Enlaces para accesibilidad

Israel y Hamas amenazan con más misiles en la segunda semana de conflicto


Bomberos palestinos apagan un gran incendio en la fábrica de colchones Foamco al este de Jabalia en el norte de la Franja de Gaza, el 17 de mayo de 2021.

Israel invoca su derecho a la autodefensa. Los militantes de Hamas dicen que se defienden de la violencia de Israel. Sin embargo, el mundo entero promueve la reducción de la violencia de ambas partes.

Israel golpeó a Gaza con ataques aéreos el lunes, matando a un alto comandante militante palestino, y grupos militantes palestinos renovaron los ataques con cohetes contra Israel cuando la violencia en la región entró en su segunda semana.

Desde que comenzaron los combates el 10 de mayo, al menos 200 palestinos han muerto, incluidos al menos 59 niños y 35 mujeres, según el Ministerio de Salud de Gaza. Al menos 10 israelíes han muerto en los ataques con cohetes, incluido un niño de 6 años.

El ejército israelí dijo que destruyó 15 kilómetros de túneles en Gaza utilizados por Hamas, así como un edificio de cinco pisos que alberga el Ministerio de Asuntos Religiosos dirigido por Hamas, y mató al comandante armado de la Jihad Islámica para el norte de Gaza, Hussam Abu Harbeed.

En respuesta, la Jihad Islámica lanzó cohetes contra la ciudad costera israelí de Ashdod, y las autoridades dijeron que siete personas resultaron heridas.

Hamas lanza cohetes hacia Israel desde el sur de la Franja de Gaza, el 17 de mayo de 2021.
Hamas lanza cohetes hacia Israel desde el sur de la Franja de Gaza, el 17 de mayo de 2021.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo en un discurso el lunes después de reunirse con altos funcionarios de defensa que Israel "continuará atacando objetivos terroristas" y "continuará operando mientras según sea necesario para devolver la calma y la seguridad a todos los ciudadanos israelíes".

El brazo armado de Hamas prometió más cohetes. El portavoz Abu Ubaida dijo: "El enemigo sionista criminal intensificó su bombardeo de casas y apartamentos residenciales en las últimas horas, y por lo tanto, advertimos al enemigo que si no lo detiene de inmediato, reanudaríamos el bombardeo de Tel Aviv", según la agencia de noticias Reuters.

También el lunes, un hombre israelí murió a causa de sus heridas después de ser atacado la semana pasada por un grupo de ciudadanos árabes en la ciudad central de Lod, una comunidad mixta judío-árabe que se ha convertido en un punto de tensiones durante los últimos combates.

Cuando los reporteros de la Casa Blanca le preguntaron sobre la violencia, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que planeaba hablar con Netanyahu más tarde el lunes.

Un bombero palestino reacciona mientras trabaja para apagar un incendio en una fábrica de esponjas después de que fue alcanzada por proyectiles de artillería israelí, según testigos, en el norte de la Franja de Gaza, el 17 de mayo de 2021.
Un bombero palestino reacciona mientras trabaja para apagar un incendio en una fábrica de esponjas después de que fue alcanzada por proyectiles de artillería israelí, según testigos, en el norte de la Franja de Gaza, el 17 de mayo de 2021.


Horas antes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken pidió a Hamas y otros grupos militantes en Gaza que pongan fin de inmediato a los ataques con cohetes contra Israel y dijo que si bien Israel tiene derecho a defenderse, tiene la carga de evitar víctimas civiles.

Blinken dijo el lunes que Estados Unidos ha estado "trabajando intensamente entre bastidores" para tratar de poner fin a la violencia, incluidas las llamadas telefónicas el domingo con sus homólogos en Egipto, Qatar, Pakistán, Arabia Saudita y Francia.

El secretario de Estado de Estados Unidos dijo a los periodistas en Copenhague, donde comenzó una gira diplomática por los países nórdicos: Los palestinos e israelíes, como la gente de todas partes, tienen derecho a vivir en condiciones de seguridad y protección. Este no es un privilegio israelí, un privilegio palestino. Es un derecho humano (...) hemos estado trabajando intensamente entre bastidores para tratar de poner fin al conflicto".

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que mantendrá conversaciones con Netanyahu en los próximos días y pidió un alto el fuego "lo antes posible". Añadió que Francia está apoyando la mediación de Egipto en el conflicto.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que habló el lunes con Netanyahu y expresó su apoyo al derecho de Israel a la autodefensa.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que Biden está "escribiendo la historia con sus manos ensangrentadas" tras los informes de que la administración aprobará una venta de armas por 735 millones de dólares a Israel.

Naciones Unidas dijo que más de 38.000 palestinos han sido desplazados en Gaza por los ataques aéreos israelíes y más de 2.500 personas se han quedado sin hogar. El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dijo que los desplazados han buscado protección en 48 escuelas administradas por la agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos. Dijo que 41 de esas instalaciones han sido dañadas.

También el lunes, el presidente de la Asamblea General de la ONU, Volkan Bozkir, dijo que el organismo de 193 miembros se reuniría el jueves para discutir la situación a pedido de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) y la Liga Árabe.

La violencia del lunes siguió a los comentarios del domingo de Netanyahu de que no estaba planeando un fin "inmediato" a los mortíferos ataques aéreos en Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúne con la policía fronteriza israelí en Lod, cerca de Tel Aviv, el 13 de mayo de 2021.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúne con la policía fronteriza israelí en Lod, cerca de Tel Aviv, el 13 de mayo de 2021.

Habló el mismo día en que los aviones de combate israelíes arrasaron tres edificios y mataron al menos a 42 personas, el ataque más mortífero en el último ronda de violencia entre Israel y Hamas.

El domingo temprano, Hamas lanzó cohetes desde áreas civiles en Gaza hacia áreas civiles israelíes. Uno golpeó una sinagoga en Ashkelon, una ciudad del sur, horas antes de los servicios vespertinos de la festividad judía de Shavuot. No se reportaron heridos.

En un discurso televisado flanqueado por su ministro de defensa y rival político, Benny Gantz, en una muestra de unidad, Netanyahu le dijo al estado judío el domingo que los ataques continuaban con "toda su fuerza" y que "llevarán tiempo".

El primer ministro israelí defendió la destrucción el sábado de un edificio de 12 pisos en la ciudad de Gaza donde se encontraban las organizaciones de noticias The Associated Press y Al-Jazeera, así como apartamentos y otras oficinas.

El propietario del edificio recibió una advertencia por teléfono del ejército israelí una hora antes del ataque, y el personal de AP y otros ocupantes del edificio evacuaron el edificio de inmediato. Netanyahu dijo que nadie resultó herido en el ataque. Al-Jazeera continuó transmitiendo los ataques aéreos mientras el edificio colapsaba.

El líder israelí dijo que el edificio, además de albergar las oficinas de los medios de comunicación, albergaba la "oficina de inteligencia de la organización terrorista palestina".

"Es un objetivo perfectamente legítimo", sostuvo.

El edificio de al-Jalaa que alberga las oficinas de medios de Associated Press (AP) y Al Jazeera es impactado por un ataque aéreo israelí en la ciudad de Gaza, el 15 de mayo de 2021.
El edificio de al-Jalaa que alberga las oficinas de medios de Associated Press (AP) y Al Jazeera es impactado por un ataque aéreo israelí en la ciudad de Gaza, el 15 de mayo de 2021.

Sally Buzbee, editora ejecutiva de AP, pidió el domingo una investigación independiente del ataque aéreo.

Dijo que las oficinas de AP habían estado en ese edificio durante años y nunca había habido indicios de que Hamas pudiera estar allí.

"Estamos en una situación de conflicto", dijo Buzbee. “No tomamos partido en ese conflicto. Escuchamos a los israelíes decir que tienen pruebas. No sabemos cuál es esa evidencia".

Por separado, cientos de personas salieron a las calles el domingo en el Líbano para protestar por la ofensiva israelí en Gaza.

El último estallido de enfrentamientos comenzó el lunes pasado después de los conflictos en el este de Jerusalén el mes pasado. Los enfrentamientos palestinos con la policía estallaron en respuesta a las tácticas de la policía israelí durante el mes sagrado musulmán del Ramadán y los colonos judíos amenazaron con desalojar a decenas de familias palestinas. Un punto focal de los disturbios fue la Mezquita Al-Aqsa, ubicada en un complejo en la cima de una colina que es venerado tanto por musulmanes como por judíos.

Biden llamó a Netanyahu el sábado y dijo que condenaba los ataques con cohetes de Hamas y reafirmó su apoyo al derecho de Israel a defenderse de Hamas y otros grupos terroristas. El líder estadounidense también expresó su preocupación por la seguridad de los periodistas y la necesidad de garantizar su protección, según una lectura de la llamada de la Casa Blanca.

Biden también habló por teléfono con el presidente palestino Mahmoud Abbas, su primera conversación desde que Biden asumió la presidencia de Estados Unidos en enero.

Hady Amr, subsecretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Israel y Asuntos palestinos, estaba en Israel y tenía previsto reunirse con los líderes israelíes el domingo, luego con funcionarios palestinos en Cisjordania, para encontrar una "calma sostenible", dijo el Departamento de Estado.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG