Enlaces para accesibilidad

Irán acusa a Israel de sabotaje en centro nuclear de Natanz


Una imagen proporcionada por la oficina presidencial iraní el 10 de abril de 2021 muestra al jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (AEIO), Ali Akbar Salehi, hablando en el Día Nacional de la Tecnología Nuclear de Irán, en la capital, Teherán

Irán acusó el lunes a Israel de sabotear su instalación nuclear subterránea de Natanz con un ataque que dañó las centrifugadoras utilizadas en el lugar para enriquecer uranio. Teherán advirtió que tomaría represalias.

Los comentarios del portavoz del Ministerio iraní de Exteriores Saeed Khatibzadeh eran la primera acusación oficial contra Israel por el incidente del domingo, que dejó todo el complejo de Natanz sin electricidad.

Israel no se ha atribuido directamente la responsabilidad del ataque. Sin embargo, las sospechas se dirigieron inmediatamente en su dirección, mientras medios israelíes reportaban de forma unánime que un devastador ciberataque orquestado por el país había provocado el corte eléctrico.

Netanyahu se reúne con secretario de Defensa de Estados Unidos

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que se reunió el domingo con el secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, ha prometido hacer todo lo que esté en su mano para frenar un nuevo acuerdo nuclear de Irán con potencias internacionales.

En una conferencia de prensa el lunes en la base aérea israelí de Nevatim, donde vio sistemas de defensa antiaérea y antimisiles y su avión de combate F-35, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, declinó decir si el suceso complicaría los esfuerzos de Biden por volver a negociar con Irán sobre su programa nuclear.

“Esos esfuerzos continuarán”, dijo Austin.

Aún había pocos detalles sobre lo ocurrido en el complejo nuclear el domingo por la mañana. El suceso fue descrito en principio como un apagón causado por la red eléctrica que da servicio a sus talleres en superficie e instalaciones de enriquecimiento de uranio bajo tierra.

“La respuesta a Natanz es vengarse de Israel”, dijo Khatibzadeh. “Israel recibirá su respuesta por su propia vía”, añadió, sin entrar en detalles.

Khatibzadeh reconoció que las centrifugadoras IR-1, la primera generación de maquinaria iraní para enriquecimiento de uranio, habían resultado dañadas en el ataque, aunque no dio más detalles. La televisora estatal aún no ha mostrado imágenes de Natanz.

El portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI), Behrouz Kamalvandi, dijo: "El incidente no causó víctimas ni contaminación".

ARCHIVO - Una vista de la instalación de enriquecimiento de uranio de Natanz, 250 km (155 millas) al sur de la capital iraní, Teherán, 30 de marzo de 2005.
ARCHIVO - Una vista de la instalación de enriquecimiento de uranio de Natanz, 250 km (155 millas) al sur de la capital iraní, Teherán, 30 de marzo de 2005.

El OIEA, el organismo de las Naciones Unidas que supervisa el programa atómico de Teherán, dijo el domingo que estaba al tanto de la situación y seguía los acontecimientos, pero no dio más detalles.

Citando a dos oficiales de inteligencia que dijeron que habían sido informados sobre los daños, el New York Times informó que la explosión fue un duro golpe para la capacidad de Irán de enriquecer uranio y que podría llevar hasta nueve meses restaurar Natanz.

El Times indicó que funcionarios de inteligencia estadounidenses e israelíes dijeron que Israel había tenido un papel en el apagón.

Varios medios de comunicación israelíes informaron el domingo que Israel podría haber estado detrás del apagón, que pudo haber sido un ciberataque.

El apagón se produce cuando Estados Unidos e Irán van a tener una segunda ronda de conversaciones indirectas esta semana para tratar de revivir el acuerdo nuclear de 2015 que Irán alcanzó con las potencias mundiales. El acuerdo se conocía anteriormente como el Plan de acción integral conjunto.

Irán ha sostenido que deben levantarse todas las sanciones de Estados Unidos en su contra, y Estados Unidos advirtió que tal demanda puede llevar a un callejón sin salida.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha comprometido a regresar al acuerdo nuclear con Irán si ese país primero reanuda el cumplimiento total.

El entonces presidente estadounidense Donald Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo en 2018 y una reimposición de las sanciones estadounidenses a Irán se convirtió en un factor irritante importante en las relaciones entre Estados Unidos y Europa.

La República Islámica, a su vez, comenzó a alejarse de sus compromisos mientras buscaba el alivio de las sanciones, incluido el mantenimiento de reservas más grandes de uranio enriquecido y el enriquecimiento del material a niveles más altos.

La instalación de Natanz ha sido objeto de ataques en el pasado, incluidos los ciberataques de Stuxnet hace casi una década, que fueron ampliamente atribuidos a Estados Unidos e Israel. Natanz también sufrió una misteriosa explosión de su planta de ensamblaje de centrifugadoras en julio pasado, que las autoridades iraníes describieron como sabotaje.

Estados Unidos e Israel no han comentado sobre el último apagón. El incidente se produjo un día después de que el presidente iraní, Hassan Rouhani, supervisara por televisión en vivo el lanzamiento de centrifugadoras avanzadas para enriquecer uranio, un componente clave de las armas nucleares, al tiempo que reiteraba el compromiso de su país con la no proliferación nuclear.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG