Enlaces para accesibilidad

La pandemia sigue retrasando la reactivación económica en Bolivia


Trabajadoras de mercados y restaurantes reciben la vacuna contra ell COVID-19 en La Paz, Bolivia, el 10 de agosto de 2021. [Foto: Reuters]

Los sectores productivos de Bolivia tratan de recuperar su normalidad con un lento avance condicionado a las vacunaciones y las políticas de gobierno para la reactivación económica.

Aunque el gobierno de Luis Arce ha anunciado la reactivación económica en Bolivia como una de sus prioridades, los sectores expresan preocupación por la persistencia del desempleo y la amenaza latente de una nueva ola de COVID-19 que podría afectar la dinámica productiva.

En una entrevista con la Voz de América, el presidente de las Entidades Empresariales de Cochabamba, Luis Laredo, reclamó que hasta ahora no ha habido un acercamiento del gobierno central al sector privado para plantear estas preocupaciones.

“Es importante que el gobierno se dé cuenta que debe reunirse con el sector privado, porque genera la mayor cantidad de empleos, es el que paga impuestos y el que trae divisas al país”, dijo Laredo.

Según Vivian Cardona, presidenta de la Asociación de Empresarios Gastronómicos, se han generado algunas políticas de reactivación desde el gobierno y hay cierta normalidad con la ampliación de los horarios de atención, pero el movimiento sigue siendo lento porque la población está preocupada por la pandemia.

“No estamos exentos todavía de una nueva propagación masiva, tenemos una vacunación muy lenta y debemos acelerar este proceso”.

Trabajadoras de mercados y restaurantes reciben la vacuna contra ell COVID-19 en La Paz, Bolivia, el 10 de agosto de 2021.
Trabajadoras de mercados y restaurantes reciben la vacuna contra ell COVID-19 en La Paz, Bolivia, el 10 de agosto de 2021.

A propósito de la inmunización, el ministro de Salud, Jeyson Auza, explica que hay regiones que no han alcanzado niveles de vacunación aceptables y por eso se están considerando nuevas estrategias, razón por la que se descarta por ahora la aplicación de una tercera dosis contra el COVID-19.

“Tenemos 5 millones de vacunas y tenemos un gran porcentaje de la población que aún no ha recibido ni la primera ni la segunda dosis. Entonces, ¿cómo podemos pensar en una tercera dosis cuando no hemos aplicado ni la primera ni la segunda?”, dijo Auza.

Para que los sectores afectados por el COVID-19 entren en un ritmo de reactivación sólido es necesario también que el proceso de inmunización avance de manera óptima, aseguran los expertos, ya que las proyecciones de crecimiento de este año anticipan que a la economía boliviana le tomará tiempo regresar a su nivel de producción tras la crisis de la pandemia.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG