Enlaces para accesibilidad

Estados Unidos revoca las visas a un centenar de nicaragüenses ligados a Daniel Ortega


La Asamble Nacional de NIcaragua en sesión parlamentaria en 2021.

Tanto Estados Unidos, como la Unión Europea y organizaciones internacionales veladoras de los derechos humanos, han condenado los actos contra la libertad de expresión y movimiento que el gobierno de Daniel Ortega lleva contra los opositores en Nicaragua.

El gobierno de Estados Unidos anunció el lunes la restricción de visas de entradas al país a 100 funcionarios nicaragüenses vinculados con el gobierno del presidente Daniel Ortega por ser responsables o cómplices” de abusos a los derechos humanos".

En una declaración el Departamento de Estado informó que la medida está basada en que “se cree que son responsables o cómplices de socavar la democracia, incluidos aquellos con responsabilidad o complicidad en la represión de protestas pacíficas o el abuso de los derechos humanos”, las prohibiciones se extienden a miembros de la familia inmediata de los señalados.

Un portavoz de la cartera de Estado dijo a la Voz de América que "debido a que los registros de visas son confidenciales según la ley de los Estados Unidos, el Departamento no puede identificar a las personas cuyas visas fueron revocadas en virtud de esta acción".

Tras el anuncio el diputado oficialista Wilfredo Navarro, miembro de la junta directiva de la Asamblea Nacional dijo a la VOA: "Si no dan visa o las restringen es una decisión soberana de ellos, como Nicaragua tiene el mismo derecho, a los que les gusta ir a Estados Unidos son los que se van a fregar".

La Asamblea Nacional de Nicaragua está compuesta por 91 diputados, de los que 70 de ellos son del bloque sandinista y el resto está diseminado entre partidos considerados aliados al gobierno.

Las restricciones de visa impactan a miembros de la Asamblea Nacional de Nicaragua y el sistema judicial nicaragüense, en los que se incluyen fiscales y jueces, agrega la declaración.

En su argumentación la administración del presidente Joe Biden culpa a los funcionarios por el arresto de “26 opositores políticos y actores a favor de la democracia”, entre los que se incluyen seis precandidatos a las elecciones presidenciales de noviembre, “activistas estudiantiles, líderes del sector privado y otros actores políticos”.

La Casa Blanca señala al gobierno de Ortega por la aprobación de “leyes represivas” que coartan la posibilidad de elecciones libres.

* Con información de Jorge Agobián, desde Washington.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG