Enlaces para accesibilidad

Justicia de EE. UU. acusa a cinco personas en esquema relacionado con las CLAP en Venezuela


Residentes ayudan a descargar y apilar cajas de alimentos básicos, como pasta, azúcar y harina, proporcionados por un programa de asistencia alimentaria del gobierno, en el barrio pobre de Petare, en Caracas, el 30 de abril de 2021

Entre los acusados están Álvaro Pulido, empresario colombiano y socio de Alex Saab, y José Gregorio Vielma-Mora, exgobernador y exministro chavista.

El Departamento de Justicia de Estado Unidos anunció el jueves cargos contra cinco personas por lavado de dinero procedente de un esquema de corrupción relacionado con el plan de alimentación Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en Venezuela.

Entre los cinco acusados por la Justicia estadounidense están Álvaro Pulido Vargas, empresario colombiano y socio de Alex Saab, que ya enfrenta cargos criminales en EE. UU., y José Gregorio Vilema-Mora, exgobernador y exministro chavista.

La acusación, que fue presentada en corte el 7 de octubre pero anunciada este jueves, señala a los implicados por conspirar para lavar las ganancias de un “entramado ilegal de sobornos” desde bancos en Antigua, Emiratos Árabes Unidos y otros países a cuentas en Estados Unidos.

Saab, aliado de Pulido, fue extraditado el fin de semana a EE.UU., donde está siendo juzgado en una corte federal en Florida también por lavado de activos, en este caso relacionados con la importación de bienes para construcción de viviendas para personas de bajos recursos. Pulido es mencionado y también acusado en el caso contra Saab como su socio.

El Departamento de Justicia señala que los acusados presuntamente recibieron alrededor de 1.600 millones de dólares del gobierno venezolano y transfirieron unos 180 millones de dólares a cuentas en EE. UU.

Los otros tres acusados son los colombianos Emmanuel Enrique Rubio Gonzalez y Carlos Rolando Lizcano y la venezolana Ana Guillermo Luis. Todos enfrentan un cargo de conspiración para cometer lavado de activos y cuatro cargos por lavado de activos. De ser condenados, podrían recibir una pena máxima de 100 años de cárcel, informó el Departamento de Justicia.

Pulido Vargas es visto por Estados Unidos como el socio de Saab en una amplia red de corrupción, lavado de capitales y sobornos a funcionarios venezolanos para obtener contratos para un plan social de alimentación y de proveeduría de materiales de construcción para proyectos de viviendas de bajo costo entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, según la acusación en los casos de ambos, presentadas por los fiscales federales Kurt Lunkenheimer and Alex Kramer.

Pulido Vargas y Saab, según la fiscalía estadounidense, pagaron sobornos para obtener “ventajas de negocios impropias” de parte de funcionarios venezolanos y cobraron facturas “falsas y fraudulentas” al gobierno de Nicolás Maduro por bienes que nunca se importaron a Venezuela.

Ambos empresarios colombianos son acusados de lavar capitales procedentes de ese esquema de sobornos e ilegalidades en el sistema financiero de Estados Unidos, incluido el sur de la Florida. Pulido Vargas está sancionado por Estados Unidos desde julio de 2019 y por Reino Unido desde este año.

Caracas alegó —después de su captura—que Saab tiene estatus diplomático y ha tachado su extradición de un "secuestro" por parte de EE.UU. El exvicepresidente y diputado chavista, Diosdado Cabello, aseguró el jueves que Saab era uno de los encargados de "burlas las persecuciones del imperialismo" contra Venezuela y consiguió traer alimentos, medicina y gasolina al país.

Vielma Mora es un teniente retirado que participó en el fallido golpe de Estado en noviembre de 1992 junto a otras figuras prominentes del chavismo, como el exvicepresidente ejecutivo Diosdado Cabello y y el exministro Jesse Chacón. Entre los cargos que ocupó en la presidencia de Hugo Chávez, destaca su función como superintendente de impuestos nacionales entre 2003 y 2008. Fue gobernador del estado occidental de Táchira, limítrofe con Colombia, y, además, Maduro lo designó en 2017 como ministro de Comercio Exterior.

Participó sin éxito en las primarias del partido de gobierno para la gobernación del estado Carabobo. Un reportaje del periódico de investigación Armando.Info señaló a Vielma Mora como el intermediario entre Saab y el gobierno para la compra, venta y distribución de cajas de alimentos subsidiados CLAP.

La acusación desvelada el jueves señala que Vielma-Mora aceptó recibir sobornos de parte de Pulido y sus socios para obtener contratos de la importación y venta de comida en el estado de Táchira.

El documento detalla que el exgobernador aceptó la compra de cajas de comida por precios inflados para que Pulido y sus aliados pudieran usar el dinero adicional para pagar sobornos a él y a otros y “obtener millones de dólares de ganancias corruptas”.

Un reportaje de Armando.Info sobre los negocios, cuentas y sociedades del esquema de corrupción denunciado identifica a Emmanuel Rubio González, acusado este jueves, como hijo de Pulido Vargas. Ana Guillermo Luis también aparece mencionada como una de las personas clave que han tenido desde Caracas “responsabilidades estratégicas” en los negocios de Saab y Pulido.

Carlos Lizcano Manrique, otro de los acusados, es propietario de Salva Foods, una empresa vinculada a las tiendas de las cajas de alimentos subsidiados y tiene relaciones con Saab y Pulido Vargas a través de Group Grand Limited, proveedora de los CLAP que está registrada en Hong Kong, precisó el periodista de investigación del portal Armando.Info, Roberto Deniz.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG