Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

López Obrador recibe a presidente cubano


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y su esposa, Lis Cuesta Peraza, asisten a una ceremonia oficial de bienvenida en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, el jueves.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y su esposa, Lis Cuesta Peraza, asisten a una ceremonia oficial de bienvenida en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, el jueves.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recibió en el Palacio nacional mexicano al mandatario cubano Miguel Díaz Canel-Bermúdez.

Según informó el gobierno de México, el objetivo es fortalecer la relación "con el pueblo y el gobierno de Cuba, así como los lazos de amistad y cooperación para el desarrollo con los pueblos de América Latina.

Según AP, dado el perfil de las delegaciones, dos parecían ser los temas centrales de la agenda: las cuestiones de comercio e inversiones y los flujos migratorios.

López Obrador, junto con la primera dama mexicana, Beatriz Gutiérrez Müller, recibió a su homólogo, quien estuvo acompañado por su esposa, Lis Cuesta Peraza, en la Puerta de Honor.

Durante la visita, los ciudadanos expresaron el apoyo al presidente cubano gritando: ¡Cuba sí, yanquis no! ¡Presidente cubano, México te da la mano!

El gobierno de Cuba, por su parte, informó que la disposición de Cuba es "contribuir modestamente en esferas de beneficio e interés común al desarrollo y la renovación de México impulsada por el gobierno del Presidente @lopezobrador_".

Así mismo, publicó un comunicado en el que señala a Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario de Estado para América Latina y el Caribe, que calificó la visita oficial a la nación azteca del presidente de Cuba “de una relevancia emblemática; muy importante porque es una muestra más del aprecio, del cariño, de la hermandad histórica del pueblo y Gobierno mexicano con Cuba”.

El gobierno cubano también informó que la delegación de su país está integrada por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla; Rodrigo Malmierca Díaz y Raúl García Barreiro, ministros del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera y de Energía y Minas, respectivamente; Eugenio Martínez Enríquez y Ernesto Soberón Guzmán, directores generales de América Latina y el Caribe, y de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el exterior, respectivamente, así como el embajador de Cuba en los Estados Unidos Mexicanos, Pedro Núñez Mosquera.

Del Gabinete presidencial de México, están presentes el Canciller Marcelo Ebrard; la secretaria de Energía, Rocío Nahle; el coordinador de Asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel; y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, según información de los diarios locales.

El presidente cubano informó en Twitter que esta es la primera visita oficial desde que Díaz-Canel asumió la presidencia de manos de Raúl Castro en abril de 2018.

El viaje tiene lugar cuando la presencia de cubanos en el territorio mexicano ha aumentado considerablemente y miles de solicitantes de asilo en Estados Unidos procedentes de la isla se encuentran varados en la frontera norte o sur del país.

Los migrantes cubanos son generalmente ciudadanos con familiares en Estados Unidos que hasta finales de 2016 podían quedarse legalmente en territorio estadounidense si llegaban a ese país por tierra (lo que se conocía popularmente como la ley de ‘pies secos, pies mojados’) pero que ahora tienen que pedir asilo ante las autoridades estadounidenses, que los han incluido en un programa por el que son devueltos a México para que esperen su proceso aquí.

Muchos de estos cubanos eran considerados antes unos migrantes privilegiados porque México solía dejarles cruzar su territorio sin problemas, pero con la llegada del gobierno izquierdista de López Obrador son detenidos y devueltos si entran de manera ilegal, igual que ocurre con el resto de migrantes en situaciones similares.

De hecho, las deportaciones de cubanos se han multiplicado en 2019 al pasar de las 127 que tuvieron lugar de enero a agosto de 2018, a las 768 en el mismo periodo de este año, según los datos del Instituto de Migración.

En la conferencia de prensa matutina del jueves, López Obrador no aclaró los temas que se tratarían en la reunión con Díaz-Canel y se limitó a elogiar las relaciones entre ambos países y a calificar la visita como “importante”.

Asimismo reiteró el respeto al pueblo cubano, su independencia y su derecho a la autodeterminación. Solo adelantó que la cooperación al desarrollo estará en la agenda a tratar, tanto en salud, educación y deporte.

Con información de AP.

XS
SM
MD
LG