Enlaces para accesibilidad

Policía del Capitolio: una "milicia" planea asaltar el Congreso el jueves


Fuerzas de seguridad custodian el Congreso de Estados Unidos durante la noche del 6 de enero de 2021, después de que una turba asaltara el edificio.

Según teorías conspirativas sin ningún fundamento, el asalto debería tener lugar el 4 de marzo, coincidiendo con el día en que el expresidente Trump volvería a la Casa Blanca.

Una "milicia" está planeando un nuevo asalto al Congreso de Estados Unidos, según fuentes oficiales, en esta ocasión, con vistas al jueves 4 de marzo, coincidiendo con la fecha en la que algunos creen que el expresidente Donald Trump volverá a hacerse con el control del Gobierno.

"Hemos obtenido informes de inteligencia que señalan un posible complot para irrumpir en el Capitolio por parte de una milicia ya identificada para el jueves, 4 de marzo", informó el Departamento de Policía del Capitolio el lunes, en un comunicado.

El texto afirma, no obstante, que las autoridades son conscientes y están "preparadas" para hacer frente a "potenciales amenazas" contra los legisladores y el edificio.

Desde el pasado 6 de marzo, día en que una turba de seguidores del entonces presidente Trump asaltó el Capitolio con el objetivo de impedir la certificación del resultado de las elecciones presidenciales, el complejo del Congreso se encuentra blindado con fuertes medidas de seguridad.

Las fuerzas de seguridad han establecido un amplio perímetro de seguridad con vallas de unos dos metros de altura y miles de reservistas de la Guardia Nacional permanecen desplegados en la capital estadounidense.

"Ya hemos hecho mejoras significativas en seguridad, incluidas estructuras físicas y aumentar la presencia de personal para garantizar la seguridad del Congreso, los asistentes y nuestros agentes de policía", concluye el comunicado.

Por el momento, se desconoce si las fuerzas del orden han procedido a realizar arrestos en relación con estas amenazas.

Seguidores de las teorías conspirativas de QAnon vienen afirmando en las redes, sin sustento, que Trump volverá a la Casa Blanca, uno de los motivos por los que las autoridades decidieron mantener el dispositivo de seguridad más allá de la investidura del presidente Joe Biden, cuando se llegó a temer por un nuevo ataque.

El director del FBI, Christopher Wray, calificó los hechos del pasado 6 de enero como un acto de "terrorismo doméstico" y alertó de la creciente amenazas que supone la ascendencia de grupos supremacistas en el país.

La Cámara Baja suspende la sesión

Debido a la amenaza, la Cámara de Representantes ha decidido tomarse un receso durante el resto de la semana, según informaron medios locales.

La decisión se adoptó después de que el sargento de armas, responsable de la seguridad en el recinto del Congreso escribiera hoy a los legisladores notificándoles "nueva y preocupante información e informes de inteligencia que indican un nuevo interés en el Capitolio entre el 4 y el 6 de marzo por parte de una milicia", señala la misiva citada por la emisora WTOP.

Por el momento, el Senado mantiene su agenda para el jueves.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG