Enlaces para accesibilidad

Trump se presenta como adalid de la unidad en video de despedida


El presidente Donald Trump saluda a los asistentes a una asamblea organizada por la Asociación Nacional del Rifle, en Indiana, Indianápolis, el 26 de abril de 2019.

El republicano, que deja tras de sí un país claramente polarizado, resaltó la importancia de que el país permanezca unido en su búsqueda de la prosperidad. Si bien su mandato se acaba, dijo, su movimiento "apenas está comenzando".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el miércoles pondrá fin a sus cuatro años de mandato, se despidió hoy del país con un mensaje de unidad y deseando suerte -"una palabra muy importante"- a la administración entrante.

"Mis compatriotas estadounidenses: Hace cuatro años lanzamos una iniciativa nacional para reconstruir nuestro país, renovar su espíritu y restaurar la alianza de este gobierno con sus ciudadanos", comenzó diciendo Trump en un vídeo divulgado por la Casa Blanca vía YouTube. "En pocas palabras, nos embarcamos en una misión para hacer a Estados Unidos grande de nuevo, para todos los estadounidenses".

Trump difundió este vídeo a pocas horas de abandonar la Casa Blanca tras perder las elecciones del pasado mes de noviembre y con un nivel de aprobación de sólo el 34% -el segundo más bajo registrado jamás por la encuestadora Gallup- debido al reciente asalto al Capitolio por parte de una turba de sus seguidores.

Debido a este incidente, el 45º presidente estadounidense dejará el cargo siendo el único que se enfrente a dos juicios políticos. El segundo se puso en marcha la semana pasada después de que una mayoría de legisladores, tanto demócratas como republicanos, acusara a Trump de incitar el asalto al rechazar su derrota en los urnas y al instar a su base a "luchar duro" por impedir la certificación de los resultados.

Este mismo martes, el todavía presidente de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, un tradicional aliado de Trump, acusó directamente al presidente de "provocar" el asalto. "La turba fue alimentada mentiras, el presidente y otra gente poderosa les provocaron", señaló desde el hemiciclo.

Al igual que ha venido haciendo desde que el ruido de los sables dio paso a los clamores de destitución, Trump buscó nuevamente distanciarse de lo sucedido y condenó los actos violentos que, a la postre, acabaron costándole la vida a cinco estadounidenses, entre ellos un agente de la Policía del Capitolio.

"Todos los estadounidenses se horrorizaron ante el asalto a nuestro Capitolio. La violencia política es un ataque a todo lo que apreciamos como estadounidenses; no puede ser tolerada jamás", subrayó el presidente saliente.

Ninguna nación puede prosperar durante largo tiempo si pierde su fe en sus propios valores y héroes"
Donald Trump, presidente de EE.UU.

Trump, cuya presidencia se ha visto marcada por sus constantes ataques a la oposición -"los demócratas que nada hacen"- y a la prensa -"el enemigo del pueblo"-, entre otros, hizo en el vídeo un llamamiento a dejar atrás los "desacuerdos".

"No debemos olvidar nunca que, si bien como estadounidenses siempre tendremos nuestros desacuerdos, somos una nación de ciudadanos increíblemente decente, fieles y amantes de la paz que lo único que quieren es que nuestro país prospere y florezca".

El republicano advirtió, no obstante, que "ninguna nación puede prosperar durante largo tiempo si pierde su fe en sus propios valores y héroes, ya que estas son las propias raíces de nuestra unidad y nuestra vitalidad". Estas palabras parecen un claro guiño a su negativa a acabar con los innumerables símbolos de la Confederación que trufan todo el país y que, para disgusto de grupos supremacistas, una buena parte de la sociedad ha pedido retirar por considerarlos racistas.

El presidente republicano, que aún no ha reconocido abiertamente la victoria de Joe Biden y que ya ha anunciado que ni asistirá a su ceremonia de investidura ni le recibirá en la Casa Blanca antes de marcharse, deseó "suerte", eso sí, al gobierno entrante, sin mencionar en ningún momento a Joe Biden por su nombre.

"Esta semana, comienza una nueva administración y rezamos por su éxito a la hora de mantener a Estados Unidos seguro y próspero", declaró Trump. "Le expresamos nuestros mejores deseos y queremos que tengan suerte, una palabra muy importante".

A pesar de su contundente derrota electoral, con siete millones de votos menos que Biden, y de que el Congreso podría decidir inhabilitarle de por vida en caso de ser hallado culpable de "incitar a la insurrección", Trump insistió en que el "movimiento" que él puso en marcha "apenas está comenzando".

"Nuestra gente será próspera, nuestras tradiciones serán apreciadas, nuestra fe será inquebrantable y nuestro futuro será más brillante de lo que lo ha sido jamás", concluyó.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG