Enlaces para accesibilidad

Biden se prepara para asumir el cargo en el peor momento de la pandemia


El presidente electo de EE.UU., Joe Biden, ya ha nombrado un comité asesor sobre el coronavirus que está trabajando en el terreno monitoreando la situación de la pandemia.

El presidente electo Joe Biden tomará posesión el próximo 20 de enero, en el peor momento de la crisis sanitaria a causa del incremento de casos de COVID-19 y de las muertes relacionadas con esta enfermedad.

El jueves 7 de enero de 2021 se rompió un récord en Estados Unidos con más de 4.000 muertes por coronavirus en el país, según datos divulgados por la Universidad Johns Hopkins. Lo peor de todo es que la situación, en opinión de los expertos médicos está lejos de controlarse por el momento.

Prioridad de Biden: frenar la pandemia

Durante su campaña, el presidente electo, Joe Biden, se comprometió a dar prioridad a la gestión del coronavirus para poner fin al descontrol de la pandemia y, de alguna manera, paliar los efectos económicos que está provocando la crisis en todo el país.

“El gran reto de Joe Biden cuando llegue a la Casa Blanca va a ser el de la gestión de la Casa Blanca. Lo hará en un momento muy delicado, en el que la pandemia está descontrolada”, dijo el analista político Javier Maza en declaraciones a la Voz de América.

Quiero estar preparado para hacer lo que sea necesario para salvar vidas
Joe Biden, presidente electo de EE.UU.

Biden ya ha nombrado un comité asesor para hacer frente al coronavirus que está trabajando en el terreno, monitoreando la situación de la pandemia. El presidente saliente afirmó tiempo atrás que “escucharía a los científicos” y que, incluso, estaría dispuesto a cerrar algunos sectores de la economía si eso es lo que le recomendaban los expertos de salud, algo a lo que el actual mandatario, Donald Trump, se ha negado con insistencia.

“Quiero estar preparado para hacer lo que sea necesario para salvar vidas. No podemos seguir adelante con el país hasta que no controlemos el virus”, declaró en agosto durante una entrevista con la cadena ABC News.

Trump priorizó la economía

El presidente Donald Trump recibió muchas críticas por anunciar la reactivación económica de algunos sectores en un momento en el que se estaban superando récords de contagios.

“Nuestra economía ha vuelto y ha vuelto muy fuete. Tenemos algunas áreas donde estamos apagando las llamas o los incendios, y eso demuestra que está funcionando bien”, llegó a decir el mandatario hace meses.

Lo cierto es que la Administración Trump había recibido muchas presiones, ya que, cada vez más, se pedía a las autoridades que relajaran las medidas para evitar más despidos y que siguiera incrementando la tasa de desempleo.

“Era necesario que se abriera, Trump tomó la mejor elección porque nosotros nos tenemos que acostumbrar a convivir con el virus, pero sin tener que cerrar la economía, eso puede ser la muerte definitiva para algunos negocios y no se puede permitir”, decía Juan Fillol, un residente en el sur de la Florida adscrito al partido republicano.

Los expertos sanitarios, sin embargo, no veían con buenos ojos estas medidas.

“Ha primado más la economía que la salud. Había muchas presiones para reabrir los negocios, pero lo cierto es que en ese momento no había tratamiento ni vacuna efectiva, por lo que considero que fue bastante peligroso”, comentó la doctora Nuria Lawson en una entrevista con la VOA.

XS
SM
MD
LG