Enlaces para accesibilidad

Estudio: voto por correo aumenta participación, pero no da ventaja a ningún partido


Boletas por correo colocadas en bandejas en el centro electoral de Renton, Washington.

Un nuevo estudio publicado esta semana sugiere que la votación por correo no traería el caos al proceso electoral estadounidense, y podría, de hecho, aumentar la participación.

La votación por correo se ha vuelto un tema controversial en meses recientes, mientras la pandemia del coronavirus ha aumentando la preocupación de acudir en persona a los recintos de votación y el presidente Donald Trump ha insistido que votar por correo abriría las puertas a un masivo fraude, injusto para su Partido Republicano.

Dos expertos en ciencias políticas, uno de la Universidad de Virginia y el otro de la Universidad Brigham Young, examinaron el tema y publicaron sus hallazgos el miércoles en la revista Science Advances.

Los investigadores compararon información a nivel de condados de 1992 hasta el 2018 registrada en todo Estados Unidos con más de 40 millones de registros de votación en Utah y el estado de Washington. Querían examinar si los patrones de votación partidistas cambiarían si el voto fuera oligatoriamente por correo.

Su información indicó, en general, que votar por correo tiene “un modesto efecto positivo en la participación”, pero “ningún efecto mesurable” sobre qué tan bien le fue a un partido por encima del otro en las urnas electorales.

Los expertos dicen que durante años, votar por correo ha estado asociado con personas mayores y residentes de zonas rurales, que tienden a favorecer a los republicanos. Seis estados tenían alguna forma de votación por correo antes de la pandemia. Texas tiene lo que llaman “voto por correo sin excusas” disponible para personas mayores de 65 años. En Nebraska, condados con poblaciones inferiores a 10.000 personas tienen permitido votar por correo.

Los académicos dicen que “aunque estos sistemas de votar por correo tienen diferentes formas de administración, todos son consistentes” en sus valores principales: todos los votantes reciben una boleta antes de las elecciones y todos limitan, y en algunos casos remplazan, la votación en persona.

Los autores del estudio escribieron: “Votar por correo podría ofrecer una oportunidad para, en el peor de los casos, mantener los niveles históricos de participación, o, en el mejor de los casos, incluso aumentar bajos niveles de participación mientras simultáneamente no dar ventaja significativa a un partido por encima del otro”.

XS
SM
MD
LG