Enlaces para accesibilidad

Liz Cheney: Si se justifica, Departamento de Justicia no debería dudar en enjuiciar a Trump por disturbios en el Capitolio


Se muestra un video del expresidente Donald Trump hablando durante un mitin cerca de la Casa Blanca el 6 de enero de 2021, durante una audiencia pública del comité selecto de la Cámara de Representantes de EEUU que investiga el ataque al Capitolio, el 9 de junio de 2021. 2022

El Departamento de Justicia se encuentra en medio de una amplia investigación en curso sobre los disturbios, pero no ha dicho que esté apuntando específicamente al expresidente Donald Trump.

Uno de los legisladores clave que investigan los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos el año pasado dice que si el Departamento de Justicia concluye que el expresidente Donald Trump fomentó el caos para impedir que el Congreso certificara su derrota en la reelección de 2020, no debería dudar en procesarlo.

La congresista Liz Cheney, vicepresidenta del panel que investiga la insurrección y republicana anti-Trump, reconoció a ABC News que el enjuiciamiento de un expresidente de Estados Unidos no tendría precedentes y sería “difícil” para un país ya políticamente dividido.

Pero la republicana por Wyoming dijo que no procesar a Trump, si estuviera justificado, sería una "amenaza constitucional mucho más grave" para Estados Unidos. Trump, un republicano, perdió ante el demócrata Joe Biden, pero hasta el día de hoy afirma que las irregularidades en el conteo de votos le costaron un segundo mandato de cuatro años en la Casa Blanca.

En una entrevista el miércoles pasado que se transmitió el domingo en el programa “This Week”, Cheney dijo que “si un presidente puede participar en este tipo de actividades, y la mayoría del partido del presidente mira hacia otro lado; o nosotros, como país, decidimos que en realidad no vamos a tomar en serio nuestras obligaciones constitucionales, creo que es una amenaza mucho, mucho más grave" que enjuiciarlo.

“Realmente creo que tenemos que tomar estas decisiones, por más difíciles que sean, aparte de la política. Realmente tenemos que pensar en esto desde la perspectiva de: ¿Qué significa para el país?”, dijo.

La vicepresidenta Liz Cheney, republicana de Wyoming, da su discurso de apertura mientras el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio de EE. UU. celebra su primera audiencia pública para revelar los hallazgos de una investigación de un año, en el Capitolio en Washington. , jueves 9 de junio de 2022. (AP Photo/J. Scott Applewhite)
La vicepresidenta Liz Cheney, republicana de Wyoming, da su discurso de apertura mientras el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio de EE. UU. celebra su primera audiencia pública para revelar los hallazgos de una investigación de un año, en el Capitolio en Washington. , jueves 9 de junio de 2022. (AP Photo/J. Scott Applewhite)

“No hay duda de que se involucró en delitos graves y delitos menores. Creo que no hay duda de que es la traición más grave a su juramento del cargo de cualquier presidente en la historia de la nación. Es el comportamiento más peligroso de cualquier presidente en la historia de la nación”, indicó.

Cuando se le preguntó si el comité podría hacer una derivasión al Departamento de Justicia para enjuiciar a Trump y otros, Cheney dijo: "Sí", y agregó que el Departamento de Justicia "no tiene que esperar" a que el panel actúe. Dijo que el comité podría emitir "más de una remisión penal", incluida la posible manipulación de testigos por parte de exasesores de Trump que intentan influir en los testigos para que se mantengan leales a Trump mientras evalúa una campaña para tratar de recuperar la presidencia en las elecciones de 2024.

El Departamento de Justicia se encuentra en medio de una amplia investigación en curso sobre los disturbios, pero no ha dicho que esté apuntando específicamente a Trump.

Cheney ofreció sus pensamientos un día después de que dirigiera dos horas de interrogatorio el martes a Cassidy Hutchinson, exasesora principal del último jefe de gabinete de la Casa Blanca de Trump, Mark Meadows.

Hutchinson, de 25 años, dio un relato explosivo detrás de escena de las acciones de Meadows y Trump antes y durante el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 por unos 2.000 partidarios de Trump.

Ella le dijo a los legisladores cómo Trump se volvió más enojado y más volátil a medida que la realidad de su derrota electoral se estableció y se dio cuenta de que, a pesar de sus súplicas públicas y privadas, el exvicepresidente Mike Pence no aceptaría cambiar el resultado de la elección y enviar los resultados de varios estados clave de vuelta para que nombraran a los electores que apoyaban a Trump para reemplazar a los elegidos legítimamente para votar por Biden en el Colegio Electoral.

Ella testificó que a Trump se le dijo antes de un mitin cerca de la Casa Blanca antes de que se desarrollara el motín en el Capitolio que algunos de sus seguidores estaban armados y equipados con chalecos antibalas y, sin embargo, los instaron a “luchar como el demonio” para cambiar el resultado de las elecciones.

ARCHIVO - Insurrectos leales al presidente Donald Trump irrumpen en el Capitolio en Washington, el 6 de enero de 2021.
ARCHIVO - Insurrectos leales al presidente Donald Trump irrumpen en el Capitolio en Washington, el 6 de enero de 2021.

Ella dijo que un asistente de Meadows le dijo que Trump estaba enojado porque su equipo de seguridad del Servicio Secreto no lo llevaría al Capitolio donde sus partidarios se estaban reuniendo antes de irrumpir en el Capitolio. En un momento cuestionado por el Servicio Secreto, Hutchinson dijo que Trump trató de quitarle el volante a un agente de seguridad y exigió que lo llevaran al Capitolio.

Mientras algunos de los alborotadores coreaban "¡Cuelguen a Mike Pence!" – ella dijo que Meadows le dijo que Trump aprobaba el sentimiento, diciendo que su No.2 al mando merecía ser ahorcado. Algunos partidarios desconocidos de Trump habían erigido una horca frente al Capitolio.

Trump ha trabajado para desacreditar el testimonio de Hutchinson, publicando en las redes sociales que "apenas sé quién es esta persona... aparte de que escuché cosas muy negativas sobre ella".

"¡Ella es una mala noticia!" añadió.

En la entrevista de ABC, Cheney dijo que estaba "absolutamente segura" del testimonio de Hutchinson y dijo: "Es una mujer joven increíblemente valiente". En Estados Unidos, los presidentes son efectivamente elegidos en elecciones separadas en cada uno de los 50 estados, no a través del voto popular nacional. El número de votos electorales de cada estado depende de su población, y los estados más grandes tienen la mayor influencia.

En el corazón del esfuerzo de Trump por permanecer en el poder se encontraba un audaz plan propugnado por un abogado clave de Trump, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, y el abogado conservador John Eastman, para lograr que las legislaturas en los estados que Trump perdió por poco nombraran nuevos electores que lo apoyaran para reemplazar a los que oficialmente favorecían a Biden.

ARCHIVO - Insurrecciones violentas leales al presidente Donald Trump atraviesan una barrera policial en el Capitolio de Washington.
ARCHIVO - Insurrecciones violentas leales al presidente Donald Trump atraviesan una barrera policial en el Capitolio de Washington.

Si bien el comité de la Cámara no puede presentar cargos penales, el Departamento de Justicia está monitoreando de cerca las audiencias para determinar si alguien, incluido Trump, debe ser acusado de intentar revertir ilegalmente el resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

Ningún presidente de Estados Unidos ha sido acusado de un delito penal después de dejar el cargo.

Trump a menudo se ha burlado del panel de nueve miembros de la Cámara de Representantes que investiga el motín en el Capitolio y ha atacado a sus testigos que han pintado un relato muy desfavorable de su campaña de presión postelectoral para permanecer en el cargo contra los hallazgos repetidos de sus propios asesores clave, incluido el ex fiscal general William Barr, que no había evidencia de fraude suficiente para anular el resultado de las elecciones.

El panel de investigación está compuesto por siete demócratas, Cheney y otro crítico republicano de Trump, el congresista Adam Kinzinger.

Cheney dijo: "Creo que seguirán viendo en los próximos días y semanas detalles adicionales sobre las actividades y el comportamiento del presidente" el 6 de enero del año pasado.

En una de las audiencias programadas para fines de este mes, el comité está explorando cómo Trump vio cómo se desarrollaba el motín en la televisión durante más de tres horas mientras rechazaba las súplicas de los asistentes y su hija mayor, Ivanka, una asesora de él en la Casa Blanca, para instar públicamente a los alborotadores a abandonar el Capitolio.

Más de 800 de ellos han sido arrestados y más de 300 se han declarado culpables de una serie de cargos penales o han sido condenados en juicios y condenados a penas de prisión de unas pocas semanas a más de cuatro años.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG