Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca: Cuba no es una de "las principales prioridades" de Biden


La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, conversa con los periodistas durante la rueda de prensa del 9 de marzo de 2021.

La vocera de la Casa Blanca señaló, no obstante, que el nuevo Gobierno está revisando las medidas adoptadas por la anterior Administración, incluida la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

La relación entre Washington y La Habana no es una de "las principales prioridades" del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó el martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

“Un cambio de política no es en estos momentos una de las principales prioridades del presidente", declaró Psaki en rueda de prensa al ser preguntada sobre la relación entre ambos países, que se vio afectada por los cuatro años de presidencia de Donald Trump.

Después del acercamiento entre ambas naciones durante la Administración Obama, el presidente republicano volvió a enfriar las relaciones a base de sanciones hasta culminar con el retorno de Cuba a la lista de países patrocinadores del terrorismo el pasado 11 de enero, apenas unos días antes de abandonar la Casa Blanca.

En cambio de política no es en estos momentos una de las principales prioridades del presidente"

Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca

Al respecto, Psaki aseguró que la Administración Biden está decidida a revisar "medidas políticas previas", entre ellas la inclusión de Cuba en la lista, lo que supuso la reimposición de restricciones importantes a Cuba, incluida la prohibición de la mayoría de los viajes entre Cuba y Estados Unidos, así como la transferencia de dinero entre los dos países.

En este sentido, Psaki volvió a insistir en que el nuevo gobierno marcará su propio camino en sus relaciones con La Habana, siempre, según dijo, en base a dos principios: "la democracia y los derechos humanos".

Biden anunció durante la campaña electoral que su intención era dar marcha atrás a política de Trump sobre Cuba y volver al status quo existente antes de que el republicano se instalara en la Casa Blanca. Sin embargo, por el momento no ha tomado ninguna decisión que afecte directamente a la isla, tal y como sí ha hecho con otros países de la región.

Una aclaración necesaria

Dos días más tarde, el jueves 11 de marzo, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price precisó que sigue siendo la defensa de los derechos humanos el principal sostén para la defensa de la democracia en Cuba.

“Es una política que estamos revisando”, dijo respondiendo a la pregunta de un periodista -en la rueda de prensa diaria- sobre si definitivamente no es una prioridad para Biden las relaciones con Cuba; y reiteró las declaraciones del secretario de Estado Anthony Blinken sobre el tema.

“Primero, el apoyo a la democracia y los derechos humanos será el centro de nuestros esfuerzos, porque creemos que es el medio para empoderar al pueblo cubano para que determine su propio futuro; y segundo, como hemos dicho antes, también sabemos que los estadounidenses, especialmente los cubanoamericanos, son en la mayoría de los casos los mejores embajadores de la libertad y la prosperidad en Cuba”, explicó.

Por tanto, concluyó “no es que esto esté de alguna manera en un segundo plano. Es algo que estamos analizando muy de cerca y, a medida que avanza esa revisión, consultaremos con miembros del Congreso”.

XS
SM
MD
LG