Enlaces para accesibilidad

Fuentes: Biden elegirá a exgobernadora de Michigan para Secretaria de Energía


ARCHIVO: La exgobernadora de Michigan, Jennifer Granholm, habla en la última noche de la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, el 28 de julio de 2016.

La exgobernadora Jennifer Granholm trabajó con Biden en el 2009 en el rescate de los fabricantes de automóviles General Motors y Chrysler, cuando el ahora presidente electo era vicepresidente en el gobierno de Barack Obama.

Se espera que el presidente electo Joe Biden elija a la exgobernadora de Michigan Jennifer Granholm como secretaria de Energía de su administración, dijeron el martes dos personas familiarizadas con la decisión.

Granholm, de 61 años, fue la primera gobernadora de Michigan, habiendo cumplido dos mandatos en el estado electoral clave de 2003 a 2011. Ella trabajó con Biden en 2009 en el rescate de los fabricantes de automóviles General Motors y Chrysler, cuando el ahora presidente electo era vicepresidente en el gobierno de Barack Obama,

Un portavoz del equipo de transición de Biden no respondió a las solicitudes de comentarios. Un portavoz de Granholm no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios.

Mientras era gobernadora, Granholm apoyó los esfuerzos para construir plantas de baterías avanzadas para automóviles eléctricos en Michigan, a pesar de las preocupaciones de algunos en la industria automotriz acerca de dejar los motores de gasolina. También impulsó un modesto estándar de energía que requería que una parte de la energía del estado fuera generada por fuentes renovables.

Más recientemente, ha enseñado en la Universidad de California, Berkeley, sobre temas que incluyen presupuestos estatales, trabajos de energía limpia y diversificación de la economía. En 2015, lanzó el American Jobs Project para enfocarse en promover políticas estatales para crear empleos de clase media en baterías y otras formas de tecnología energética avanzada.

Si el Senado la confirma, se espera que Granholm desempeñe un papel en el apoyo del Departamento a las baterías avanzadas, la eficiencia energética y la generación de electricidad a partir de energía renovable y nuclear, ya que Biden ha prometido hacer de la reducción del cambio climático uno de los pilares de su administración.

Probablemente también trataría con los ministros de energía de Rusia, Arabia Saudita y otros países productores de petróleo y gas.

Granholm sería la segunda secretaria de energía de Estados Unidos después de que Hazel O'Leary sirviera bajo el mandato del ex presidente Bill Clinton en la década de 1990.

Los dos secretarios de energía del presidente Donald Trump dedicaron gran parte de su tiempo a la política del petróleo y el gas. Rick Perry, el primero, fue un ex gobernador de Texas. El segundo de Trump, Dan Brouillette, fue un ex cabildero de Ford Motor Co. y regulador estatal de energía en Luisiana.

La mayor parte del presupuesto del departamento se destina a modernizar el arsenal de ojivas nucleares del país y a limpiar sitios nucleares.

Biden eligió a Granholm sobre Elizabeth Sherwood-Randall, su exasesora cuando estaba en el Senado, y quien sirvió en la administración Obama como subsecretaria de energía. Granholm también superó a Arun Majumdar, el primer director de la agencia del departamento que promueve y financia la investigación y el desarrollo de tecnologías energéticas avanzadas, y Ernest Moniz, quien fue secretario de energía durante la administración Obama.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG