Enlaces para accesibilidad

Isla Conejo enfrenta a los presidentes de Honduras y El Salvador


Soldados del Ejército y miembros de la Base Naval de Honduras se dirigen a la Isla Conejo -120 kms al sur de Tegucigalpa- para izar la bandera nacional, el 1 de septiembre de 2021.

Los mandatarios de ambos países intercambiaron mensajes en sus cuentas de Twitter. El hondureño Juan Orlando Hernández lanzó una advertencia, el salvadoreño Nayib Bukele respondió con burlas.

Las tensiones históricas entre Honduras y El Salvador por los 0,5 km2 que componen la isla Conejo, en el golfo de Fonseca, se han avivado y la disputa quedó patente en las cuentas de Twitter de los mandatarios de ambos países.

El martes, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dio a conocer en su cuenta oficial de la aprobación en Consejo de Ministros de un decreto ejecutivo que “reafirma la soberanía nacional en los espacios que le corresponden a Honduras” en el Golfo de Fonseca, refiriéndose expresamente a la isla Conejo.

En el mensaje, también advertía que el decreto buscaba un “plan de paz y desarrollo sustentable”; sin embargo, aclaró que su gobierno está dispuesto a defender su “soberanía nacional ante cualquier amenaza contra los espacios terrestres, marítimos y aéreos de Honduras”.

“Isla Conejo es territorio hondureño y punto. Ahí no hay discusión", zanjó.

Los comentarios de Hernández tuvieron eco un par de horas después, cuando el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, le respondió con un meme y le ofreció una golosina.

La isla Conejo ha sido objeto de una larga controversia diplomática entre El Salvador y Honduras, que desde inicios de los años 80 se disputan las 50 hectáreas o 0,5 km2 que la componen.

El desacuerdo por a quién pertenece la isla llegó a la Corte de Justicia Internacional (CIJ) en 1992, que resolvió una disputa de límites en la zona, pero El Salvador sigue alegando que el fallo no mencionó claramente a la isla y alega que fue ocupado ilegalmente por Honduras en 1982.

En un comunicado de prensa el mandatario hondureño aclaró que la aprobación del decreto se dio "ante la existencia de voces disonantes que surgen" más allá de sus fronteras.

Hernández volvió a tuitear que “el Golfo de Fonseca no volverá a ser objeto de conflictos sino de unidad entre naciones y campo fértil para que los pueblos puedan beneficiarse con más recursos. Será una gran oportunidad de inversión por el potencial económico y turístico de la región”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG