Enlaces para accesibilidad

Líder opositora nicaragüense reaparece en Costa Rica y denuncia "fraude electoral"


La expresidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) Kitty Monterrey habla sobre la detención de dos de los miembros de su partido en Managua, el 6 de julio de 2021.

Kitty Monterrey abandonó Nicaragua después de que el Gobierno de Daniel Ortega comenzara a encarcelar a los líderes de la oposición, entre ellos varios de sus compañeros de partido, Ciudadanos por la Libertad.

Carmella María Rogers Amburn, conocida como Kitty Monterrey, reapareció este martes en Costa Rica, después de que la semana pasada abandonara su país tras ser despojada de su ciudadanía nicaragüense por el Ministerio de Gobernación.

La presidenta del recién cancelado partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), dijo al Canal 7 de televisión de Costa Rica, que abandonó Nicaragua por vía terrestre a través de “puntos ciegos” de la frontera.

La líder del CxL también acusó al gobierno de Daniel Ortega de preparar “un fraude electoral” e hizo un llamado al pueblo nicaragüense a “estar preparados” para observarlo.

Monterrey, citada por la agencia AP, aseguró que “es una farsa electoral lo que se va a dar”, pues Ortega “se va a reelegir a dedo”.

Además publicó en su cuenta de Twitter, junto al video de la entrevista completa, que tanto ella como los opositores no asumirán "el papel de víctimas, tenemos que seguir luchando".

La personería jurídica del del CxL fue cancelada por los magistrados del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua minutos después de una denuncia que realizó la presidenta del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), María Haydee Osuna, quien es vista como próxima al presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, sancionado por el gobierno de Estados Unidos por violación de los derechos humanos.

Ese mismo día a Monterrey le fue retirada su nacionalidad nicaragüense, se le anuló su pasaporte y su documento de identidad, después de acusarla de haberlos adquirido de forma “irregular” por ser de origen estadounidense y hacerse llamar por otro nombre.

“Ya nadie está seguro en Nicaragua, no tenía caso quedarme. Además, habiéndome quitado la ciudadanía nicaragüense, una de dos, o me metían presa o me iban a deportar”, dijo la líder opositora quien además afirmó está tramitando su estancia legal en Costa Rica para no alejarse de Nicaragua.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG