Enlaces para accesibilidad

Investigan denuncias de ataques de la policía a periodistas en EE.UU.


Policías en Minneapolis, Minnesota, tratan de dispersar a manifestantes durante una protesta el 27 de mayo de 2020 por la muerte de George Floyd.

La policía de parques de Estados Unidos anunció que dos agentes fueron colocados bajo licencia administrativa después de un video en que ambos aparecen presuntamente atacando a un equipo de prensa australiano.

La decisión tuvo lugar el miércoles, el mismo día en que la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) dijo que había presentado una demanda colectiva sobre el tratamiento de la prensa en Minneapolis, Minnesota.

Algunos periodistas han sido atacados, detenidos y acosados durante su cobertura de las protestas en todo el país por la muerte del afroestadounidense George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis la semana pasada.

Hasta el jueves, la organización U.S. Press Freedom Tracker, que monitorea la libertad de prensa en Estados Unidos, había investigado 280 incidentes, 20 de ellos en Washington, D.C.

En el caso del equipo australiano, las tomas de la cadena WJLA-TV muestran a la Policía de Parques aparentemente empujando al camarógrafo Tim Myers y usando un bastón para golpear a la reportera Amanda Brace, del Canal 7 de Australia, el lunes.

El incidente tuvo lugar cuando los agentes trataban de despejar un área para que el presidente Donald Trump caminara hasta una iglesia dañada en las protestas en Washington.

El jefe de policía en funciones, Gregory Monahan, dijo en un comunicado que el incidente está siendo investigado.

“Tomamos con mucha seriedad el maltrato a los periodistas, como todos los que tomamos seriamente la democracia”, declaró el embajador de Estados Unidos en Australia, Arthur Culvahouse Jr., en una nota el martes. “Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de proteger a los periodistas y garantizar la igualdad de la justicia para todos”.

La demanda

En respuesta a los ataques contra periodistas en Minneapolis, la ACLU de Minnesota presentó una demanda colectiva contra la ciudad de Minneapolis, la Patrulla Estatal de Minnesota y el Departamento de Policía de Minneapolis. Por otra parte, Press Freedom Tracker está investigando más de 50 incidentes en la ciudad.

Un demandante, Jared Goyette, un periodista independiente que dice que fue herido en el rostro por una bala de goma en Minneapolis, dijo que “la prensa está siendo asaltada” en la ciudad.

“Este patrón y prácticas de los agentes del orden pisotean la Constitución”, escribió Goyette en la demanda. “Viola el derecho sacrosanto de libertad de expresión y libertad de prensa que son la base de una sociedad libre”.

La demanda busca que se emita una orden que declare las acciones de la policía como inconstitucionales y prohíba a los agentes escoger y atacar a periodistas. Además, pide compensaciones, según un comunicado de ACLU divulgado el miércoles.

“El poder del pueblo está enraizado en la capacidad de una prensa libre de investigar y reportar noticias, especialmente en un momento como éste”, dijo la directora legal de ACLU-Minnesota, Teresa Nelson, en un comunicado.

“La policía está usando violencia y amenazas para socavar ese poder y no podemos permitir que eso suceda. La transparencia pública es absolutamente necesaria para la rendición de cuentas de la policía”, agregó,

Grupos de derechos humanos condenaron acosos y ataques a periodistas en otras ciudades, como Atlanta, donde dos periodistas fueron brevemente detenidos. Ambos, Haisten Willis y Alyssa Pointer, se habían identificado como miembros de la prensa, según la agencia AP.

'No hay necesidad' de esposar

“En la era digital de hoy y con más periodistas independientes que nunca, las credenciales digitales se usan regularmente y son una forma aceptada de identificación”, dijo Willis, quien trabajaba de forma independiente para el periódico The Washington Post, en una declaración conjunta con la Sociedad de Periodistas Profesionales de Georgia.

“No había necesidad para esposas ni confiscaciones”, señaló.

En una conferencia de prensa el martes, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, dijo que había solicitado al comisionado del Departamento de Recursos Naturales que “revisara” el incidente relacionado con Pointer, reportó AP, pero la policía de Atlanta declinó hacer comentarios a la agencia.

La Sociedad de Periodistas Profesionales Georgia, la Asociación de Periodistas Negros de Atlanta y otros grupos pidieron a las organizaciones de prensa que provean a los periodistas independientes las credenciales apropiadas y equipos protectores, como máscaras y kits de primeros auxilios.

“Es vital que los miembros de la policía, que han jurado proteger a sus ciudadanos, desarrollen esa función sin poner en peligro la seguridad de los periodistas, la libertad de prensa y los derechos civiles. La policía tiene que respetar el papel de los periodistas en la cobertura de eventos de disturbios civiles”, dijo la declaración del lunes.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG