Enlaces para accesibilidad

¿Están debilitando el sistema inmune de los niños las medidas contra el COVID?


El estudiante de jardín de infantes Adam Shallbetter posa mientras su madre toma una foto después de llegar a la Escuela Primaria Whittier, el 24 de agosto de 2021, en Salt Lake City, Utah.

Hay otras cosas que los padres pueden hacer, coincide expertos, para estimular el sistema inmunológico de sus hijos durante la pandemia.

Algunos expertos médicos han expresado preocupación de que las medidas preventivas contra el COVID-19, como el uso de cubrebocas y la educación remota, pueden estar debilitando el sistema inmunológico de los niños, al protegerlos de las enfermedades infantiles habituales.

Según Sara Sawyer, profesora de biología molecular, celular y del desarrollo en la Universidad de Colorado Boulder, “hay muchas razones para creer que los niños necesitan estar expuestos a cosas para mantener su inmunidad, de modo que, si se encuentran con algo muy peligroso, tienen aspectos de su inmunidad que podrían cruzarse y ayudarlos a protegerse contra esas cosas".

La experta explica que, al nacer, los bebés vulnerables obtienen anticuerpos de la leche materna de su madre, lo que ayuda a protegerlos hasta que puedan desarrollar su propia inmunidad. No es casualidad que los bebés empiecen a llevarse cosas a la boca tan pronto como adquieran la destreza suficiente para recogerlas.


“Están haciendo eso porque están probando el medio ambiente y construyendo su inmunidad. Ese es un rasgo evolutivo”, explicó Sawyer.

La profesional añadió que la exposición de su cuerpo a los gérmenes, de cierta manera desarrolla su inmunidad. Por lo tanto, algunas personas argumentarían que “las enfermedades infantiles, como los resfriados y los virus estomacales, desarrollan nuestra inmunidad para que cuando surjan cosas más peligrosas, estemos preparados y no nos enfermemos tanto por esas cosas más peligrosas”.

Hipótesis de la higiene

Incluso antes de la pandemia, la evidencia epidemiológica sugería que los niños de los países más desarrollados, donde el lavado de manos y el uso de desinfectantes son más frecuentes, podrían tener sistemas inmunitarios menos desarrollados en comparación con los niños de los países en desarrollo, que están expuestos habitualmente a más bacterias, virus y alérgenos.

Lo anterior hace que los niños de los países más industrializados sean más vulnerables a desarrollar enfermedades autoinmunes, lo que se conoce como la "hipótesis de la higiene".

“La hipótesis de la higiene en realidad es bastante controvertida porque se cree que nuestra exposición a los microbios no es el único factor”, aseguró Cody Warren, virólogo e inmunólogo que es becario postdoctoral en la Universidad de Colorado Boulder.

Entre otros factores mencionados por el profesional, se encuentra factores como “la genética, la dieta y el entorno en el que vivimos”, ya que todos contribuyen a fortalecer o debilitar el sistema inmunológico.


Warren, padre de tres niños pequeños, dice que pasar mucho tiempo al aire libre es una forma de equilibrar los aspectos negativos del aislamiento.

“El simple hecho de explorar microbios en el medio ambiente también beneficia [y] entrena nuestro sistema inmunológico”, apuntó.

Vacunas y alimentación claves

Los expertos coinciden en que hay otras cosas que los padres pueden hacer para estimular el sistema inmunológico de sus hijos durante tiempos de pandemia, como mantenerse al día con las vacunas. Especialmente porque es una de las mejores formas para entrenar el sistema inmunológico.

Igualmente importante es que los padres procuren una buena alimentación y regulen el estrés de los niños. Está bien documentado que ambos, tener una buena dieta y un ambiente menos estresante, pueden tener un impacto positivo en el sistema inmune.

*Reporte de Dora Mekouar, Voice of America

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG