Enlaces para accesibilidad

Inflación en EEUU probablemente se mantenga alta


ARCHIVO: Un cliente compra en una tienda de delicatessen en Reading Terminal Market después de que la tasa de inflación alcanzara un máximo de 40 años en enero, en Filadelfia, Pensilvania, EEUU, 19 de febrero de 2022.

El pronóstico de los economistas, si resulta correcto, generaría esperanzas de que la inflación podría haber alcanzado su punto máximo y que la racha de precios más altos está comenzando a disminuir ligeramente.

Es posible que los estadounidenses finalmente estén tomando un respiro del aumento incesante de los precios, aunque sea leve, incluso cuando se espera que la inflación permanezca dolorosamente alta durante meses.

Gracias en gran parte a la caída de los precios de la gasolina, se espera que el informe de inflación del gobierno para julio, que se publicará el miércoles por la mañana, muestre que los precios aumentaron un 8,7 % respecto al año anterior; sigue siendo un ritmo vertiginoso pero una desaceleración del 9,1 % año tras año. cifra en junio, que fue la más alta en cuatro décadas.

El pronóstico de los economistas, si resulta correcto, generaría esperanzas de que la inflación podría haber alcanzado su punto máximo y que la racha de precios más altos está comenzando a disminuir ligeramente. También ha habido otras señales esperanzadoras de que el ritmo de la inflación puede estar moderándose.

Al mismo tiempo, una serie de otros acontecimientos económicos amenazan con seguir intensificando las presiones inflacionarias. El ritmo de contratación es robusto y los salarios medios han aumentado considerablemente. E incluso cuando los precios de la gasolina caen, la inflación en servicios como la atención médica, los alquileres y las comidas en restaurantes se está acelerando. Los cambios de precios en los servicios tienden a ser rígidos y no disminuyen tan rápido como lo hacen con la gasolina, los alimentos u otros bienes. Esas tendencias sugieren que es posible que la inflación general no caiga significativamente en el corto plazo.

El presidente Joe Biden ya ha señalado la caída de los precios de la gasolina como una señal de que sus políticas, como la liberación de petróleo de la reserva estratégica de la nación, están ayudando a combatir los costos más altos que han afectado los presupuestos familiares, en particular para las familias de bajos ingresos.

Sin embargo, los republicanos impulsarán la alta inflación actual como un tema principal de campaña en las elecciones de este otoño, y las encuestas muestran que los altos precios han reducido drásticamente los índices de aprobación de Biden.

El viernes, la Cámara de Representantes está lista para dar la aprobación final del Congreso a un paquete de impuestos y clima revivido impulsado por Biden y los legisladores demócratas. Se espera que el proyecto de ley, que entre otras cosas tiene como objetivo reducir los precios de los productos farmacéuticos al permitir que el gobierno negocie los costos de los medicamentos de Medicare, reduzca el déficit del presupuesto federal en $300 mil millones durante una década.

Sin embargo, los economistas dicen que la medida, que sus defensores han denominado Ley de Reducción de la Inflación, solo tendrá un efecto mínimo sobre la inflación en los próximos años, aunque podría frenar un poco más los aumentos de precios más adelante en esta década.

[Con información de The Associated Press]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Serie especial de la Voz de América

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG