Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Los perros y los gatos no transmiten el coronavirus


Especialistas en Hong Kong afirman que los perros y los gatos no transmiten el coronavirus, pero pueden contraerlo de los humanos.
Especialistas en Hong Kong afirman que los perros y los gatos no transmiten el coronavirus, pero pueden contraerlo de los humanos.

Los perros y los gatos domésticos no pueden transmitir el nuevo coronavirus a los humanos, pero pueden dar positivo por pequeños niveles del patógeno si se contagian de sus dueños.

Esta es la conclusión del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de Hong Kong después de que un perro en cuarentena dio un leve positivo por el virus el 27 y 28 de febrero y el 2 de marzo, empleando muestras de las cavidades nasales y oral del animal.

“Actualmente no hay evidencia de que los animales de compañía puedan ser una fuente de infección del COVID-19 o de que enfermen”, señaló en una nota de prensa un portavoz no identificado.

Los científicos sospechan que el virus conocido como SARS-CoV-2, que causa la enfermedad, se originó en murciélagos y pasó a otras especies, posiblemente a un mamífero salvaje de pequeño tamaño, que se lo transmitieron a los humanos.

Sin embargo, expertos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong, el Centro de Medicina Veterinaria y Ciencias Naturales de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), estuvieron de acuerdo de forma unánime en que el perro tenía un bajo nivel de infección y que eso “probablemente se debía a un caso de transmisión de humano a animal”.

El perro, y otro que también está en cuarentena pero que dio negativo, pasarán nuevas pruebas antes de quedar libres.

El departamento sugirió que cualquier mascota, incluyendo perros y gatos, de hogares donde alguien dio positivo por el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, deberían ser puestos bajo cuarentena.

En general, los dueños de animales domésticos deben mantener una buena higiene, que incluya lavarse las manos antes y después de tocar tanto los animales como su comida o sus juguetes, y no besarlos.

La gente enferma debería evitar el contacto con las mascotas y se debe pedir consejo a un veterinario en el caso de ver un cambio en el estado de salud del animal.

“Además de mantener buenas prácticas higiénicas, los dueños de animales no deben preocuparse mucho y, en ninguna circunstancia, abandonarlos”, apuntó el portavoz

XS
SM
MD
LG