Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Expertos observan el futuro de las relaciones entre EEUU y China


ARCHIVO - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la derecha, y el presidente de China, Xi Jinping, se dan la mano antes de su reunión al margen de la cumbre del G20, el 14 de noviembre de 2022, en Nusa Dua, Bali, Indonesia.
ARCHIVO - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la derecha, y el presidente de China, Xi Jinping, se dan la mano antes de su reunión al margen de la cumbre del G20, el 14 de noviembre de 2022, en Nusa Dua, Bali, Indonesia.

¿Cómo se desarrollará la relación entre Estados Unidos y China en los próximos 10 años? Analistas y expertos en el tema responden a la VOA

Desde la primera reunión entre el presidente estadounidense Richard Nixon y el líder chino Mao Zedong en 1972, la relación entre Estados Unidos y China ha superado los desacuerdos, a menudo en aras del beneficio mutuo. Pero desde 2012, cuando Xi Jinping llegó al poder, cuestiones como el desequilibrio comercial, la competencia tecnológica y los derechos humanos han aumentado las tensiones entre las dos economías más grandes del mundo.

En noviembre de 2022, el presidente de EEUU, Joe Biden, y el presidente de China, Xi Jinping, se reunieron en un esfuerzo por estabilizar las relaciones, pero desde entonces, EEUU derribó un supuesto globo espía chino en febrero. Luego, el presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Kevin McCarthy, se reunió el 5 de abril en California con Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, una isla autónoma que China ve como una provincia separatista.

En respuesta, China organizó tres días de ejercicios de combate para simular el cierre de Taiwán. Y del 5 al 7 de abril, Beijing dio la bienvenida al presidente francés Emmanuel Macron, en parte con la esperanza de contrarrestar el objetivo de Estados Unidos de crear una coalición global para resistir las políticas chinas.

¿Cómo se desarrollará la relación entre Estados Unidos y China en los próximos 10 años? El servicio Mandarín de la VOA preguntó a cuatro académicos que son observadores desde hace mucho tiempo de la relación entre Washington y Beijing. Aquí están sus respuestas, editadas para mayor claridad y brevedad.

Se mantiene alta la tensión entre China y Estados Unidos a cuenta de Taiwán
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:37 0:00

David Lampton, profesor emérito de estudios de China, Escuela Johns Hopkins de Estudios Internacionales Avanzados:

“No veo fuerzas en este momento que nos estén empujando en una dirección más constructiva, y lo que estamos pasando es lo que yo llamaría un ciclo de acción-reacción, particularmente en el área de seguridad, desarrollo de armas y desarrollo militar. Cada vez tenemos más fuerzas operando muy cerca unas de otras. La posibilidad de accidentes está aumentando y, sin embargo, no parece que podamos hacer ningún movimiento que disminuya esta tendencia.

“Si recuerdamos cuando ocurrieron las últimas elecciones y entró la administración Biden, se habló de tratar de reducir los aranceles, se habló de más diálogo entre los líderes de los dos países, se habló sobre el control de armas, o al menos, mínimas medidas de fomento de la confianza en el ámbito de la seguridad. Se habló de más relaciones entre militares... y básicamente todos esos desarrollos no ocurrieron".

Yan Xuetong, decano, Instituto de Relaciones Internacionales, Universidad Tsinghua, Beijing (hablando como parte de un panel de discusión organizado por la Universidad de Harvard el 5 de abril):

“No tendremos esta competencia entre China y Estados Unidos impulsada por la ideología. Tengo entendido que ni China ni EEUU tienen la intención de expandir su ideología o modelo político. El populismo es un nuevo impulso, no solo en los países occidentales sino también en los países no occidentales.

“Ahora ves que la gente de ambos lados entiende que la competencia está en el ciberespacio, el núcleo de la competencia es la superioridad de la tecnología digital. La confrontación ideológica es sólo un instrumento utilizado para ese fin. La ideología ya no es el objetivo, sino la estrategia utilizada para lograr el objetivo, que es la superioridad tecnológica. Entonces, esta no es una guerra fría porque no es una competencia geopolítica, es una competencia ciberpolítica”.

Stephen Walt, profesor de relaciones internacionales de Robert y Renée Belfer, Universidad de Harvard (hablando como parte de un panel de discusión organizado por la Universidad de Harvard el 5 de abril):

“China tiene nociones sobre cómo debería ser el orden mundial. No es un orden mundial liberal, es en cierto modo un orden mundial mucho más fracasado por Occidente, soberanía dura, cada país decide, por ejemplo, cuál es la definición de derechos humanos, en oposición a una concepción más universalista de la identidad. en Estados Unidos.

“Lo que realmente me preocupa es que no veo un esfuerzo serio en marcha en este momento para desarrollar formas de gestionar la relación bilateral. Los políticos e intelectuales comienzan a competir por quién puede ser más antiestadounidense o quién puede ser más antichino. Creo que uno puede ver que esas dinámicas ya están ocurriendo en ambos lugares. Me preocupa la ruptura gradual de la comunicación entre las dos sociedades, donde cada lado está cada vez más atrapado en su propia burbuja, donde se cuenta a sí mismo una historia sobre su papel en el mundo”.

Jerome Cohen, profesor emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York:

“Creo que manejamos mal el incidente del globo. De hecho, China se disculpó antes de que el globo llegara muy lejos, y deberíamos habernos basado en eso y acordado con ellos cómo manejarlo, incluso si eso significaba destruir el globo sobre Alaska.

“No deberíamos haber permitido que el globo llegara al territorio continental de Estados Unidos, y ciertamente no deberíamos haber cancelado el viaje del secretario de Estado a China. Eso fue un error, y pensé que deberíamos tratar de compensarlo ahora.

“Creo que el presidente Joe Biden debería pronunciar un discurso importante en el que reconozca honestamente los efectos indeseables de la dura actitud estadounidense hacia la República Popular China y exhorte a la República Popular China a que nos haga las concesiones correspondientes, para que podamos evitar una mayor espiral descendente y comenzar una espiral ascendente.”

[Con información de Fang Bing, corresponsal del servicio Mandarín de Voice of America en Nueva York]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG