Enlaces para accesibilidad

Represión a protestas en Myanmar ha dejado más de 80 muertos desde el jueves, según informes


Manifestantes marchan para protestar contra el golpe militar de febrero en Rangún, Myanmar, el domingo 11 de abril de 2021. La pancarta dice: "Absolutamente no dictadura".

La ONU exhortó el sábado a terminar la violencia "de inmediato" y llamó a las fuerzas de seguridad a atender a los heridos.

Los manifestantes antigolpistas en Myanmar salpicaron pintura roja en las calles de Rangún el domingo, simbolizando la sangre derramada por los críticos de la población civil contra el gobierno desde que las fuerzas de seguridad comenzaron una represión letal para reprimir su movimiento.

Los transeúntes aplaudieron y tomaron folletos mientras el pequeño grupo caminaba por el área de Tamwe en la ciudad, portando una pancarta denunciando la toma de posesión militar a principios de febrero.

"Absolutamente no dictadura", decía la pancarta.

Manifestantes lanzaron pintura roja en viviendas y calles en tributo a sus compañeros muertos durante las protestas contra el golpe militar de febrero. Rangún, Myanmar, domingo 11 de abril de 2021.
Manifestantes lanzaron pintura roja en viviendas y calles en tributo a sus compañeros muertos durante las protestas contra el golpe militar de febrero. Rangún, Myanmar, domingo 11 de abril de 2021.

Informes desde Myanmar dicen que al menos 82 personas murieron en un día en una ofensiva de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes a favor de la democracia.

La cifra de muertos del viernes en Bago es la mayor en un día en una sola ciudad desde el 14 de marzo, cuando poco más de 100 personas murieron en Rangún.

El recuento preliminar fue compilado por la Asociación de Asistencia a Presos Políticos.

El sitio de noticias en línea Myanmar Now también informó que 82 personas habían sido asesinadas, citando una fuente anónima involucrada en los rescates caritativos.

Myanmar Now y otros medios locales dicen que los cuerpos fueron recogidos por el ejército y arrojados a los terrenos de una pagoda budista.

Myanmar Now dice que los residentes de Tamu utilizaron rifles de caza para tender una emboscada a un convoy militar, matando a tres soldados.

La Organización de las Naciones Unidas dijo en un comunicado el sábado que recibió informes de que se utilizó artillería pesada contra civiles en Bago y que las personas heridas no estaban recibiendo tratamiento médico.

"La violencia debe terminar de inmediato", dijo el comunicado de la ONU. “Hacemos un llamado a las fuerzas de seguridad para que permitan que los equipos médicos atiendan a los heridos”.

Con información de AP y VOANews

XS
SM
MD
LG