Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Afganistán se enfrenta a una compleja red de crisis económicas


Talibanes esperan a que les sirvan la comida mientras almuerzan en un restaurante en Kabul el 26 de agosto de 2021 después de la toma militar de los talibanes tras la retirada de las tropas estadounidenses.
Talibanes esperan a que les sirvan la comida mientras almuerzan en un restaurante en Kabul el 26 de agosto de 2021 después de la toma militar de los talibanes tras la retirada de las tropas estadounidenses.

Dirigir la economía de Afganistán sería una tarea formidable para cualquiera, razón por la cual los economistas y otros expertos expresaron su consternación esta semana cuando los líderes talibanes del país nombraron a Mohammad Idris, una figura relativamente desconocida dentro del movimiento, para dirigir el banco central del país conocido como Da Afghanistan Bank.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo en Twitter que Idris "abordará los problemas bancarios que se avecinan y los problemas de la gente". Pero los expertos dijeron que no está claro si Idris, o cualquiera de los líderes talibanes, aprecia el peligro económico que enfrenta ahora el país.

Ajmal Ahmady, el ex gobernador del banco central, que huyó del país un día antes de la entrada de los talibanes en Kabul, dijo a Bloomberg que los talibanes no han articulado ningún enfoque coherente para lidiar con la economía del país.

"Ni una sola vez hablaron sobre (...) cuál será su política económica, cuál es su postura macroeconómica", dijo. "Ese tipo de preguntas nunca se hicieron y (...) nunca se consideraron".

"Nunca he oído hablar de un economista en su equipo", agregó.

Lea también: Biden a los terroristas: "Les vamos a dar caza, pagarán por ello"

Los comerciantes afganos exhiben artículos domésticos usados para vender en un área de mercado en Kabul el 25 de agosto de 2021.
Los comerciantes afganos exhiben artículos domésticos usados para vender en un área de mercado en Kabul el 25 de agosto de 2021.


Crisis económicas entrelazadas

"Tendrán problemas para administrar la economía", coincidió Gul Maqsood Sabit, quien se ha desempeñado en múltiples funciones en el Ministerio de Finanzas de Afganistán, y más recientemente como viceministro de Finanzas de Aduanas e Ingresos de 2013 a 2015.

Sabit, quien ahora es profesor en Ohlone College en California, dijo a la VOA que esto es especialmente cierto "si nombran a personas que no tienen las habilidades y la experiencia adecuadas".

"Lo que los talibanes enfrentan ahora es una compleja red de crisis económicas que podrían interactuar y empeorar", afirmó.

Biden promete retaliación a ISIS-K “en el momento que elijamos”
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

El dinero de la ayuda internacional, que representó el 75% del gasto público en el país, se ha agotado, incluyendo una cuota de 440 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional que la institución se negó a desembolsar a los talibanes esta semana. Pero ese está lejos de ser el único desafío que enfrenta el país.

Otra fuente importante de fondos, las remesas de afganos que viven y trabajan en el extranjero, ascendían a un promedio de casi 800 millones de dólares al año antes de que los talibanes asumieran el control. Sin embargo, los dos mayores transmisores de dinero que operan en el país, Western Union y MoneyGram International, han suspendido sus operaciones en Afganistán, cortando también esa fuente de fondos.

Para complicar aún más las cosas, los gobiernos extranjeros y las organizaciones no gubernamentales que ahora huyen de Afganistán emplearon a muchos miles de habitantes locales y compraron bienes y servicios. Su desaparición bloquea otra ruta por la que el dinero fluyó hacia la economía afgana.

Se espera una crisis cambiaria

Los bancos, que han estado cerrados en gran parte desde que los talibanes asumieron el poder, están comenzando a reabrirse lentamente, pero mientras lo hacen, los afganos se apresuran a convertir el dinero que tienen en la moneda local, afganis, en dólares estadounidenses. Esto está reduciendo el valor del afgani y haciendo subir los precios de los bienes de uso diario.

En los años previos a la toma de posesión de los talibanes, el banco central afgano logró una relación cuidadosamente formada con los mercados de divisas para mantener estable al afgano.

Cada semana, el banco subastaría alrededor de 20 millones de dólares estadounidenses en efectivo. El objetivo era crear una comprensión pública de lo que valía el afghanis en relación con el dólar. Debido a que los afganos entendieron que el papel moneda de su país podía cambiarse de manera confiable por dólares a una tasa predecible, el afghanis mantuvo un valor estable.

Comerciantes afganos exhiben artículos domésticos usados para vender en un área de mercado en Kabul el 25 de agosto de 2021.
Comerciantes afganos exhiben artículos domésticos usados para vender en un área de mercado en Kabul el 25 de agosto de 2021.

Impacto en el comercio

El flujo constante de dólares en la economía afgana también permitió a los comerciantes que importaban productos del extranjero liquidar sus compras en dólares, ya que muchos de sus proveedores no estaban dispuestos a aceptar afganis como pago.

Ahora, sin embargo, los envíos de dólares estadounidenses físicos que ayudaron a mantener girando las ruedas de la economía afgana se han detenido y los resultados, dijo Sabit, son predecibles.

"Mucha gente comenzará a convertir sus afs (afganis) en dólares lo antes posible porque saben que los valores afganos se depreciarán significativamente y luego se quedarán con los dólares", dijo.

Los dólares que quedan en circulación probablemente serán recogidos por comerciantes que los necesitan para pagar a proveedores extranjeros, lo que reduce aún más la oferta y reduce el valor del afghani. Y eventualmente, las personas que tienen dólares se verán obligadas a gastarlos, dijo Sabit.

Ingresos gubernamentales reducidos

"Creo que los dólares desaparecerán del mercado, en su mayoría", dijo Sabit. "Y eso también afectará el comercio, porque ... los bancos no tendrán tanto dinero, en términos de dólares, para pagar internacionalmente en nombre de los comerciantes".

La mayor parte de los ingresos de los talibanes, ahora que el grupo se ha apoderado del país, provendrá de impuestos y derechos de aduana. Sin embargo, con tanto dinero extranjero desapareciendo repentinamente del país, habrá mucha menos actividad económica que gravar. Y a medida que aumenta la inflación y los dólares desaparecen de la economía, es probable que las importaciones también disminuyan drásticamente.

"En general, creo que tanto los ingresos aduaneros como los fiscales disminuirán significativamente para ellos", dijo Sabit. "Y esa es la única fuente que tendrán por ahora".

'Un incentivo para cooperar'

Una variable que podría mejorar algunos de los problemas que enfrenta Afganistán es la forma definitiva del nuevo gobierno del país. Los talibanes se han estado reuniendo con algunos funcionarios del gobierno anterior, y ha habido sugerencias de que el grupo está interesado en algún tipo de acuerdo para compartir el poder que podría hacer posible que las naciones extranjeras reconozcan el liderazgo del país como legítimo.

El reconocimiento internacional podría reiniciar parte del flujo de ayuda hacia Afganistán y podría brindar a Western Union, MoneyGram y otras compañías la comodidad suficiente para reanudar sus operaciones allí.

"Hay mucho en juego, pero el hecho de que haya mucho en juego para este nuevo gobierno es una razón para ser optimistas, porque les da un incentivo para cooperar", dijo Darryl McLeod, profesor de economía de la Universidad de Fordham que ha estudiado economías en crisis.

"Los posibles costos de ajuste son altos, y eso hace que sea más probable que el gobierno intente cooperar y hacer cosas ... para no ser expulsado de la comunidad de naciones".

Comerciantes afganos exhiben artículos domésticos usados para vender en un área de mercado en Kabul el 25 de agosto de 2021.
Comerciantes afganos exhiben artículos domésticos usados para vender en un área de mercado en Kabul el 25 de agosto de 2021.

La gente común duele

Algunos expertos instan a la comunidad internacional a que se abstenga de emprender acciones punitivas si los talibanes no pueden obtener un reconocimiento generalizado.

"Creo que sería muy importante que el mundo reconociera las necesidades y los dolores de la gente cuando imponen sanciones al país", dijo Sabit.

"Entiendo el aspecto político de esto. Y entiendo la presión que quieren ejercer sobre los talibanes", dijo. "Pero esta lucha entre la comunidad internacional y los talibanes, esta guerra económica, afectará a la gente común", concluyó.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG