Enlaces para accesibilidad

Trump sabía que la turba que asaltó el Capitolio iba armada, revela exasesora de la Casa Blanca


Cassidy Hutchinson, exasistente del jefe de gabinete de la Casa Blanca de Trump, Mark Meadows, testifica mientras el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio de EEUU celebra una audiencia en Washington, el 28 de junio de 2022.

Cassidy Hutchinson, exasesora del equipo del presidente Donald Trump, testificó ante el panel que investiga el asalto al Congreso de EEUU, el 6 de enero de 2021

Cassidy Hutchinson, una asesora de alto nivel en la Casa Blanca durante el gobierno de Donald Trump, declaró el martes ante la comisión de la Cámara de Representantes que investiga el violento asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, que el entonces presidente estaba informado de antemano de que algunas de estas personas tenían armas.

“Me da igual que tengan armas”, se escuchó a Hutchinson en un video reproducido la tarde del martes cuando citó al presidente Trump tras ser avisado de la situación y le recordó dando órdenes a su equipo, usando palabras altisonantes, para que se llevaran los detectores de metales y les dejaran acceder a la explanada frente a la Casa Blanca, en la que el presidente se disponía a dar un incendiario discurso que acabó desembocando en una marcha hasta el Capitolio.

Trump insistió en su discurso en la mañana del 6 de enero en sus argumentos sin fundamento de que las elecciones le fueron robadas para darle la victoria a Joe Biden. Poco después, decenas de sus partidarios irrumpieron en el Capitolio donde se certificarían las elecciones.

“No están aquí para hacerme daño. Llévense los malditos mags [magnetómetros]. Dejen entrar a mi gente. Pueden marchar al Capitolio desde aquí”, declaró Hutchinson, recordando las palabras del entonces presidente.

Hutchinson, una de las principales asistentes del entonces jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, dijo que estaba “asustada y nerviosa por lo que podría pasar” antes de los disturbios y después de conversar con el abogado de Trump, Rudy Giuliani, Meadows y otros.

Además, el exmandatario quería ir al Capitolio con su auto presidencial después del mitin para supuestamente unirse a la turba, y cuando el servicio secreto se opuso, Trump se enojó terriblemente.

“Tony lo describió como iracundo. El presidente dijo algo en el sentido de: 'Soy el presidente. Llévame al Capitolio ahora'. A lo que Bobby respondió: 'Señor, tenemos que volver al Ala Oeste'. El presidente se estiró hacia la parte delantera del vehículo para agarrar el volante. El señor Engel lo agarró del brazo y dijo: 'Señor, debe quitar la mano del volante. Vamos a volver al ala oeste. No vamos al Capitolio'", recordó.

Según el testimonio de Hutchinson, desde la una de la tarde la Casa Blanca sabía de lo que estaba ocurriendo en el Capitolio. Y por eso, las personas cercanas al presidente, incluido su hijo mayor, trataron de convencer al presidente a decir algo para detener la violencia.

Sin embargo, Trump esperó horas antes de hablar, y pensaba que los manifestantes tenían razón en atacar el Congreso y que Pence merecía la rabia de sus partidarios.

La comisión anunció la audiencia sorpresa con apenas 24 horas de antelación, pues había dicho que sus próximas audiencias se realizarían en julio y se centrarían en los extremistas nacionales que atacaron el Capitolio y las respuestas y acciones del expresidente Trump mientras continuaba el ataque.

* Con la colaboración de Iacopo Luzi, periodista de VOA, desde Washington DC.

Exasistente de la Casa Blanca revela acciones de Trump el 6 de enero
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:47 0:00

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG