Enlaces para accesibilidad

Funcionarios de Georgia rechazan reclamos de Trump sobre presunto fraude electoral


Trabajadores electorales de recuento presidencial en el Condado Fulton, en Georgia, escanean votos el 25 de noviembre de 2020, en el Georgia World Congress Center, en Atlanta.

Biden ganó el estado del sur de Estados Unidos, el primer demócrata en reclamar los votos electorales del estado desde 1992.

Funcionarios en Georgia rechazaron el domingo la afirmación del presidente republicano Donald Trump de que su rival demócrata Joe Biden ganó fraudulentamente el estado del sur de Estados Unidos, y declararon que los 16 votos electorales de Georgia que ganó el presidente electo no se cambiarán.

Brad Raffensperger, el principal funcionario electoral del estado, dijo al programa "This Week" de ABC News que, como republicano conservador, estaba "decepcionado" de que Trump perdiera Georgia, pero la gente "ha hablado" y "no vemos nada que pueda cambiar la voluntad del pueblo ".

Trump le pidió el sábado al gobernador republicano del estado, Brian Kemp, que convocara una sesión especial de la legislatura estatal para revocar la votación allí y otorgarle a Trump los electores del estado, lo que por sí solo no sería suficiente para cambiar la ventaja no oficial de Biden de 306-232 en el Colegio Electoral, que determina el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Kemp rechazó la solicitud de Trump. El vicegobernador de Georgia, el republicano Geoff Duncan, dijo a CNN el domingo que cree "absolutamente" que Kemp no accederá a la demanda de Trump de que el gobernador persuada a los legisladores estatales para que anulen la victoria de Biden en el estado.

El presidente Donald Trump saluda al gobernador de Georgia, Brian Kemp y su esposa Marty, junto al senador republicano David Perdue, de Georgia, al llegar a la Base Dobbins de la Reserva Aérea, en Atlanta, para un evento electoral. Sep. 25 de 2020.
El presidente Donald Trump saluda al gobernador de Georgia, Brian Kemp y su esposa Marty, junto al senador republicano David Perdue, de Georgia, al llegar a la Base Dobbins de la Reserva Aérea, en Atlanta, para un evento electoral. Sep. 25 de 2020.

"Ciertamente no vamos a mover los postes de la meta en este punto de la elección", dijo Duncan.

Biden ganó la votación del 3 de noviembre en Georgia por más de 12.000 votos. Dos recuentos, incluido un recuento mano a mano de los más de 5 millones de votos emitidos, confirmaron el resultado.

Fue la primera vez que un candidato presidencial demócrata ganó Georgia desde 1992, después de que Trump conquistara el estado en 2016 sobre la demócrata Hillary Clinton. Biden se convertirá en el presidente número 46 del país después de su toma de posesión el 20 de enero.

Trump organizó un mitin el sábado por la noche en Georgia, atacando brevemente a Kemp por no ayudarlo a anular la victoria de Biden allí.

“Su gobernador podría detenerlo muy fácilmente si supiera qué diablos está haciendo”, dijo Trump. "Hasta ahora no hemos podido encontrar personas en Georgia dispuestas a hacer lo correcto".

Trump expresó quejas y falsedades sobre la elección, a pesar de que no había evidencia, ni en Georgia ni en otros estados en disputa, de un fraude generalizado. William Barr, el fiscal general designado por Trump, dijo a Associated Press la semana pasada que "hasta la fecha, no hemos visto fraude en una escala que pudiera haber dado un resultado diferente en las elecciones".

En su entrevista del domingo, Duncan dijo que las acusaciones de fraude de Trump eran "preocupantes". Las montañas de desinformación no están ayudando al proceso; solo lo están lastimando".

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger durante una conferencia de prensa en Atlanta, el 30 de noviembre de 2020.
El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger durante una conferencia de prensa en Atlanta, el 30 de noviembre de 2020.

En su entrevista con ABC, Raffensperger, al defender el conteo de votos en Georgia, dijo que ha recibido amenazas de muerte y que su esposa ha recibido “mensajes de texto sexualizados y cosas así”.

"Y ahora han ido tras la gente, han estado siguiendo ... a los trabajadores electorales jóvenes y los trabajadores electorales en el condado de Gwinnett y también a nuestra gente en una de nuestras oficinas", dijo Raffensperger. “Y entonces, estás viendo un comportamiento irracional y enojado. No es patriótico. La gente no debería estar haciendo eso ".

Trump despidió a Christopher Krebs, el funcionario de ciberseguridad de mayor rango del gobierno que calificó las elecciones de 2020 como "las más seguras en la historia de Estados Unidos".

En una entrevista el domingo en el programa "Meet the Press" de CBS News, Krebs dijo que no sabe por qué Trump continúa con sus acusaciones de fraude electoral, incluso después de que él y su campaña han perdido o retirado tres docenas o más de demandas que alegan irregularidades en los votos y en el conteo de los votos.

"No sé si es ceguera intencional o intencional", dijo Krebs. "Pero esta carrera ha terminado; tenemos que prepararnos para el 20 de enero y la próxima administración".

XS
SM
MD
LG