Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Rusia y Ucrania continúan en guerra tras reunión internacional en Suiza sin avances significativos


Daniel Egger coloca la bandera de Suiza durante los preparativos finales de la Cumbre sobre la paz en Ucrania, en Stansstad, al sur de Lucerna, el 13 de junio de 2024.
Daniel Egger coloca la bandera de Suiza durante los preparativos finales de la Cumbre sobre la paz en Ucrania, en Stansstad, al sur de Lucerna, el 13 de junio de 2024.

Las batallas entre Rusia y Ucrania continúan después que la reunión internacional anunciada como un primer paso hacia la paz concluyera con pocos avances diplomáticos para poner fin al conflicto.

La esperanza de una resolución pacífica del conflicto entre Rusia y Ucrania se desvanece luego de que una reunión internacional, presentada como un primer paso hacia la paz, concluyera sin lograr avances diplomáticos sustanciales.

La ausencia de Rusia y China en la conferencia de dos días celebrada en Suiza el fin de semana, así como la decisión de algunos países clave (incluidos India, Arabia Saudita, Sudáfrica y México) de no firmar el documento final de la reunión del domingo significaron que la reunión tuvo poco para mostrar más allá de cierta buena voluntad y promesas de seguir trabajando por la paz después de más de dos años de guerra.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el lunes que el resultado de la conferencia fue "cercano a cero".

En la rueda de prensa diaria se le preguntó a Peskov si el hecho de que países como Hungría, Serbia y Turquía hubieran participado en la reunión y firmado la declaración arruinaría las relaciones de Rusia con ellos.

"No, esto no los perjudicará. Por supuesto, tendremos en cuenta la posición que han adoptado estos países, esto es importante para nosotros y continuaremos explicándoles nuestro razonamiento", dijo Peskov.

"Muchos de ellos, y este fue el punto de vista común sobre este evento, confirmaron su comprensión de la ausencia de perspectivas para discusiones serias y sustanciales sin la presencia de nuestro país...”

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, que está tratando de alinear a los países detrás de su versión de cómo debería ser un eventual acuerdo de paz, dijo que las reuniones internacionales de asesores y ministros de gobierno darían seguimiento a las conversaciones y sentarían las bases para una segunda reunión en algún momento futuro.

Casi 80 países aprobaron el comunicado final que cubre medidas hacia la seguridad nuclear, la seguridad alimentaria y la liberación de prisioneros y deportados, incluidos miles de niños secuestrados por Rusia.

No resolvió la cuestión fundamental, y aparentemente intratable, por ahora: la tierra ucraniana ocupada por fuerzas invasoras rusas.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el viernes pasado que ordenaría un alto el fuego inmediato en Ucrania si las fuerzas de Kiev se retiraban de las cuatro regiones ucranianas que Rusia anexó ilegalmente en 2022 y Kiev abandonaba su intento de unirse a la OTAN.

Sus otras condiciones para poner fin a la guerra incluían que Ucrania reconociera Crimea, una península en el Mar Negro que Moscú anexó ilegalmente en 2014, como parte de Rusia; restricciones al ejército ucraniano; y mantener el estatus no nuclear de Ucrania.

Kiev rechazó esas propuestas por considerarlas “absurdas”.

Zelenskyy presentó anteriormente una fórmula de paz de 10 puntos que, entre otras cosas, exige la expulsión de todas las fuerzas rusas de Ucrania y la rendición de cuentas por crímenes de guerra. Moscú rechazó esas propuestas.

El Instituto para el Estudio de la Guerra, un grupo de expertos con sede en Washington, dijo que Putin “es poco probable que esté interesado en negociaciones de buena fe en el futuro previsible”, porque cree que eventualmente ganará la guerra.

Mientras tanto, Ucrania, tras quedarse sin municiones debido a los retrasos en las entregas de la ayuda militar occidental prometida, busca resistir el ataque ruso en las zonas orientales del país hasta que mejoren sus perspectivas.

Aunque la afluencia de municiones occidentales ha reducido la evidente desventaja de artillería de Kiev, las fuerzas de Moscú todavía están ganando terreno a lo largo de la serpenteante línea del frente y probablemente continuarán haciéndolo durante el verano, cuando el terreno más seco y los días más largos sólo ayudarán en su avance.

Ucrania todavía está a la defensiva en la región de Donetsk, lo que permitió a las fuerzas de Moscú infligir grandes pérdidas durante las rotaciones de tropas ucranianas y las acercó a rutas cruciales de suministro de Ucrania.

Kiev ha recurrido a una estrategia de doblarse pero no romperse para ganar tiempo hasta que pueda llevar más armas y municiones occidentales al frente. Al ceder parte del territorio, Ucrania ha podido luchar desde posiciones mejor defendidas, según altos líderes militares, oficiales en el campo y analistas ucranianos.

[Con información de The Associated Press y Reuters]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG