Enlaces para accesibilidad

Los talibanes dan la bienvenida a la ayuda, pero rechazan las críticas al gobierno interino


Las mujeres afganas desplazadas internamente, que huyeron de la provincia del norte debido a la batalla entre talibanes y fuerzas de seguridad afganas, se reúnen para recibir alimentos gratuitos ded manos de hombres chiítas en Kabul el 13 de agosto de 2021.

El gobierno interino de los talibanes fue dado a conocer hace una semana. Han aceptado recibir la ayuda internacional, pero rechazan las críticas de la comunidad internacional respecto a los derechos humanos.

Los talibanes aplaudieron el martes a la comunidad internacional por prometer cientos de millones de dólares en asistencia de emergencia a Afganistán, pero rechazaron las críticas de Estados Unidos y otros países a su gobierno interino tras haber sido instalado hace una semana.

En declaraciones a los periodistas en Kabul, el ministro de Relaciones Exteriores interino del gobierno talibán, Amir Khan Muttaqi, prometió que el grupo se asegurará de que la ayuda llegue a quienes la necesiten de una "manera completamente transparente".

Amir Khan Muttaqi, canciller interino del gobierno talibán.
Amir Khan Muttaqi, canciller interino del gobierno talibán.

Décadas de conflicto, sequía severa y la pandemia de coronavirus han llevado al país ya empobrecido al borde del abismo. Las condiciones han empeorado desde que los talibanes regresaron al poder el mes pasado cuando las tropas aliadas estadounidenses y occidentales se retiraron y la ayuda exterior se agotó.

La semana pasada, el grupo islamista anunció un gobierno interino en Kabul.

En una conferencia internacional celebrada el lunes en Ginebra, los donantes prometieron más de mil millones de dólares en asistencia para ayudar a alivia la crisis humanitaria que enfrenta el país. Las Naciones Unidas advirtieron que la economía afgana está al borde del colapso y que millones de personas pronto podrían quedarse sin alimentos.

"El pueblo afgano necesita ayuda desesperadamente, pero esta ayuda humanitaria no debe estar vinculada a ninguna razón política", insistió Muttaqi. También instó al mundo a descongelar los activos de Afganistán para permitir que Kabul use su propio dinero para evitar un empeoramiento de la crisis humanitaria.

Desde la toma de posesión de los talibanes, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han detenido el acceso del país a la financiación, mientras que Estados Unidos ha congelado miles de millones de dólares en su reserva para Kabul.

Washington y la comunidad internacional, en general, se muestran reacios a reconocer a un gobierno liderado exclusivamente por hombres y exclusivamente por los talibanes, algunos de los cuales están en las listas negras de EE. UU. y de la ONU.

El lunes, el secretario de Estado Antony Blinken reiteró que el compromiso diplomático directo de Washington con cualquier gobierno liderado por los talibanes estará vinculado a si cumple los compromisos de los talibanes de combatir el terrorismo y apoyar los derechos humanos, incluidos los de las mujeres y las minorías.

“El gobierno interino nombrado por los talibanes está muy por debajo de la marca que estableció la comunidad internacional para la inclusión, un gobierno que era ampliamente representativo del pueblo afgano, no solo de los talibanes y su electorado, y que incluía a mujeres. Incluye a muchos miembros clave que tienen antecedentes muy desafiantes”, dijo Blinken.

Muttaqi desestimó esas objeciones por considerarlas “no justas e injustas” y nuevamente dio garantías a la comunidad internacional de que los talibanes defenderán los derechos humanos de todos los afganos de acuerdo con las tradiciones locales “bien establecidas”.

“Nuestro gobierno es totalmente inclusivo. Representa claramente a todos los segmentos de la sociedad afgana. Como todos saben, este es un gobierno interino y pretendemos hacer cambios positivos en él ”, dijo el canciller en funciones. “No permitiremos que nadie ni ningún grupo use nuestro suelo contra ningún otro país”, agregó.

Muttaqi le pidió a Washington que elogiara a los talibanes por permitir que Estados Unidos completara su retirada de tropas y evacuara a más de 120.000 personas antes de la fecha límite del 31 de agosto. “Estados Unidos es un país grande, necesitan tener un gran corazón”, dijo.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, habla con los periodistas en Nueva York, el 18 de junio de 2021.
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, habla con los periodistas en Nueva York, el 18 de junio de 2021.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, al hablar en la conferencia humanitaria del lunes en Ginebra, subrayó la importancia de comprometerse con los talibanes y dijo que creía que la ayuda podría usarse como palanca para presionar al grupo de línea dura para proteger los derechos básicos de los afganos.

"Es imposible proporcionar asistencia humanitaria dentro de Afganistán sin comprometerse con las autoridades de facto", dijo Guterres.

Durante su gobierno anterior de 1996 a 2001, los talibanes introdujeron una interpretación estricta de la ley islámica en el país y aplicaron un sistema de justicia brutal, prohibiendo a las mujeres la vida pública y las niñas de recibir una educación.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG