos valoran que el envío del empresario colombiano a Florida es más relevante para Caracas que la inminente extradición de Carvajal desde España.

Estados Unidos arma el “rompecabezas” de sus investigaciones de presuntos delitos de lavado de capitales, narcotráfico y operaciones guerrilleras en Venezuela gracias a las extradiciones del empresario colombiano Alex Saab y el exjefe de inteligencia, Hugo “El Pollo” Carvajal, según un grupo de analistas.

Las autoridades de Cabo Verde extraditaron el sábado a Saab a Miami, Florida, donde encara hasta ocho acusaciones por lavado de capitales y conspiración, mientras el gobierno venezolano calificó el hecho de “secuestro” y de presuntamente violar las normas del derecho internacional.

Este jueves, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional española rechazó un recurso intentado por Carvajal, bajo custodia desde el 9 de septiembre, de retrasar o suspender su extradición a Estados Unidos.

La extradición de Alex Saab es más relevante para Caracas que la de Carvajal, sin embargo, valora Lauren Caballero, especialista en relaciones internacionales de la Universidad Central de Venezuela, en conversación con la Voz de América.

“No hay duda alguna de que, para el gobierno venezolano, el más relevante en la actual coyuntura es Saab. Es una de las fichas claves en la red de negocios internacionales que el gobierno chavista ha venido tejiendo durante años al margen del sistema financiero internacional” y de las sanciones económicas de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, observa.

A su juicio, es “poco probable” que la información que maneje Carvajal represente amenaza alguna para el chavismo gobernante en Venezuela.

“Ya han pasado algunos años desde que estuvo al frente de la inteligencia militar venezolana. La información que maneja podría ayudar a aclarar algunas cuestiones, pero no es lo suficientemente actualizada como para afectar al gobierno de Maduro y a sus aliados”, explica Caballero.

“El Pollo” Carvajal dirigió la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela entre 2004 y 2011, cuando Chávez presidía la nación. Luego, asumió cargos políticos e incluso fue diputado a la Asamblea Nacional por el partido de gobierno hasta que, en 2014, dio breves pasos en la carrera diplomática.

Maduro lo nombró cónsul en Aruba, cuyas autoridades lo arrestaron en un episodio que tensó las relaciones entre el país insular y Venezuela, hasta el punto de que Caracas envió buques militares al Mar Caribe para exigir su liberación. Aruba, finalmente, reconoció su estatus diplomático y lo soltó.

Saab, a diferencia de Carvajal, es una pieza clave para que Washington arme “el rompecabezas” de las operaciones económicas contemporáneas del chavismo, opina.

“Maneja información sobre desde qué cuentas y entidades financieras se realizan los pagos a proveedores como Irán, cuáles son los otros mecanismos de pago, qué otros actores están involucrados en esa red, opositores venezolanos, banqueros, políticos europeos, agentes norteamericanos”, precisa Caballero.

Para EE. UU. , Saab “no es el único que ha sacado provecho” de los negocios con el oficialismo venezolano y “quiere llegar al fondo del asunto” para saber quiénes podrían estar también involucrados en esas operaciones, expone.

Saab, quien ha sido nombrado como el gobierno venezolano como diplomático, se encontraba de camino a Irán cuando fue arrestado al hacer una parada técnica en Cabo Verde. El colombiano viajaba en calidad de enviado especial del presidente Nicolás Maduro para negociar gasolina y ayuda humanitaria, según aseguraron sus abogados en agosto del año pasado. Además, añadieron que había ya visitado Irán en el pasado, donde logró negociar la enviada de buques petroleros con gasolinas a Venezuela.

Para Alejandro Rebolledo, abogado y experto en lavado de activos, la conexión de Saab con Irán es de mucho interés para EE.UU. “Un sujeto como Saab, que hacía negocios directamente con Irán es importante saber cómo se financia y cómo hacia los negocios”, aseguró el experto a la VOA.

Si Saab coopera con la justicia estadounidense, añadió Rebolledos, se pueden revelar muchos aspectos sobre “cómo es el entramado de corrupción, de empresas y financiamiento” de Venezuela. “Es un aspecto muy importante a nivel geopolítico y estratégico”.

El exvicepresidente y diputado oficialista venezolano, Diosdado Cabello, dijo el jueves que Saab era uno de los encargados de “burlas todas las persecusisones del imperialismo” contra Venezuela y de “traer gasolina, medicina y alimentos”. Cabello reconoció en su programa de televisión, ‘Con el Mazo Dando’, que en el proceso, Saab “estaba ganando” dinero.

“Vamos a darle todo el apoyo así digan lo que digan. ¿Qué estaba ganando dinero? Sí, claro. Estaba haciendo negocios, pero puso la cara por Venezuela”, dijo el político oficialista.

Impacto político por verse

Liseth Romay, docente de la Universidad del Zulia y especialista en relaciones internacionales, coincide en que Estados Unidos ha ido armando un “rompecabezas” para descifrar presuntos crímenes cometidos en Venezuela, como el lavado de capitales y operaciones de narcotráfico y guerrillas.

“Realmente, ha sido un trabajo arduo en el cual los gobiernos involucrados no podían negarse a la solicitud de extradición, debido a las denuncias formuladas”, comenta a la VOA en relación con España y Cabo Verde.

El senador por el estado de Florida, Rick Scott, dijo a la VOA que, con el juicio a Saab, y Carvajal se está “un paso más cerca” a la “libertad de Venezuela”.

“Ahora es el momento para que aquellos que trabajan para el narcorrégimen de Maduro rindan cuentas y de que Alex Saab y Hugo Carvajal hablen”, dijo legislador en un email.

En la misma línea, Marco Rubio, también senador por Florida, dijo, al ser preguntado por la extradición de Saab y Carvajal, que las personas que “hayan violad olas leyes en EE.UU. y ayudado al narcorrégimen de Maduro deben responder por sus actos”.

Piero Trepiccione, politólogo y miembro del Centro Gumilla, un grupo de pensamiento de Venezuela, resalta la importancia en cuanto a “repercusión internacional” de las extradiciones de Saab, ya bajo custodia estadounidense, y de Carvajal, aparentemente con destino similar de forma inminente.

“La justicia estadounidense es conocida por su pragmatismo y sus procesos de negociación. Estos casos pudieran tener impactos políticos en relación con el conflicto interno venezolano. Es lo importante”, comenta a la VOA.

Trepiccione dice no notar una estrategia política tras la coincidencia de las extradiciones, a la que se sumaría la de la extesorera nacional durante la presidencia de Hugo Chávez y su enfermera, Claudia Díaz Guillén.

El poder judicial de España, donde está detenida, autorizó el viernes pasado la entrega de Díaz Guillén a Estados Unidos bajo acusaciones de lavado de capitales.

“Estos son procesos que llevan tiempo. No son cosas de la noche a la mañana. Son procesos que se han venido cumpliendo desde el punto de vista jurídico. Han coincidido, pero no son procesos tejidos de la noche a la mañana, ni coinciden por alguna razón en particular, más que por las circunstancias”, acota.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG