Enlaces para accesibilidad

Grupo ligado a al-Qaeda, encargado de la seguridad en Kabul


Combatientes talibanes patrullan en Kabul, el 19 de agosto de 2021, mientras miembros de la red Haqqani, un grupo con una asociación de larga data con al-Qaeda, se encarga de la seguridad en la capital afgana.

Los talibanes prometieron moderación y mantenerse alejados de los grupos terroristas. Pero ahora han puesto a la red Haqqani, con vínculos yihadistas, a cargo de la seguridad de la capital del país.

Funcionarios de inteligencia occidentales expresaron su preocupación por la asignación por parte de los talibanes de altos responsables de la red Haqqani, considerada de línea dura y con vínculos con grupos yihadistas extranjeros, para que se hagan cargo de la seguridad de la capital afgana, Kabul.

La asignación de la red Haqqani para garantizar la seguridad en la capital abre interrogantes sobre si los talibanes cumplirán con sus promesas realizadas durante las conversaciones de paz en Qatar de moderación y de no volver a permitir que al-Qaeda, con la cual tienen una vieja relación, use el territorio del país para organizar ataques terroristas contra países occidentales.

El Departamento del Tesoro de los EE.UU. designó a Khalil al-Rahman Haqqani como terrorista global en febrero de 2011, ofreciendo una recompensa de 5 millones de dólares por información que condujera a su captura. También está incluido en la lista de terroristas de las Naciones Unidas.

"El hecho de que tengamos a Khalil al-Rahman Haqqani a cargo de la seguridad de Kabul es desalentador", dijo un funcionario de inteligencia británico a la Voz de América bajo condición de anonimato. "El Haqqani y al-Qaeda tienen una larga historia juntos, se podría argumentar que están entrelazados y es muy poco probable que corten los lazos".

El diplomático británico retirado Ivor Roberts le dijo a la VOA que asignar miembros de la red Haqqani para supervisar la seguridad de Kabul es similar a "poner al zorro a cargo de un gallinero".

Durante el levantamiento contra las fuerzas ocupantes rusas en En la década de 1980, la red Haqqani fue el primero de los grupos insurgentes antisoviéticos en dar la bienvenida a combatientes musulmanes extranjeros. Entre ellos estaba Osama bin Laden, que se entrenó en un campamento dirigido por Haqqani.

Cuando Bin Laden formó al-Qaeda en la década de 1990, los dos grupos formaron una asociación y, según Don Rassler y Vahid Brown, autor del libro 'Fountainhead of Jihad', evolucionaron juntos.

La red Haqqani y al-Qaeda organizaron campos de entrenamiento conjuntos en la región de Waziristán del Norte de Pakistán después de la invasión estadounidense, y según el autor Peter Bergen en el libro 'The Battle for Tora Bora', la Red Haqqani ayudó a bin Laden a escapar de Afganistán cuando las fuerzas estadounidenses se estaban acercando en 2001.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG