Enlaces para accesibilidad

Demócratas y republicanos condenan la “respuesta violenta” del Gobierno cubano a las manifestaciones


Manifestantes ondean banderas estadounidenses y cubanas mientras realizan una protesta para que Estados Unidos apoye a los manifestantes en Cuba, en el parque Lafayette cerca de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 26 de julio de 2021.

Un grupo de legisladores acordó una resolución bipartita en la que rechazan y piden explicaciones al Gobierno de Miguel Díaz-Canel por la “represión” ejercida contra los manifestantes en las históricas marchas en Cuba.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó este martes una resolución bipartidista para condenar la “respuesta violenta” del Gobierno cubano durante las históricas marchas en la isla caribeña.

“El Comité de Relaciones Exteriores del Senado se está pronunciando unánimemente en absoluta solidaridad con los miles de cubanos que han arriesgado todo para liberarse del puño de hierro de la dictadura que ha aplastado su espíritu por más de 60 años”, declaró el Senador Bob Menéndez, presidente del Comité.

Desde que estallaron las protestas el 11 de julio, el país norteamericano ha observado con “preocupación” los últimos acontecimientos en el país caribeño ya que, según altos funcionarios estadounidenses, la “respuesta violenta” y la “represión” debe ser condenada por la comunidad internacional contra aquellos que tratan de acallar a los que piden “libertad” y un cambio de rumbo político en la isla caribeña.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, así como otros senadores y congresistas demócratas y republicanos coinciden a la hora de pedir “respeto por los derechos humanos” en Cuba e instar al presidente Díaz-Canel a que permita que la gente pueda manifestarse libremente, sin temor a represalias.

Hacía décadas que no se veía en Cuba una respuesta tan multitudinaria en la isla. La grave situación provocada por el coronavirus ha hecho que miles de personas salieran a las calles para para protestar por la gestión durante la crisis sanitaria y para criticar que el Gobierno cubano ha “aprovechado” la pandemia para subir los precios de los productos básicos.

Estamos unidos al decir que no vamos a pasar por alto, romantizar o justificar la brutal opresión del régimen cubano a los derechos humanos más básicos”

Bob Menéndez, senador de EE. UU.

Con este gesto bipartito del Comité de Relaciones Exteriores, Estados Unidos quiere “dejar claro que demócratas y republicanos” comparten la misma opinión sobre Cuba. “Estamos unidos al decir que no vamos a pasar por alto, romantizar o justificar la brutal opresión del régimen cubano a los derechos humanos más básicos y democráticos, o su despreció absoluto por las aspiraciones de su propio pueblo”, señaló el cubano-estadounidense Menéndez.

Con todo, el senador demócrata por Nueva Jersey se comprometió a seguir “trabajando arduamente” con ambas Cámaras y con la Casa Blanca para “cerciorar que Estados Unidos” está haciendo su parte “para apoyar a los valientes hombres y mujeres cubanos que están luchando por forjar una apertura política en su país y para exigir que el régimen respete sus derechos humanos más fundamentales”.

Por su parte, el senador republicano por Florida Marco Rubio, también cubano-estadounidense, lamentó que el castrismo “sigue reteniendo al pueblo cubano como rehenes tras 62 años de represión y abusos”, al tiempo que se mostraba satisfecho después de que el Comité de Relaciones Exteriores hubiera dado luz verde a esta resolución.

“Aplaudo la aprobación del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos de esta importante resolución bipartidista. Estados Unidos debe apoyar al valiente pueblo de Cuba en su lucha por sus libertades básicas y en contra de la tiranía”, expresó.

Estados Unidos debe apoyar al valiente pueblo de Cuba en su lucha por sus libertades básicas y en contra de la tiranía”

Marco Rubio, senador de EE. UU.

Al mismo tiempo, el Senador demócrata Richard Durbin, representante por Illinois, criticó las acciones de una administración “inepta, corrupta y cruel” que durante décadas han dirigido el país -primero con Fidel Castro, luego con su hermano Raúl y ahora con Miguel Díaz-Canel-.

“Si bien durante mucho tiempo he defendido un cambio en la fallida política de Estados Unidos hacia Cuba, el pueblo cubano entiende que la verdadera razón de la pérdida del potencial de la isla ha sido causada directamente por la dictadura”, indicó convencido de que este acuerdo represente “apoyo” en firme en el “llamado pacífico para un futuro mejor” en la isla.

Sobre eso, El Senador por Idaho, el republicano Jim Risch, consideró que la firma del documento “es un buen primer paso” para abordar las políticas que debe establecer Estados Unidos hacia Cuba.

“La aprobación de esta resolución es un buen primer paso, pero como la administración ha estado durante siete meses en un proceso de revisión de la política hacia Cuba, espero que este Comité tenga una audiencia pública sobre este asunto pronto”, dijo.

La resolución tiene que pasar por el pleno del Senado para ser aprobada, un puro trámite después de que se escenificara este acuerdo sobre la crisis en Cuba.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG