Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Fuerzas israelíes avanzan en Gaza; se intensifican esfuerzos y llamados a una tregua


Un hombre palestino en medio de la destrucción causada por ataques israelíes al campo de refugiados de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, el 1 de noviembre de 2023.
Un hombre palestino en medio de la destrucción causada por ataques israelíes al campo de refugiados de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, el 1 de noviembre de 2023.

Las fuerzas israelíes mantienen una ofensiva en la Franja de Gaza en medio de un clamor internacional para un alto al fuego que alivie la situación de los civiles en el enclave.

Las fuerzas terrestres israelíes avanzaban este jueves hacia la Ciudad de Gaza mientras Estados Unidos y los países árabes intensificaban sus esfuerzos diplomáticos para aliviar la situación humanitaria en el enclave y lograr al menos una breve pausa en los combates para ayudar a la población civil.

El presidente estadounidense, Joe Biden, sugirió una “pausa” humanitaria el miércoles, mientras cientos de personas con pasaportes extranjeros y palestinos heridos salían de Gaza por primera vez a través del paso fronterizo de Ráfah hacia Egipto.

Los países árabes, incluyendo los aliados de Washington que están en paz con Israel, han expresado su creciente malestar por la guerra. Jordania retiró a su embajador en Israel y ha pedido a su homólogo israelí que no regrese al país hasta que termine la guerra y la “catástrofe humanitaria” que está causando.

Más de 3.600 niños palestinos han muerto en 25 días de combates, en los que las bombas han obligado a cientos de miles a huir de sus casas mientras los alimentos, el agua y el combustible escasean.

Las cifras de muertos y heridos en Gaza vienen principalmente de Hamás y no han sido confirmadas por fuentes independientes. El grupo extremista dijo también que los muertos en un ataque israelí al campo de refugiados de Jabalia esta semana fueron 195, de 50 reportados inicialmente.

Según el Ministerio de Salud palestino, más de 8.800 palestinos han muerto durante la guerra, en su mayoría mujeres y niños, y más de 22.000 personas han resultado heridas, pero el conteo no hace distinciones entre combatientes y civiles.

Representantes de Naciones Unidas han expresado que algunas de las acciones israelíes podrían considerarse como crímenes de guerra.

Las tropas israelíes entraron a la franja en gran número durante el fin de semana después de tres semanas de intensos bombardeos aéreos que arrasaron vecindarios enteros y sacaron a más de la mitad de sus 2,3 millones de habitantes de sus hogares.

La guerra comenzó con un sangriento asalto del grupo extremista en el sur de Israel el 7 de octubre en el que murieron cientos de hombres, mujeres y niños y unas 240 personas fueron capturadas.

El cruce de Ráfah

Al menos 320 ciudadanos extranjeros de una lista inicial de 500, así como decenas de habitantes de Gaza gravemente heridos, cruzaron a Egipto el miércoles en virtud de un acuerdo entre Israel, Egipto y Hamás.

Hubo personas con pasaportes de Australia, Austria, Bulgaria, República Checa, Finlandia, Indonesia, Italia, Japón, Jordania, Reino Unido y Estados Unidos. Una fuente diplomática dijo que unas 7.500 personas con pasaportes extranjeros abandonarían Gaza en unas dos semanas.

La apertura del paso de Ráfah fue producto de semanas de negociaciones entre Egipto, Israel, Estados Unidos y Qatar, que ejerce de mediador con Hamás. Fue la primera vez que alguien salía de Gaza, además de las cuatro rehenes liberadas por Hamás y una rescatada por las fuerzas israelíes.

La ofensiva israelí

Las tropas israelíes parecen estar avanzando por tres rutas principales, según el Instituto para el Estudio de la Guerra, un centro de estudios estadounidense. Una columna procede del extremo nororiental de Gaza. Otra, al sur de la Ciudad de Gaza, atravesó el territorio hasta alcanzar la principal autopista que une el norte y el sur.

La tercera, que salió del extremo noroccidental del enclave, ha avanzado unos 5 kilómetros por la costa mediterránea hasta las afueras de los campos de refugiados de Shati y Jabaliya, en las inmediaciones de la Ciudad de Gaza.

Ataques aéreos lanzados por Israel el martes y el miércoles destruyeron edificios residenciales en Jabaliya. Según el ejército israelí, el operativo acabó con la vida de insurgentes y demolió túneles de Hamás.

Este jueves se escucharon explosiones alrededor del hospital de Al Quds, en la densamente poblada Ciudad de Gaza, dijo la Media Luna Roja Palestina. Las autoridades israelíes habían advertido previamente al hospital que evacuara inmediatamente, lo que, según funcionarios de la ONU, era imposible sin poner en peligro a los pacientes.

Los insurgentes palestinos dispararon misiles antitanque, accionaron dispositivos explosivos y lanzaron granadas contra las fuerzas israelíes durante un combate nocturno, dijo el ejército este jueves.

Los soldados devolvieron el fuego y recurrieron a la artillería, además de a ataques desde un helicóptero y un buque. Los reportes no pudieron confirmarse de forma independiente.

Se espera que las bajas en ambos bandos aumenten a medida que las tropas israelíes avancen hacia barrios con una alta densidad de población en la Ciudad de Gaza. Funcionarios israelíes sostienen que la infraestructura militar de Hamás, incluyendo sus túneles, se concentra en la ciudad y acusan a los insurgentes de esconderse entre la población civil.

[Con información de AP y Reuters]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG