Enlaces para accesibilidad

La pandemia empeora las perspectivas de recuperación laboral mundial


Un cliente empuja su carrito junto a los estantes vacíos en una tienda de Sainsbury's durante el brote de COVID-19, en Harpenden, Reino Unido, el 18 de marzo de 2020.

Los datos obtenidos por la Organización Internacional del Trabajo apuntan a una lenta recuperación en las ofertas laborales tras la pandemia.

Nuevas cifras de la Organización Internacional del Trabajo de la ONU indican que el mercado laboral mundial está tardando en recuperarse de la pandemia de COVID-19, y que las economías de los países de menores ingresos están en peor situación que las de los países más ricos.

A principios de este año, los economistas de la OIT habían anticipado una recuperación débil pero constante en el mercado laboral mundial. Sin embargo, reconocen que este relativo optimismo ahora se ha desvanecido debido a las nuevas olas de la pandemia y a una recuperación económica más lenta de lo esperado.

Con base en sus hallazgos, la agencia de la ONU ahora proyecta que la cantidad de horas globales trabajadas este año estará un 4,3% por debajo de los niveles prepandémicos. Esto equivale a una pérdida de 125 millones de puestos de trabajo a tiempo completo.

El Director General de la OIT, Guy Ryder, asegura que aún es más preocupante lo que él ve como la recuperación a dos velocidades entre los países de ingresos más altos y los de ingresos más bajos.

“Esto se refleja en el hecho de que los países de ingresos más altos, con más recursos, lograron recuperarse en 2021 al menos en cierta medida, mientras que los países de ingresos más bajos continúan sufriendo muy gravemente la pandemia. La pandemia también ha exacerbado las desigualdades entre países como dentro de ellos”, expresó en declaraciones a los medios.

Ryder culpa de esta creciente divergencia a las diferencias en el despliegue de las vacunas COVID-19 y los paquetes de estímulo fiscal. Dice que el ritmo de recuperación de cada nación depende en gran medida de su capacidad para vacunar a su población, pero también dependerá de la capacidad de los países para proporcionar un colchón financiero para proteger a los trabajadores y empresas del impacto económico de la pandemia.

“En los países de ingresos bajos y medianos, se espera que las restricciones fiscales y el lento progreso de la vacunación sigan obstaculizando el progreso. Y sin apoyo financiero y técnico concreto, persistirá la gran divergencia entre países desarrollados y en desarrollo”, insistió.

La OIT informa que las perspectivas de recuperación del mercado laboral para el resto del año siguen siendo débiles e inciertas. Ryder dice que ningún país o región saldrá solo de esta crisis. Dice que el único camino sostenible para salir de este dilema socioeconómico y de salud es que todas las naciones trabajen juntas.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG