Enlaces para accesibilidad

Policía detiene y presenta cargos contra sospechoso de tiroteo en Boulder, Colorado


Policías fuertemente armados vigilan a personas evacuadas del supermercado King Soopers en Boulder, Colorado, donde un sujeto disparó indiscriminadamente matando a diez personas.

Ahmad Al Aliwi Alissa, un sirioestadounidense de 21 años, resultó herido en una pierna y ha sido acusado de diez cargos de asesinato. No se ha informado sobre su motivación.

La policía de la ciudad estadounidense de Boulder, Colorado, informó el martes que un sospechoso de 21 años está bajo custodia y ha sido acusado de diez cargos de asesinato en relación con el tiroteo en un supermercado de Boulder el lunes.

En conferencia de prensa, la jefa de policía de Boulder, Maris Herold, dijo que el sospechoso, Ahmad Al Aliwi Alissa, fue dado de alta de un hospital, donde fue tratado por una herida en la pierna sufrida en un intercambio de disparos con la policía que respondió al tiroteo, y trasladado a la cárcel del condado el martes por la tarde para esperar una comparecencia inicial ante el tribunal por asesinato y otros cargos. Sus antecedentes criminales muestran un solo cargo por asalto en tercer grado en 2018, según la declaración jurada.

Las autoridades dijeron que confiaban en que el sospechoso detenido actuó solo, aunque no ofrecieron detalles sobre lo que podría haberlo motivado a abrir fuego en el establecimiento, ubicado a unas 28 millas (45 km) al noroeste de Denver.

"Sería prematuro para nosotros sacar conclusiones en este momento", dijo Michael Schneider, el agente a cargo de la oficina de campo del FBI en Denver, en rueda de prensa.

En imágenes y videos de la escena, se puede ver al sospechoso esposado siendo llevado fuera del sitio del ataque sin camisa ni zapatos.

Oficial de policía de Colorado, Eric Talley, una de las ocho víctimas de un mortal tiroteo en un supermercado de Boulder, Colorado, el lunes 22 de marzo de 2021. Foto proporcionada por el Departamento de Policía de Boulder, vía Reuters.
Oficial de policía de Colorado, Eric Talley, una de las ocho víctimas de un mortal tiroteo en un supermercado de Boulder, Colorado, el lunes 22 de marzo de 2021. Foto proporcionada por el Departamento de Policía de Boulder, vía Reuters.

Herold también identificó a las víctimas, que incluyen al oficial de policía de Boulder, Eric Talley, de 51 años, que tenía 10 años en la fuerza policial de la ciudad.

El oficial Talley fue el primero en llegar después de una llamada sobre disparos y alguien que portaba un rifle, dijo la jefa de policía de Boulder. El fiscal de distrito del condado de Boulder, Michael Dougherty, dijo que Talley era "según todos los informes, uno de los oficiales destacados" del departamento.

Con siete hijos, de entre 7 y 20 años, Talley era un padre devoto que "conocía al Señor", dijo su padre. "Cuando todos los demás en el estacionamiento estaban huyendo, él corrió hacia él", dijo Shay Talley. El fallecido oficial recientemente había estado buscando un trabajo menos peligroso, según un comunicado emitido por su padre.

Las otras nueve víctimas tienen entre 20 y 65 años de edad. La policía las identificó el martes como Denny Stong, de 20 años; Neven Stanisic, 23; Rikki Olds, de 25 años; Tralona Bartkowiak, 49 años; Fuente de Suzanne, 59; Teri Leiker, 51 años; Kevin Mahoney, 61 años; Lynn Murray, 62; y Jody Waters, de 65 años.

El ataque del lunes, que comenzó alrededor de las 2:40 p.m., atrajo a cientos de policías al lugar y envió a compradores y empleados aterrorizados huyendo en busca de seguridad en medio del sonido de los disparos.

El sospechoso, Ahmad Al Aliwi Alissa de Arvada, Colorado, irrumpió en el supermercado de la cadena King Soopers en Boulder armado con un rifle semiautomático estilo AR y una pistola y con un chaleco táctico, todos los cuales fueron recuperados después del tiroteo del lunes, según un declaración jurada de arresto presentada por la policía.

La declaración jurada también dijo que las bases de datos de las fuerzas del orden muestran que Alissa compró una pistola Ruger AR-556, un arma que se asemeja a un rifle semiautomático y tiene una capacidad de 30 disparos, el 16 de marzo, seis días antes del tiroteo.

Según informaron autoridades, el sospechoso hizo varias declaraciones a la policía cuando fue detenido, pero no se dio a conocer detalles de esas declaraciones.

Colorado ha sido escenario de algunos de los episodios de violencia armada más impactantes en la historia de Estados Unidos, incluido el tiroteo masivo de 2012 en un cine en Aurora y el tiroteo masivo de 1999 en la escuela secundaria Columbine cerca de Littleton.

El tiroteo de Boulder se produjo solo seis días después de que un hombre armado atacara tres establecimientos de masajes el 16 de marzo en el área de Atlanta, en el estado de Georgia, y matara a tiros a ocho personas, antes de ser arrestado.

"Me duele el corazón hoy", dijo el martes el gobernador de Colorado, Jared Polis. "Apenas se habían izado las banderas al tope del mástil después del trágico tiroteo en Atlanta que se cobró ocho vidas, y ahora tenemos una tragedia aquí, cerca de casa, en un supermercado que podría ser cualquiera de las tiendas de comestibles de nuestro vecindario".

Es probable que los dos tiroteos masivos intensifiquen la presión sobre el presidente demócrata Joe Biden para que cumpla su promesa de campaña de promulgar límites de armas más estrictos. Pero la legislación para prohibir las armas de asalto y reforzar las verificaciones de antecedentes se ha estancado en medio de la oposición republicana en el Congreso.

"No necesito esperar un minuto más, y mucho menos otra hora, para tomar medidas de sentido común que salvarán vidas en el futuro", dijo Biden en la Casa Blanca el martes. "Esto no es ni debe ser un tema partidista".

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, los líderes demócratas en el Congreso, dijeron el martes que la violencia nuevamente subrayó la necesidad de leyes de armas más estrictas.

Biden también ordenó que las banderas de Estados Unidos ondearan a media asta en honor a las víctimas; las banderas habían sido levantadas a su posición normal al atardecer del lunes después de haber sido bajadas a media asta luego de los asesinatos de Atlanta.

El ataque del lunes se produce una semana después del asesinato de ocho personas en tres negocios de masajes en el área de Atlanta. Fue al menos la séptima matanza masiva de este año en Estados Unidos.

EMERGEN DETALLES DE LA VIDA DEL SOSPECHOSO

Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, residente de Arvada, en la foto de la ficha policial de Boulder, Colorado. Ha sido identificado por la policía como sospechoso del tiroteo en un supermercado que dejó 8 muertos. Marzo 23 de 2021.
Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, residente de Arvada, en la foto de la ficha policial de Boulder, Colorado. Ha sido identificado por la policía como sospechoso del tiroteo en un supermercado que dejó 8 muertos. Marzo 23 de 2021.

Detalles sobre Alissa fueron emergiendo lentamente el martes. Es un ciudadano estadounidense naturalizado de Siria, según dos funcionarios policiales estadounidenses informados sobre el asunto.

Ali Aliwi Alissa, el hermano de 34 años del presunto atacante, le dijo a The Daily Beast que su hermano era antisocial y paranoico.

Alissa se graduó de Arvada West High School en mayo de 2018, según Cameron Bell, portavoz del distrito escolar. Los registros muestran que estuvo en el equipo de lucha libre durante dos temporadas que terminaron en 2018, dijo.

Una página de Facebook archivada que parecía pertenecer a Ahmad Alissa dijo que estaba interesado en la informática y el kickboxing. La página, que usa el nombre Ahmad Al Issa, presenta una foto de un joven en un combate de lucha libre que se parece a la foto policial del sospechoso.

La página, que fue eliminada poco después de que se revelara el nombre de Alissa, también dice que estudió ingeniería informática en la Universidad Estatal Metropolitana de Denver y estaba en la promoción 2022.

Sin embargo, un portavoz de la universidad dijo que Alissa nunca ha sido estudiante en la escuela.

Testigos en Colorado describieron una escena caótica y aterradora dentro de la tienda durante el ataque del lunes.

Ryan Borowski, de 37 años, fue a buscar algo para satisfacer un antojo de azúcar. Había elegido un paquete de 12 gaseosas y una bolsa de papas fritas cuando escuchó el sonido de los disparos, lo que lo envió corriendo hacia la salida trasera de la tienda.

"Fue bastante aterrador", dijo. "El simulacro de incendio más rápido en el que he estado".

Con información de AP y Reuters

XS
SM
MD
LG