Enlaces para accesibilidad

Piden más tiempo en el caso del exfuncionario mexicano acusado de narcotráfico


Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México, está acusado de cuatro delitos relacionados con el falso testimonio y el tráfico de cocaína.

La Fiscalía de Estados Unidos y los abogados de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México, solicitaron al juez Brian Corgan sesenta días de plazo entre la audiencia que se celebre el próximo martes y la siguiente.

La razón que argumentan ambas partes para solicitar dicha petición radica en la “voluminosa evidencia” que se va a presentar por este caso debido a su complejidad.

Está previsto que el magistrado, que el vienes recibió por carta esta solicitud, apruebe o no este plazo durante la audiencia programada para el martes 21 de enero en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, el mismo lugar donde se celebró el juicio contra el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera –“El Chapo”-.

De hecho, el nombre de García Luna había aparecido en varias ocasiones durante el proceso contra el narcotraficante mexicano.

El fiscal federal encargado del caso, Richard P. Donoghue, confirmó que toda la documentación que se debe mirar contiene información y datos de casi dos décadas, y debe ser analizada exhaustivamente. Por esa razón, ha instado al juez Corgan que lo catalogue como “caso complejo”.

El gobierno de Estados Unidos acusa a Genaro García Luna de cuatro delitos: tres por conspirar para traficar cocaína y uno por falso testimonio.

Entre 2001 y 2012, según la acusación, habría aceptado sobornos a cambio de proteger al cártel de Sinaloa para que pudieran desarrollar sus actividades ilícitas. Se da el caso, que durante ese tiempo, el exfuncionario del gobierno del expresidente Felipe Calderón estuvo al frente de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y después ocupó el puesto de Secretario de Seguridad Pública en México.

En caso de llegar a un arreglo con la fiscaía y declararse culpable el exsecretario mexicano García Luna podría evitar la cadena perpetua, la pena máxima a la que se podría enfrentar de acuerdo a los delitos que se le imputan.

De ser hallado culpable, la pena mínima obligatoria es de 10 años. Aun así, el abogado defensor, Juan Pablo Morillo, ya anunció que su cliente no tiene la intención de declararse culpable en el proceso por corrupción y narcotráfico que enfrenta en Estados Unidos.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG