Enlaces para accesibilidad

¿Qué opinan expertos del fallo de La Haya sobre disputa marítima entre Colombia y Nicaragua?


La Corte Internacional de Justicia (CIJ), principal órgano judicial de la ONU, emite su Sentencia en el caso sobre Alegadas Violaciones de Derechos Soberanos y Espacios Marítimos en el Mar Caribe (Nicaragua v. Colombia). Cortesía La Haya

La Corte Penal de Justicia dirimió el jueves acerca del litigio marítimo entre Nicaragua y Colombia.

El fallo de la Corte Internacional de Justicia a favor de Nicaragua en un caso de derechos marítimos contra Colombia genera reacciones encontradas de expertos en ambos países.

La Corte Internacional de La Haya señaló que Colombia violó "la soberanía y la jurisdicción” de Nicaragua en su propia Zona Económica Exclusiva (ZEE), en el mar Caribe, al autorizar actividades de pesca en aguas nicaragüenses e interferir en la investigación marítima.

El organismo judicial, además, dictaminó que Colombia debe "cesar de inmediato" su conducta de patrullajes e intentos por controlar la pesca en zonas que, según el tribunal, están dentro del área económica.

Nicaragua gana demanda contra Colombia en la Corte de La Haya
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

Un elemento a favor de Colombia: su Armada puede tener presencia en la zona

El excanciller y exnegociador del litigio entre Colombia y Nicaragua, Julio Londoño Paredes, destacó que la Corte Internacional de Justicia en su fallo rechazó el trazado de unas líneas de bases rectas frente a la Costa nicaragüense, con lo que Managua quería extender su jurisdicción marítima más allá de las 200 millas. El decreto mediante el cual Nicaragua trazó estos límites fue rechazado por la Corte.

Londoño resaltó que la Corte también aceptó que el gobierno de Colombia tiene derecho a establecer alrededor de todas las islas y de los cayos del archipiélago una zona contigua de 12 millas adicionales a la misma cifra estipulada de su mar territorial, pero Colombia debe hacer una revisión cuidadosa de esa zona contigua de tal manera que quede absolutamente en armonía con el derecho internacional.

Londoño Paredes explicó a la Voz de América que “lo que viene ahora por parte de Nicaragua es rectificar el decreto que expidió sobre las líneas de bases rectas tratando de extender su jurisdicción marítima más allá de lo que estaba señalado, sería rectificar y modificar ese decreto”.

Colombia seguramente también hará una rectificación de la zona contigua que ha dispuesto, tendrá que hacer unos ajustes de tal manera que se ciñan exactamente a eso, explicó el experto.

Londoño Paredes concluyó que a su juicio el fallo de la Corte no fue bueno para Colombia, pero tampoco para Nicaragua. “La corte señaló que Colombia ha violado la soberanía de Nicaragua y que Nicaragua también hizo lo mismo al trazar las líneas de bases rectas, por lo cual las partes deben ajustar y cumplir”.

Carlos Gustavo Arrieta, ex Procurador General de la Nación, y agente del equipo negociador de Colombia, considera que el balance de Colombia es altamente positivo y el fallo para Colombia es un logro importante.

“Nuestro país sacó adelante la mayoría de las pretensiones que se fijó. Se logró que la Corte desestimara la posición de Nicaragua de que la presencia de la Armada Nacional era una amenaza para el país centroamericano, lo que le permitirá seguir haciendo presencia en la zona”, explicó.

Además, sostuvo que la Corte aceptó que Colombia puede hacer presencia para la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad. También se logró que Nicaragua tenga que corregir el decreto mediante el cual fijo líneas rectas como base para fijar los límites, lo que le permitía ampliar su territorio marítimo.

Así mismo, reiteró como positivo que la Corte dio vía libre para que Colombia ampliara 12 millas adicionales a la misma cifra establecida para mantener la indivisibilidad del archipiélago, el cual se vio afectado por el fallo del 2012, acotó.

Candidatos a la presidencia

Mientras que Federico Gutiérrez, candidato a la presidencia por el Equipo Por Colombia, señaló que cualquier delimitación de Colombia debe hacerse mediante un tratado y ratificarse en el congreso por ser una democracia.

Gustavo Petro del Pacto Histórico, sostuvo que hay que sentarse con Nicaragua para buscar acuerdos y salidas a este tipo de conflictos.

Entre tanto, Sergio Fajardo del movimiento Esperanza Colombia, sostuvo que Colombia tiene que hacer todos los esfuerzos diplomáticos para que los derechos ancestrales de las comunidades raizales no se pierdan y para ello tenemos que buscar un tratado con Nicaragua, gustenos o no nos guste el gobierno de Ortega.

Por su parte Ingrid Betancourt, candidata del partido Verde Oxígeno, señaló que “el fallo de la Corte pone a Colombia en la situación que sabía, y es que tenemos que negociar con Nicaragua… y lo único que no es negociable es que nuestros buques estén patrullando nuestras aguas territoriales y nuestra Zona Económica Exclusiva”.

El candidato Rodolfo Hernández aseguró que “los malos gobiernos no supieron defender ni siquiera nuestro mar, por eso nos quitaron 70.000 millas (sic) de mar donde pescaban los raizales de San Andrés”.

“Triunfo a favor de la soberanía” de Nicaragua

En Nicaragua, por su parte, expertos y legisladores consideran que el fallo respalda la soberanía nicaragüense y los derechos territoriales del país.

“La sentencia de la CIJ indiscutiblemente es un triunfo a favor de la soberanía territorial de Nicaragua, de sus derechos y recursos naturales”, dijo a la VOA Julio Icaza Gallard, exrepresentante de Nicaragua en las Naciones Unidas y experto en derecho internacional.

De los ocho puntos resolutivos —que ninguno obtuvo una votación unánime—seis fueron favorables a Nicaragua, explicó el experto.

“Colombia deberá tomar las medidas que estime pertinentes para adecuar los decretos creadores y reguladores de la ‘zona contigua integral’ y adecuarlos a lo que disponen el derecho internacional consuetudinario y la sentencia de 2012.”, añadió.

En el 2012 la Corte ratificó la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés —en el mar Caribe— y entregó a Nicaragua 76.000 kilómetros cuadrados de la zona marítima de Colombia. El gobierno de Colombia creo entonces la zona Contigua Integral, medida que le permitió a Colombia ejercer su jurisdicción en aguas del archipiélago como un todo y no como territorios inconexos.

“Esperemos que se dé cumplimiento al fallo de 2012 y a esta nueva sentencia y que, dada la proximidad de las elecciones generales en ese país, será responsabilidad de quien le suceda en la Presidencia”, señaló Icaza.

El legislador Wilfredo Navarro, por su parte, expresó en una sesión en la Asamblea Nacional que la sentencia en La Haya “marca un hito histórico, trascendental que además está pendiente de su cumplimiento de las potencias”.

“Colombia está tratando nuevamente de desconocer ese derecho soberano que reconoce La Haya (…) ellos que en el pasado han hablado de respeto a los derechos humanos son los primeros en violentarlos al desconocer un fallo internacional”, argumentó el congresista.

“El fallo de la CIJ como siempre es un acto de derecho internacional con validez para las partes y de estricto cumplimiento, algo que Colombia no ha hecho desde el fallo anterior de 2012”, agregó Navarro.

Para el experto en temas de defensa y geopolítica basado en Washington DC Wilder Alejandro Sánchez, el veredicto es una “derrota para Colombia”, ya que estipula que el país ha violado los derechos soberanos de Nicaragua.

“Esto afectará de manera negativa la imagen de Colombia a nivel internacional ya que, obviamente, ahora Nicaragua puede argumentar que hasta una Corte internacional está de acuerdo que Colombia ha violado la soberanía marítima nicaragüense”, explicó el analista.

Un punto también a subrayar es que el veredicto no usa la palabra “compensaciones”, señaló Sánchez, por lo que se entiende que la Corte no ordenó a Colombia pagar por las violaciones de las que la acusa.

“Hubiera sido muy humillante que, una década después de perder territorio marítimo, ahora tenga que pagar por aparentes violaciones en contra de buques nicaragüenses”, argumentó.

Otro experto en derecho internacional de Nicaragua mencionó a la VOA bajo el anonimato que fallo de la CIJ como siempre es un acto de derecho internacional con validez para las partes y de estricto cumplimiento.

"Algo que Colombia no ha hecho desde el fallo anterior de 2012. En este caso, no se tocaría nada de la delimitación marítima y soberanía de las Islas, el siguiente caso que todavía falta por finalizar estaría definiendo el tema de la extensión del mar territorial a favor de Nicaragua", expresó.

En tanto Daniel Ortega en una comparencia pública aplaudió el fallo de la Corte pero acusó a Colombia de no querer acatar la sentencia y aseguró que contrario a ello su presidente, Iván Duque "lo que hizo fue insultar, agredir a Nicaragua".

"¿Qué les hace ser tan retadores?, porque ahí están retando a la máxima autoridad que tienen los pueblos del mundo para dilucidar este tipo de problemas que es la Corte Internacional de Justicia de la Haya, y se están portando igual de quienes son sus grandes protectores, quienes tienen instaladas las bases ahí en Colombia, los gobernantes norteamericanos", criticó Ortega.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG