Enlaces para accesibilidad

Reino Unido podría unirse al Fondo Amazonia para ayudar a Brasil a controlar deforestación


Una zona quemada del bosque tropical de la Amazonia en Prainha, en el estado de Pará, Brasil, en una foto del 23 de noviembre de 2019. La amazonia ha perdido el 10% de su vegetación autóctona en 4 décadas.

El Fondo Amazonia fue congelado por el gobierno de Jair Bolsonaro, pero reabierto el lunes por el nuevo presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El Reino Unido está considerando unirse al Fondo Amazonia de 1.000 millones de dólares reabierto por el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva para financiar la sostenibilidad en la selva tropical, dijo la ministra británica de Medio Ambiente, Therese Coffey.

"Es algo que estamos considerando seriamente", dijo Coffey a Reuters el lunes en Brasilia, donde asistió a la investidura de Lula en la jornada anterior.

La ministra sostuvo que el gobierno británico ya estaba en conversaciones con los actuales socios del fondo, Noruega y Alemania, que donaron 1.200 millones de dólares para crear la iniciativa.

El fondo fue congelado por el gobierno ultraderechista de Jair Bolsonaro, alegando irregularidades entre los proyectos administrados por oenegés sin ofrecer ninguna prueba.

Una de las primeras decisiones de Lula al asumir el cargo fue revocar las políticas de Bolsonaro que debilitaron la protección medioambiental y ayudaron a contribuir a la deforestación, que alcanzó su nivel más alto en 15 años, incluida una medida que fomentaba la minería en tierras indígenas protegidas.

La Amazonía en peligro: los delitos ambientales que la amenazan
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:08 0:00

Lula también reabrió el Fondo Amazonia.

El Reino Unido ya es el tercer mayor colaborador de Brasil en materia de medio ambiente, habiendo comprometido más de 250 millones de libras (300 millones de dólares) de su fondo piloto internacional, dijo la funcionaria, que se reunió con la ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, el ministro de Agricultura, Carlos Favaro, y la ministra de Pueblos Indígenas, Sonia Guajajara.

Las comunidades indígenas fueron especialmente golpeadas por la minería ilegal que avanzó junto a la deforestación en la Amazonia bajo el gobierno de Bolsonaro.

"Veo el deseo y la intención de revertir eso", dijo.

Coffey añadió que el gobernador de Pará, Helder Barbalho, la había invitado a visitar su vasto estado amazónico para ver proyectos en la selva, que ella nunca había experimentado antes.

"Espero que me cambie la vida", afirmó.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG