Enlaces para accesibilidad

Se disparan detenciones de migrantes provenientes de Triángulo Norte en frontera Sur


Niños descansan en el centro de detención del Departamento de Seguridad Nacional de Donna, Texas, el principal centro de detención para niños no acompañados en el Valle del Río Grande. Marzo 30 de 2021.

El número total de detenciones a lo largo de la frontera Sur en marzo de 2021 fue cinco veces mayor que en la misma fecha del año anterior.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP por sus siglas en inglés) dio a conocer que el número de detenciones en la frontera de Estados Unidos con México se disparó un 70% en marzo, alcanzando el nivel más alto en 15 años.

De acuerdo con la institución solo en el mes de marzo fueron detenidas unas 172.331, personas que intentaron cruzar la frontera de forma irregular y la mayoría de estos migrantes provenían de Honduras, El Salvador, Guatemala y México.

El CBP también explicó en una nota de prensa que la cantidad de niños no acompañados que “detuvieron después de cruzar la frontera ilegalmente o intentar colarse por los puertos de entrada oficiales se duplicó en marzo desde febrero a 18.890”.

Y el número de migrantes que se presentan como parte de familias con niños pequeños saltó de menos de 20.000 en febrero a más de 53.000 en marzo pasado.

El sorprendente aumento, según migrantes y la misma agencia, está siendo provocado por el aumento de la pobreza, desastres naturales y la violencia en Centroamérica.

Según el comisionado interino de CBP, Troy Miller las detenciones continuamente “han seguido aumentando desde abril de 2020".

Llegada imparable de niños

Fotografías e imágenes de video muestran refugios masivamente superpoblados en la región fronteriza para los niños no acompañados, los cuales según la agencia de protección fronteriza continuan aumentando en forma acelerada.

Hasta la semana pasada, había más de 20.000 menores no acompañados bajo la custodia del gobierno: 4.228 en manos de CBP y 16.045 con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés).

The Washington Post publicó un informe que apuntaba que el HHS está realizando un gasto de unos 60 millones de dólares a la semana para atender a los menores.

El HHS ha establecido instalaciones de detención para los niños en bases militares, viviendas de la industria petrolera y otros sitios, y está buscando más capacidad.

El presidente Joe Biden ha enfatizado que la solución a largo plazo para la llegada masiva de migrantes es fortalecer las economías y la seguridad en los países de los que provienen la mayoría de los migrantes, y designó a la vicepresidenta Kamala Harris para que se encargue de esa parte del problema.

XS
SM
MD
LG